Ayuda

María Belén de Echagüe y Méndez-Vigo

Biografía

Echagüe y Méndez-Vigo, María Belén de. Marquesa de Valmediano (V), duquesa del Infantado (XVI). Madrid, 5.I.1848 – 18.I.1907. Dama, noble.

Nació en Madrid el 5 de enero de 1848, siendo bautizada el día 18 del mismo mes en la parroquia de San Sebastián. Era la hija mayor del teniente general Rafael Echagüe y Bermingham, conde del Serrallo desde que el Rey le engrandeciese con este título en agradecimiento a sus victorias en la Guerra de África en 1871, y con la Grandeza de España a él aneja al finalizar la Tercera Guerra Carlista. Su madre fue María de las Mercedes de Vigo y Ossorio, hija de otro general —no menos ilustre—, y por su madre perteneciente a la grande Casa de los marqueses de Alcañices.

Acompañó a su padre a Filipinas a cumplir con su mandato como capitán general de este virreinato cuando un violento terremoto sesgó la vida de su madre y la hirió gravemente. Una vez recuperada de este trance, Andrés-Avelino-María de Arteaga-Lazcano y Silva —aún sin conocerla personalmente—, decidió pedirla en matrimonio. De este modo, el 27 de diciembre de 1866, María Belén de Echagüe se casó con el marqués de Valmediano, que había sido recientemente ascendido a teniente coronel por sus hazañas en la Guerra de África. Además de marqués de Valmediano era almirante de Aragón, señor de la Casa de Lazcano, marqués de Ariza, de Estepa, de Guadalest, de Laula, de Vivola, de Monte de Vay, de la Guardia y de Armunia y conde de Corres, de Santa Eufemia y de la Monclova. Títulos a los que el destino —cuando su tío Mariano Tellez Girón, duque de Osuna, murió sin descendencia el 2 de junio de 1882—, añadiría la grandeza del ducado del Infantado, el marquesado de Santillana, de Argüeso, de Almenara y de Cea, condado del Real de Manzanares y de Saldaña.

A los dos años de casada y después de la caída de Isabel II, su marido decidió provisionalmente retirarse de la vida militar para fijar su residencia familiar en una casa de la plaza de las Cortes muy cercana al palacio de Villahermosa de Madrid. Desde allí vivió la Revolución de La Gloriosa, la regencia del general Serrano, el gobierno de Prim o el inicio de la guerra liderada por los carlistas en contra de los isabelinos y la renuncia de la reina Isabel II a favor de su hijo Alfonso XII. Para entonces ya tenía una hija llamada María de las Mercedes y estaba a punto de tener a su primer hijo varón. Éste nació en San Sebastián y fue bautizado con el nombre de Joaquín Ignacio.

Su marido, una vez fracasada la Primera República, luchó al lado de los monárquicos como firme partidario de Alfonso XII y junto a él y sus hijos celebrarían el regreso del Rey el día 14 de enero de 1875 y las posteriores prebendas por su incondicional apoyo, recibiendo la Gran Cruz de la Orden Militar de San Hermenegildo y su nombramiento como el mando del Regimiento de los Húsares de Pavía. Los carlistas les habían quemado su casa en Villafranca de Guipúzcoa y talado los bosques de Ataun, a pesar de lo cual no dudó en enfrentarse a ellos.

María Belén ejerció su labor como dama de Su Majestad la reina María Cristina y fue nombrada dama noble de la Orden de la reina María Luisa por su nobleza, caridad y fieles servicios a la Corona. De hecho, vivió muy de cerca, por su condición de dama de la Reina, la muerte del rey Alfonso XII y el nacimiento del futuro Alfonso XIII, el 17 de marzo de 1886.

Al uso de la Corte del momento, veraneaban en San Sebastián en una casa llamada Villa Belén y allí fue donde precisamente nacieron varios de sus hijos.

Fue madre de seis hijos: de los que la mayor fue bautizada con el nombre de María del Pilar. Nació en agosto de 1867 y murió antes de cumplir los dos años de edad, en junio de 1869. A los pocos días de esta pérdida, exactamente el día 2 de julio, nació su hermana Mercedes de Arteaga, que recibiría por cesión de su padre el marquesado de Argüeso. Casó el 5 de julio de 1901 con Luis Gonzaga de Morenés y García de Alesson, hijo de los condes de Asalto. El único varón nació en San Sebastián, el 5 de septiembre de 1870, y fue bautizado como Joaquín Ignacio de Arteaga, recibiendo de su padre la cesión de los títulos de conde de Corres y Saldaña. Casó con Isabel de Falguera y Moreno, condesa de Santiago. La cuarta, Petra, nacida el 29 de junio de 1872, murió con veintitrés años, el 21 de julio de 1895. La quinta, María Teresa, nacida en San Sebastián el 2 de julio de 1873, sería marquesa de Almenara y casó con Jose María Álvarez de la Asturias Bohórques, conde de Torrepalma. María Josefa se llamó la sexta y última, nacida el 5 de abril de 1883, a la que su padre cedió la merced de marquesa de La Guardia. Fue dama de la reina Victoria Eugenia y casó con Jaime Mariategui y Pérez de Barradas, marqués de Quintana de las Torres.

María Belén de Echagüe y Méndez-Vigo falleció dos semanas más tarde de cumplir los cincuenta y nueve años —y tres años antes que su marido— en la casa que siempre tuvieron en la plaza de las Cortes de Madrid.

 

Bibl.: F. Fernández de Béthencourt, Anales de la Nobleza de España, t. I, Madrid, García, 1880-1883; J. Ezquerra del Bayo y L. Pérez Bueno, Retratos de mujeres españolas del siglo xix, Madrid, Junta de Iconografía Nacional-Imprenta de Julio Cosano, 1924, pág. 350; C. C. de Arteaga, La Casa de Infantado, cabeza de los Mendoza, Madrid, Imprenta C. Bermejo, 1940.

 

Almudena de Arteaga y del Alcázar, Marquesa de Cea

Relación con otros personajes del DBE

Biografías que citan a este personaje

Personajes citados en esta biografía

Personajes similares