Ayuda

Bartolomé Amphoux Bonavia

Biografía

Amphoux Bonavia, Bartolomé. Cádiz, 9.VIII.1734 – Almería, 11-16.XI.1819. Brigadier del Ejército e Ingeniero Director.

Nació en Cádiz en el seno de una familia de ingenieros, como su abuelo, Bartolomé Amphoux Party, teniente coronel e ingeniero en segunda, y su padre, Juan Bautista Amphoux Durand, con el que a veces se le confunde. En marzo de 1749, con tan solo 15 años, ingresó como ingeniero voluntario, y en septiembre de 1752 era admitido en el Cuerpo de Ingenieros como ingeniero delineador, siendo destinado a la plaza de Cádiz donde permaneció hasta 1767. En 1756 había ascendido a ingeniero extraordinario, con el grado de teniente. En Cádiz, participó en la terminación de obras de fortificación y construcción de edificios auxiliares a prueba de bombas, así como en diversas obras hidráulicas.

En 1762, sin abandonar su destino, tomó parte en la Campaña de Portugal como ayudante del cuartel maestre de la División de Andalucía, construyendo varias plazas fuertes de campaña en la frontera. Como recompensa a su actuación en la citada campaña, se le ascendía a capitán de Infantería, con fecha 19 de marzo de 1763. En junio de ese mismo año, vuelto a Cádiz, modificaba los proyectos de Ignacio Sala para la Aduana, Consulado y Casa de la Contratación de la ciudad, haciéndose con el detall, lo que implicaba no sólo la realización de los planos y mapas, sino también la dirección de las obras.

En 1767 era destinado a la Guayana como comandante de Ingenieros de la Provincia, poniendo en estado de defensa a Puerto Cabello. Durante su estancia elaboró el plano de la isla Margarita con todas sus fortificaciones, proyectó los baluartes para Puerto Cabello y como perito informó sobre el estado de Cumaná. También construyó el fuerte “el Mirador de Solano” en el citado Puerto Cabello, en colaboración con el también ingeniero M. Marmion, ambos ejecutores del “Theatro Bélico” de Venezuela, ordenando por el capitán general José Solano. Un año después pasaba de nuevo a Cumaná, por orden del gobernador de Caracas, para revisar las obras que se estaban realizando en su iglesia mayor. En 1769, ya como capitán de Ingenieros, se encontraba trabajando en el río Orinoco, proponiendo, en abril de ese año, la construcción de un fuerte en la isla Fajardo, frente al antiguo pueblo de Monte Calvario, y en 1770 realizaba un proyecto para perfeccionar el fuerte de Santa Rosa, para la defensa de la ciudad de la Asunción, en isla Margarita. El proyecto, que no se llevó a cabo, consistía en un fuerte con planta pentagonal, regular, unido a un fortín exterior con un doble parapeto. También en la misma isla, proyectaba el fuerte de San Carlos Borromeo, con el objetivo de defender el importante puerto de mercadeo y la población de Pampatar.

En 1771 realizaba el plano de la iglesia catedral de Guayana. El gobernador de Caracas había enviado al Consejo de Indias dos planos de la iglesia; uno del propio gobernador Centurión y otro del ingeniero Amphoux, ambos sometidos al dictamen de Ventura Rodríguez en Madrid. El gobernador Solano informó a favor del segundo, pues, aunque más costoso era “más permanente su fábrica y architectura” y más digno para la ciudad. Comenzaron las obras durante la gobernación de Centurión, quien igualmente reconoció el proyecto de Amphoux como mejor que el suyo “aunque más costoso y pequeño”.

Finalizada su etapa en América, en el citado año de 1771, emprendió el viaje de regreso a la península desde la Guayana, y a su llegada fue destinado a la comandancia de Guipúzcoa, donde se encargó de la dirección de ingenieros. En 1772 fue destinado a Castilla la Vieja, desde donde remitía unas normas “para la organización urbana de Cumaná”, normas incluidas en una Real Orden de ese mismo año, que se remitían al gobernador de la plaza, José Urrutia y Ramírez de Guzmán, para su cumplimiento. En 1774, el ingeniero director del ramo de caminos, puentes, arquitectura civil y canales de riego y navegación, Francisco Sabatini, le destinaba a la acequia de Alfaro, donde seguía trabajando al siguiente año, en el que era promovido a teniente coronel de Infantería e ingeniero en segunda. Igualmente en 1775, participó en la expedición de Argel, donde se encargó del reconocimiento y levantamiento del croquis de la costa, resultando herido en la acción. En 1776 envió desde la península los planos de las fortificaciones y baterías de la marina en Venezuela. Un año más tarde, fue nombrado ingeniero comandante de León y Castilla, realizando diversos planos relativos a los caminos reales de la zona de León, así como el proyecto de un cuartel en Lugo, “San Fernando”, para seis compañías de inválidos y un batallón de infantería (para aproximadamente 1.240 hombres), que compartirían el mismo edificio, aunque separados al delimitarse dos zonas independientes en el inmueble, con sus entradas y escaleras propias. Intervino también en Trabadelo y Pereje, además de confeccionar los planos del tramo del río Valcárcel entre la ermita de San Lázaro y el arroyo de Valdelobas.

