Ayuda

Blas Antonio Zapino de Villalba

Biografía

Zapino (o Zappino) de Villalba, Blas Antonio. Barcelona, 1728 o 1729 – ?, 1795. Ingeniero director y coronel del Ejército.

Nacía en Barcelona en 1728 o 1729, hijo del ingeniero extraordinario Ignacio Zapino y nieto de otro Blas Antonio Zapino, ingeniero en segunda. La saga de los Zapino se iniciaba con el capitán Blas Antonio Zapino, italiano, que participó en la expedición a Sicilia antes de ser nombrado ingeniero en segunda y pasar destinado a la Península.

En 1747 había cursado estudios de gramática, retórica y filosofía y era nombrado cadete del 2.° Batallón del Regimiento de Infantería de Parma, al tiempo que iniciaba el curso de Matemáticas en la Real Academia de Barcelona.

Un año después, su regimiento marchaba a la guerra de Italia, por lo que Zapino pasaba al Regimiento de Dragones de Mérida, con guarnición en Barcelona, para continuar el curso.

Concluía el curso de matemáticas, así como el de dibujo en 1750. En agosto del mismo año era ascendido a ingeniero delineador con grado de subteniente de Infantería y sueldo de 30 escudos. Se le destinaba a Extremadura.

Nombrado ingeniero extraordinario, con sueldo de 45 escudos, en diciembre de 1753 pasaba con nuevo destino al Principado de Cataluña. En 1760 ascendía a ingeniero ordinario y capitán de Infantería, con sueldo de 65 escudos, y en agosto de 1765 se casaba con Rosa Esteve.

Como teniente coronel e ingeniero en segunda y albacea testamentario del ingeniero director Juan Martín Zermeño, el 22 de febrero de 1773, cinco días después del fallecimiento de este último, asistía a la redacción del inventario de sus bienes.

En el principado, igualmente en 1773, se encargaba a Zapino realizar un estudio previo de las medidas del Colegio de Cordellas (antiguo Imperial y Real Seminario de Nobles de Cordellas) y de las obras que se necesitaban realizar para adaptarlo a las necesidades de un cuartel. Sus conclusiones fueron que cabían seis compañías completas, aunque eran necesarias muchas obras de adaptación y de reparación, puesto que, desde la expulsión de los jesuitas, había muchas salas descuidadas por no haberse utilizado por falta de alumnado: “Muy S. mio: En cumplimiento del precepto de V.E. fecha de aier, nombre al Theniente Coronel de Ingenieros Don Blas Zapino para que se hallase a las dos y media de la tarde en el Colegio de Cordelias para reconocer y medir la estencion de aquel edificio, a fin de ver si podra contener quatro o seis compañias del Rgto. de Rs. Guardias Walonas; y haviendolo practicado puntualmente con un ayud. del citado Cuerpo a encontrado ser suficiente para alojar con comodidad seis Compañias Reguladas a dos hombres por cama. Tambien examinaron los reparos que necesita el edificio como son poner los Correspondientes Armeros, y Roperos, formar las cocinas nuevas en el Patio, los Tablados en el Cuerpo de guardia. hazer algunos taviques, componer las Comunas, Puertas, Ventanas, y otros menudos reparos, cuio total ymporte ascenderia segun calculo prudencial a la cantidad de 15 a 6 mil reales de vellon … Barcelona 16 de noviembre de 1773”.

En efecto, el día 26 del mismo mes de noviembre del repetidamente citado año de 1773, el teniente coronel encargado de las obras, Blas Zapino, entregaba al coronel y sargento mayor de la plaza de Barcelona el inventario de todas las obras hechas, entre las que sobresalen, por su mayor complejidad, las del antiguo comedor, las del patio y las de los pisos: “En el patio se ham formado las Cozinas para la Tropa, que consisten en un Cubierto con Pilares. Cerrado por 10s dos extremos, y a lo largo un Poyo con cincuenta hornillos con su tapa de hierro y 10s travesaños correspondientes, cinco Chimineas, y otros quatro poyos mas bajos que el anterior entre 10s Pilares”.

