Ayuda

Nicolás Doria

Biografía

Doria, Nicolás. Nicolás de Jesús María. Génova (Italia), 18.V.1539 – Alcalá de Henares (Madrid), 9.V.1594. Provincial y primer prepósito general de los Carmelitas Descalzos (OCD).

De familia de la burguesía mercantil, tuvo otros cuatro hermanos y seis hermanas. Uno de los hermanos, Ettore, fue también carmelita descalzo en España con el nombre de Tomás de Jesús María.

No se tienen noticias acerca de su juventud y formación.

Se le encuentra en Sevilla en 1567 en el oficio de mercader como tantos otros genoveses. Enfrascado en los negocios, le llega una crisis de conciencia.

Busca consejo de personas prudentes y se decide a dejar su hacienda y comenzar los estudios eclesiásticos superiores de filosofía y teología en el Colegio de los Dominicos de Sevilla. Era administrador del arzobispo de Sevilla, Cristóbal de Rojas y Sandoval, que lo quería retener junto a sí en ese oficio. Doria tenía otras ideas y en Madrid, adonde había ido por cuestiones de su especialidad económica, decidió entrar en la Compañía de Jesús. Pidió el ingreso y se le concedió.

Entretanto volvió a Sevilla, llamado por el arzobispo.

Se hospedó en el convento de los Remedios de los Descalzos Carmelitas, que le permitieron participar en todos los actos de la vida comunitaria. En julio de 1576 se encontró con Santa Teresa en Toledo, y poco después se ordenó de sacerdote en Cádiz.

Vuelto a Sevilla, fue el confesor de frailes y monjas del Carmen Descalzo. Por las Navidades de ese mismo año ya se corre la voz de que Doria se quiere hacer fraile descalzo. De hecho, tomó el hábito de la Orden en marzo de 1577 en Sevilla y allí profesó en le convento de los Remedios el 25 de marzo de 1578.

Al poco tiempo le eligieron vicario del convento. Y al año siguiente fue designado prior de Pastrana. Como prior de este convento, asistió al capítulo de separación de los descalzos, celebrado en Alcalá de Henares en marzo de 1581, saliendo elegido provincial el padre Jerónimo Gracián y primer definidor, Nicolás Doria, que tuvo además un voto para provincial.

Otra vez fue elegido prior de Pastrana en 1582.

En el verano de 1582 fue a Italia con el encargo de conseguir de la Santa Sede la aprobación de las constituciones de los Descalzos y de prestar obediencia al general de la Orden, con el que se entrevistó en Génova.

En 1583 participa Doria en el Capítulo de los Descalzos en Almodóvar del Campo, donde se le confirma el cargo de procurador ante el general de la Orden y la facultad de poder recibir conventos en Italia.

Regresa a Génova, adonde llega en septiembre de ese mismo año. El 1 de diciembre de 1584 se inauguraba el pequeño convento de los Descalzos, dedicado a Santa Ana, el primer convento de los Descalzos fuera de España.

En 1585 se celebra Capítulo provincial en Lisboa.

Termina su mandato el padre Jerónimo Gracián y el 11 de mayo es elegido provincial el padre Nicolás Doria. Se designa a dos religiosos que vayan a Génova a llevar la noticia. Enterado y habiendo aceptado el nombramiento, sale de Génova para España el 7 de agosto, y reabre el 18 de octubre en Pastrana el Capítulo interrumpido en mayo. Se empeña a fondo “en la expansión de la Reforma teresiana y en conseguir la autonomía, en colaboración con la corte de Felipe II” (S. Giordano). Erigida la provincia en Congregación por el papa Sixto V en 1587, Doria es elegido vicario general en 1588. En 1593 en el Capítulo general de la Orden en Cremona se obtiene la completa separación de la antigua Orden del Carmen. Clemente VIII nombra prepósito general de los Descalzos a Doria hasta el próximo capítulo, que convocará para Pentecostés de 1594, 29 de mayo. Mientras se dirige a Madrid para el capítulo, muere en Alcalá de Henares el 9 de mayo.

El gobierno de Doria al frente de la provincia y de la Orden no fue nada fácil y pacífico. En 1587 comenzó a enrarecerse el ambiente. Los puntos de tensión entre ambos, Doria y Gracián, se polarizaban en dos campos bastante precisos: el nuevo modo de gobierno, llamado la Consulta, que quería Doria y que Gracián contradecía y la oposición del mismo Gracián a que se fuesen a cambiar las leyes de las Hijas de Santa Teresa. Se fueron desbordando las cosas, por culpa de unos y otros y Gracián, acusado de mil cosas, evidentemente falsas, y sometido a procesos e interrogatorios infames, terminó por ser expulsado en 1592 del Carmen Descalzo, del que había sido el primer provincial y el preferido por la madre Teresa.

