Ayuda

Juan Fragoso

Biografía

Fragoso, Juan. Toledo, c. 1530 – Madrid, 1597. Médico, cirujano, botánico.

Procedente de una familia de la burguesía mercantil, realizó sus estudios en la Universidad de Alcalá, donde se graduó de bachiller en 1552.

Ejerció la profesión en Sevilla hasta finales de 1570, fecha en la que, por el prestigio que llegó a alcanzar, fue reclamado en Madrid como cirujano de cámara de la reina Ana y más tarde de Felipe II. Juan Fragoso es el típico representante del estamento no nobiliario que, con título universitario, se vinculó a los poderes del Estado.

Perteneció Fragoso a la generación de cirujanos que nació en torno a la década de los años treinta del siglo xvi, como Bartolomé Hidalgo de Agüero, Juan Calvo y Francisco Díaz. Su característica fundamental fue que todos se formaron durante el período de florecimiento en las universidades españolas del llamado galenismo humanista y de la reforma encabezada por Andrés Vesalio. Aunque todavía de forma muy empírica, cultivaron la cirugía apoyándose en la nueva anatomía vesaliana. Lo habitual entonces en Europa era que los cirujanos estuvieran separados social y profesionalmente del médico universitario excepto en Italia y España. Algunas de sus universidades contaban con cátedras de Cirugía y muchos de los que cultivaron esta profesión estudiaron también Medicina, como el caso de Juan Fragoso.

La obra quirúrgica de Fragoso tiene su germen en los Erotemas chirurgicos (1570), que contienen “todo lo más necesario del arte de la cirugía”. En 1581 publicó la Cirugia Universal, considerada como uno de los textos más ambiciosos del quinientos español, que llegó a alcanzar catorce ediciones en castellano y tres en italiano en poco más de un siglo. El índice refleja una intención compiladora y de síntesis. En ella reúne diversos escritos de tema anatómico, quirúrgico y terapéutico.

Cada nueva edición contiene añadidos y novedades: una Suma de proposiciones de Ciruiía, que el licenciado Fragoso enseña, contra unos avisos, que imprimió un Doctor de esta facultad el año de 1584, un Tratado segundo de las declaraciones que han de hacer los cirujanos, acerca de muchas enfermedades, y muchas maneras de muertes que suceden, un Tratado de los aforismos de Hipócrates, tocantes a la Cirugia, con una breve exposición sobre cada uno de ellos, otro sobre la Naturaleza, calidades y grados de los medicamentos simples y un Tratado nuevamente impreso de todas las enfermedades de los riñones, vexiga, y carnosidades de la verga y orina, y de su cura.

La parte quirúrgica se divide en los libros habituales en la época —anatomía, apostemas o tumores, llagas o heridas, úlceras, fracturas y dislocaciones—, cada uno de ellos con una amplia “glosa”. La información que contienen es rica y está actualizada. En el Antidotario y en la página que introduce los añadidos se refiere a Paracelso y a Conrad Gessner, de quienes critica algunas actitudes pero reconoce su contribución al usar “medicamentos químicos”, como las “aguas procedentes de destilación” o “quintaesencias”.

En lo que respecta a los añadidos posteriores, en La Suma de proposiciones critica la “vía particular” y el abstencionismo quirúrgico del sevillano Hidalgo de Agüero.

El Tratado segundo de las declaraciones... es la obra médico-legal de Fragoso. A lo largo del siglo xvi, coincidiendo con la irrupción del Estado moderno en la vida de Occidente, las cuestiones médico-legales alcanzaron especial significado. De por sí fueron ya merecedoras de una parte especial dentro del conjunto de los textos quirúrgicos. El precedente de Fragoso guarda una total dependencia de los escritos del francés Ambroise Paré, pero sin ser un vulgar plagio. La aportación del médico español supera a los del francés en el número de asuntos, amplitud con que son tratados, referencia a otros autores y lecturas realizadas.

Las cuestiones que ocuparon a Fragoso pueden clasificarse en tres grupos: problemas que plantean las muertes súbitas, cuestiones relacionadas con el sexo, y situaciones en las que por la justicia o por algún particular se requiere la presencia del cirujano. El Tratado de los aforismos... contiene una traducción castellana comentada de los aforismos de Hipócrates relativos a la cirugía, que ponen de manifiesto la orientación del galenismo de su autor.