El 16 de julio de 1774, se le trasladaba de Cataluña a Cartagena y al siguiente año era nombrado para formar parte de la desastrosa expedición a Argel, de donde volvía a su anterior destino. Según un oficio del gobernador de Cádiz de fecha de 26 de octubre de 1776 se le destinaba a Panamá, aunque no llegaría a embarcar. En efecto, el 26 de octubre de 1777 estaba encargado del detall de las obras de Cartagena y, en esa fecha, el ingeniero director, Mateo Vodopich, solicitaba al conde de Ricla “que se releve a Zapino de su destino en América y se quede en Cartagena”.

En 1782, aunque seguía en Cartagena, estaba comisionado en Mahón, donde dibujaba un plano topográfico de la isla de Menorca, desde la que solicitaba volver a su destino. En ese año, realizaba cuatro planos de la plaza de Ciudadela con perfiles de sus contornos y con el castillo de San Nicolas, castillo que formaba parte de las numerosas torres militares de defensa repartidas a lo largo de toda la costa de la citada isla de Menorca. También en ese año elaboraba el proyecto de construcción de la torre de Alcaufar, primer proyecto de defensa costera de Menorca, aprobado en 1782, y firmaba el plano del castillo de Fornells.

El 14 de febrero de 1783 por Real Orden se le concedía permiso para volver a Cartagena, donde realizaba al siguiente año el proyecto urbanístico para aumentar la población, y casas de la plaza a derribar para ampliar el recinto.

El 3 de enero de 1785 promovido a ingeniero en jefe, se le destinó a Orán, donde tres años más tarde seguía trabajando en sus fortificaciones, acompañado del ingeniero ayudante Manuel Zapino.

Con fecha de 24 de enero de 1789, por una Real Orden, dejaba de pertenecer a la Dirección de Valencia, pasando a la de Extremadura acompañado del citado ingeniero ayudante Manuel Zapino.

En 1795, antes de su fallecimiento en ese mismo año, realizaba un mapa del terreno comprendido entre Besalú y Bañolas.

 

Fuentes y bibl.: L. Veyán y Aparicio, “Los Ingenieros del Ejército de los Sitios de Zaragoza”, en Memorial de Ingenieros del Ejército, 65, 27 (diciembre de 1910); H. Capel et al., Los Ingenieros Militares en España. Siglo XVIII, Repertorio biográfico e inventario de su labor científica y espacial, Barcelona, Publicaciones y ediciones de la Universidad, 1983; J. M.ª Rubio Paredes, Los Ingenieros Militares en la construcción de la base naval de Cartagena, Madrid, Servicio de Publicaciones del E.M.E., 1988; H. Capel et al., De Palas a Minerva: la formación científica y la estructura institucional de los ingenieros militares en el siglo XVIII, Barcelona, Serbal - CSIC, 1988; J. López Muiños, Algunos aspectos de la Ingeniería Militar española y el Cuerpo Técnico, Madrid, Ministerio de Defensa, 1993; F. Fornals, “Las fortificaciones de Menorca en el trance de la modernidad”, en Revista de Menorca, 88, 1 (2004), págs. 29-38; T. Caimari Calafat, “El Organigrama de la Capitanía General de Mallorca, (1715-1808)”, en A. Guimerá Ravina y V. Peralta Ruiz (coords.), Actas de la VIII Reunión Científica de la Fundación Española de Historia Moderna: (Madrid, 2-4 de junio de 2004). El equilibrio de los imperios: de Utrecht y Trafalgar, vol. II, Madrid, Fundación Española de Historia Moderna, 2005, págs. 647-660; M. Fernández de la Fuente, De la isla de Menorca a las costas sur y este de Inglaterra, tesis doctoral, Madrid, Universidad Politécnica de Madrid, 2015; S. Ramírez González y A. Bravo Nieto, “Honras fúnebres en Orán por la muerte de Carlos III: un túmulo del ingeniero militar Manuel Zapino”, en F. Ollero-Lobato y J. J. García Bernal (ed.), La Fiesta y sus lenguajes, Huelva, Universidad de Huelva, 2021, págs. 353-370.

 

Juan Carrillo de Albornoz y Galbeño

Relación con otros personajes del DBE

Biografías que citan a este personaje

Personajes citados en esta biografía

Personajes similares