De Doria habla la santa en Fundaciones (30, 5, 12), donde le llama “hombre de mucha perfección y discreción, natural de Génova”. Habla muchas veces de él en su epistolario, se carteó con él y le escribió con alguna frecuencia, conservándose sólo cuatro cartas de la madre.

El estilo de rigor y austeridad impuesto por Doria y acrecido por algunos de sus sucesores fue una herencia pesada para la descalcez carmelitana durante siglos.

Nicolás Doria está enterrado en Pastrana, adonde fueron llevados sus restos desde Madrid en 1627.

 

Obras de ~: Breve tratado en el cual al religioso carmelita descalzo se enseña los puntos necesarios para la perfección, discurriendo por los estados en que puede hallarse, con otros dictámenes prudentes y santos que conducen mucho para la conservación del buen estado de su religión, Biblioteca Nacional de España (BNE), mss. 7726 y 8149 [ed. en F. del Niño Jesús [“Breve tratado...”], en Analecta Ordinis Carmelitarum Discalceatorum (AOCD), 10 (1935), págs. 45-68; ed. crít. de S. Giordano, “Doria Nicolás de Jesús María, OCD (1539-1594)”, en T. Álvarez (dir.), Diccionario de Santa Teresa, Burgos, Monte Carmelo, 2002, págs. 238-259]; “Algunos avisos que ayudarán al novicio, después de profeso para la quietud de su vida y bien espiritual de su alma”, en Instrucción de Novicios descalzos de la Virgen María del Monte Carmelo, Madrid, 1591, fols. 78r.- 82v. (ed. crít. S. Giordano, “Doria Nicolás de Jesús María, [...]”, op. cit., págs. 260-265); Tratado de cambios, en BNE, ms. 13519 (ed. en F. del Niño Jesús, en AOCD, 9 [1934], págs. 175-179; 239-249; ed. crít. de S. Giordano, “Doria Nicolás de Jesús María, [...]”, op. cit., págs. 266-277); Recolección de algunas recreaciones y pláticas provechosas en diversas materias, en BNE, ms. 3163 (ed. S. Giordano, “Doria Nicolás de Jesús María [...]”, en op. cit., págs. 278-292); F. de Jesús Sacramentado, Nuevos avisos del P. Nicolás Doria, Biblioteca del Monestir de Montserrat, ms. 639 [ed. en Ephemerides Carmeliticae, 16 (1965), págs. 426-440 y [Carmelitas Descalzas Salamanca, ms.], págs. 440-442; S. Giordano, op. cit., págs. 293- 308]; M. del Niño Jesús, “Los ‘Avisos para profesos’ y otros escritos del P. Nicolás Doria”, en Revista de Espiritualidad, 26 (1967), págs. 337-345; Carta de N. Doria a María Bautista, Priora de Valladolid, Madrid, 6 de abril de 1586; “Circulares y actos relativos a su gobierno”, en Monumenta Historica Carmeli Teresiani, 3 y 4, Documenta primigenia III-IV, Roma, 1977 y 1985.

 

Bibl.: S. de Santa Teresa, Historia del Carmen Descalzo en España, Portugal y América, t. IV, Burgos, Monte Carmelo, 1937, págs. 103-465, 486-542 y 643-722; S. Giordano, “Nicolò Doria. Una personalità discussa”, en obra miscelánea Nicolò Doria, Itinerari economici, culturali, religiosi, nei secoli xvi-xvii tra Spagna, Genova e l’Europa, t. I, Genova-Roma, 1996, págs. 147-178; S. Marie Morgain, La vie religieuse dans les écrits spirtiuels de Nicolas Doria, t. I, Genova-Roma, 1996, págs. 187-211; E. Pacho, “Nicolás de Jesús María, Doria (1539-1594)”, en Diccionario de San Juan de la Cruz, Burgos, Monte Carmelo, 2000, págs. 1012-1016; S. Giordano, “Doria, Nicolás de Jesús María, OCD (1539-1594)”, op. cit., págs. 878-882.

 

José Vicente Rodríguez, OCD

Relación con otros personajes del DBE

Personajes similares