En 1782, era trasladado al campo de San Roque (Cádiz), para tomar parte en el sitio de Gibraltar. En 1783 fue destinado a la comandancia del cuerpo en Extremadura, y un año más tarde era trasladado a Valencia desde donde dirigió varios proyectos, trabajando de nuevo en el levantamiento de planos del Camino Real de la citada capital a Madrid.

En 1786 realizó el plano del barranco de San Blas en Alicante, diseñando el cauce artificial del río. En septiembre de ese mismo año era promovido a coronel de infantería e ingeniero en jefe, siendo destinado en marzo del mismo año, a la comandancia de la costa de Granada, encargado de sus fortificaciones. En octubre del siguiente año se le nombraba gobernador militar y político de la plaza de Almería y costa del reino de Granada, así como subdelegado de las Rentas Reales y de su Tesorería. Además, presidió la Real Junta de Sanidad y fue el comisario regio para la enajenación de fincas de obras pías a favor de la caja de desamortización. Con tales títulos, estudió el estado de la población, la agricultura, el puerto y el comercio de Almería. En el campo de las obras públicas trabajó en la construcción de un matadero municipal, en la reedificación y aumento de las casas consistoriales, mejora de la real Cárcel y de las calles, y en el reparo de las murallas.

En octubre de 1798 era promovido a brigadier del Ejército, pasando en julio de 1804 a la situación de retirado, conservando el cargo de gobernador de Almería. En el transcurso de la Guerra de la Independencia, aún como gobernador de la citada ciudad, se negó a prestar juramento y a admitir cargo honorífico o remunerado. Desde su jubilación y hasta 1815, se vio obligado a reclamar su paga de retiro, que se fue retrasando hasta el punto en que tuvo que recurrir a la mendicidad. Finalmente, y por Real Orden del 10 de septiembre de 1818, el rey decide, que “...con toda la brevedad posible se le auxilie con dos pagas de su sueldo a fin de que pueda atender de algún modo a sus muy urgentes necesidades y achaques consiguientes a su edad...”. En todo caso, en el inventario de bienes, después de su muerte, consta que solo legó deudas.

Fallecía en Almería el 16 de noviembre de 1819, cuando contaba 85 años.

 

Fuentes y Bibl.: Archivo general de Segovia, Expedientes personales.

H. Capel et al., Los Ingenieros Militares en España. Siglo XVIII. Repertorio biográfico e inventario de su labor científica y espacial, Barcelona, Publicaciones y ediciones de la Universidad de Barcelona, 1983; J. M. Zapatero, “La Escuela de Fortificación Hispanoamericana”, en Puertos y fortificaciones en América y Filipinas, Madrid, CEHOPU, 1985; H. Capel, De Palas a Minerva, La formación científica y la estructura institucional de los Ingenieros Militares en el siglo XVIII, Madrid, Serbal-CSIC, 1988; M. G. Cano Révora, Cádiz y el Real Cuerpo de Ingenieros Militares (1697-1847). Utilidad y Firmeza, Cádiz, Servicio de Publicaciones de la Universidad de Cádiz, 1994; A. Gil Albarracín, Documentos sobre la Defensa de la Costa del Reino de Granada (1497-1857), Barcelona, Ingoprint, 2004; I. Vásquez de la Torre, “Identidad, Arraigo y sentido de pertenencia en la Comunidad local hacia el sistema fortificado de la isla Margarita. Venezuela. Casos: Castillo de Santa Rosa y Castillo de San Carlos Borromeo”, en ICOMOS: Finding the spirit of place – between the tangible and the intangible, Quebec, 2008; C. Laorden Ramos, Obra Civil en Ultramar del Real Cuerpo de Ingenieros, 2 vols. Madrid, Ministerio de Defensa, 2008; M. J. Regueiro Burgos, “El Ingeniero Militar Bartolomé Amphoux Bonavia y su proyecto de construcción del cuartel de Inválidos de San Fernando de Lugo”, en Boletín de la Asociación de Amigos de Castro de Viladonga, 19 (2009), págs. 98-115; A. Castro Moreno y R. Contreras, La casa natal de Antonio José de Sucre (de la Incertidumbre a la Geometría del espacio real), Cumaná, Academia de la Geo Historia del Estado Sucre, 2015.

 

Juan Carrillo de Albornoz y Galbeño

Relación con otros personajes del DBE

Personajes similares