Como naturalista Fragoso fue un estudioso de la flora peninsular. Acompañó a Francisco Hernández en varias excursiones botánicas por diversas zonas de Andalucía a mediados de los años cincuenta. Recogió los resultados de dichos estudios en su Catalogus simplicium medicamentorum (1566) y en la titulada De succedaneis medicamentis (1575), pero no llegó a terminar la Hispanicarum plantarum Historia de la que se tiene noticia y que sólo llegó a ser un proyecto.

También publicó el libro Discursos de las cosas aromaticas, árboles y frutales [...] que se traen de la India Oriental (1572) que, a pesar de su título, se basa en la obra de García da Orta en los productos que proceden de Oriente, y en la obra de Nicolás Monardes en el medio centenar de productos procedentes de América. Menciona, no obstante, algunas plantas no estudiadas por el médico sevillano y cuya información recoge de Fernández de Oviedo, Carolus Clusius o Juan Plaza. Este texto fue traducido al latín por el médico de Estrasburgo Israel Spach. Se publicó en 1600 y se reimprimió un año después; llegó a alcanzar en Europa una notable difusión, siendo utilizado por otros naturalistas para escribir sus obras, como es el caso de Clusius, Caspar Bahuin o John Gerard, que utilizó una traducción al inglés manuscrita del capítulo dedicado al “muelle” (Schinus molle L.).

Precisamente éste es uno de los capítulos más interesantes junto con el que dedica a aclarar la confusión que había entonces entre las pimientas orientales, pertenecientes al género Piper, y las procedentes de las Indias occidentales, pertenecientes al género Capsicum.

 

Obras de ~: Catalogus simplicium medicamentorum [...], Alcalá, P. Robles y J. Villanova, 1556; Erotemas Chirurgicos en los quales se enseña todo lo más necesario del arte de la Cyrurgia, Madrid, P. Cosin, 1570; Discursos de las cosas Aromaticas, arboles y frutales, y de otras muchas medicinas simples que se traen de la India Oriental, y sirven al uso de la medicina, Madrid, F. Sánchez, 1572; De succedaneis medicamentis liber [...] Ejusdem animadversiones in quamplurina medicamenta composita [...], Madrid, P. Cosin, 1575; Chirurgia universal, Madrid, Viuda de Alonso Gómez, 1581; Chirurgia universal. Ahora de nuevo revista, emendada y añadida [...], Madrid, Viuda de Alonso Gómez, 1586.

 

Bibl.: F. Sánchez Capelot, La obra quirúrgica de Juan Fragoso, Salamanca, Seminario de Historia de la Medicina, 1957; L. Sánchez Granjel, Cirugía española del Renacimiento, Salamanca, Instituto de Historia de la Medicina Española, 1968; A. Carreras Panchón, “Juan Fragoso en la Historia de la Medicina Legal”, en La obra de Juan de Villarreal y otros estudios histórico-médicos, Salamanca, Ediciones Universidad de Salamanca, 1978, págs. 27-44; J. L. Fresquet Febrer, “Los inicios de la asimilación de la materia médica americana por la terapéutica europea”, en Viejo y Nuevo Continente, Madrid, Saned, 1992, págs. 281-307; “El uso de productos del reino mineral en la terapéutica del siglo xvi. El “Libro de los medicamentos simples” de Juan Fragoso (1581) y el “Antidotario” de Juan Calvo (1580)”, en Asclepio, 51 (1998) (1), págs. 55-92; J. M.ª López Piñero y M.ª L. López Terrada, La influencia española en la introducción en Europa de las plantas americanas (1493-1623), Valencia, Instituto de Estudios Documentales e Históricos sobre la Ciencia, 1997; J. L. Fresquet Febrer, Juan Fragoso y los Discursos de las cosas aromáticas, árboles y frutales, y de otras Medicinas que se traen de las Indias orientales... (1572)”, Valencia, Fundación Marcelino Botín-Universidad de Valencia, 2001; “La práctica médica en los textos quirúrgicos españoles en el siglo xvi”, en Dynamis, 22 (2002), págs. 251- 277.

 

José Luis Fresquet Febrer

Relación con otros personajes del DBE

Personajes citados en esta biografía