Ayuda

Manuel Bayo y García de Prado

Biografía

Bayo y García de Prado, Manuel. Guadalajara (México), 11.VIII.1782 – Cádiz, 17.I.1861. Militar, mariscal de campo procedente de Ingenieros.

Ingresó en el Ejército como cadete en el Regimiento de Infantería de Zaragoza en 1799, y en el Cuerpo de Ingenieros como ayudante, después de realizar los perceptivos exámenes, con fecha 8 de noviembre de 1800. En 1808, al comienzo de la Guerra de la Independencia, se encontraba destinado (desde 1803) en la Academia Específica de Ingenieros, en Alcalá de Henares, en donde, además de su labor de profesorado, estaba encargado de redactar un tratado de Artillería, que sirviese de texto para el centro. Poco después de iniciada la contienda, se cerraba la Academia, y el entonces capitán Bayo (había ascendido en julio de 1807), junto a parte del profesorado, se marchaba de Alcalá, para dirigirse a Zaragoza, donde estuvo dirigiendo trabajos de fortificación durante los dos sitios que sufrió la plaza, cooperando activamente en su defensa. Al capitular “la ciudad Inmortal” (20 de febrero de 1809), cayó prisionero de los franceses que lo condujeron a Francia, donde permaneció hasta mayo de 1813, fecha en la que consiguió evadirse. Se presentó al general Mina y pasó posteriormente a la plaza de Cádiz. El 9 de marzo de 1809, poco después de caer Zaragoza, y en ausencia, era promovido, por méritos de guerra, al grado de coronel del Ejército.

Desde 1814 trabajó como director facultativo de la empresa de navegación del río Guadalquivir, en la que permaneció hasta febrero de 1818, cuando presentó su renuncia. Al producirse en 1823 la entrada de los Cien Mil Hijos de San Luis en apoyo de la vuelta al absolutismo de Fernando VII, fue nombrado mayor general de ingenieros del Ejército de reserva y asumió la dirección de los trabajos de defensa de Cádiz. Impurificado por constitucionalista, fue rehabilitado posteriormente (en 1826), y destinado de nuevo a la Real Compañía del Guadalquivir como general protector, cargo que conservaba en 1828, al ser destinado a la Dirección de Ingenieros de Andalucía.

En 1834 era nombrado jefe de la Comandancia de Ingenieros de Cádiz y, en 1838, destinado a la Dirección Subinspección del Cuerpo en Aragón, se le designaba como comandante general de ingenieros del Ejército del Centro, con el que participó en todas las operaciones relativas al sitio de Morella y posterior retirada.

Permaneció en el cargo hasta diciembre de ese año cuando pasó a la situación “de cuartel”. Permaneció en tal situación hasta junio de 1839, en que fue nombrado comandante general de ingenieros de Andalucía.

Fue promovido a mariscal de campo en 1843 y pasó en 1844, de nuevo, a la situación “de cuartel”.

Fijó su residencia en la plaza de Cádiz, donde permaneció hasta su muerte.

 

Obras de ~: Diario general e histórico de las operaciones de la guerra en la Isla Gaditana, relativas al Arma de Ingenieros, desde el día 23 de mayo de 1823 hasta el 3 de octubre del mismo año, que por orden de S. M. la ocuparon los Franceses, 1834.

Fuentes y bibl.: Archivo General Militar (Segovia), exps. personales.

J. Almirante, Bibliografía Militar de España, Madrid, Imprenta de M. Tello, 1876; H. Capel, De Palas a Minerva, La formación científica y la estructura institucional de los Ingenieros Militares en el siglo XVIII, Madrid, Serbal, Consejo Superior de Investigaciones Científicas, 1988; L. M. de Diego Pareja, La Academia de Ingenieros y el Regimiento de Zapadores de Alcalá de Henares (1803-1823), Alcalá de Henares, Institución de Estudios Complutenses, 1999.

 

Juan Carrillo de Albornoz y Galbeño

Relación con otros personajes del DBE

Biografías que citan a este personaje

Personajes citados en esta biografía

Personajes similares