Ayuda

Gabriel de Vigo

Biografía

Vigo, Gabriel de. ?, s. m. s. XVIII – Cádiz, 1800. Ingeniero ordinario y teniente coronel del Ejército.

En 1785 o 1786 ingresaba en el Cuerpo de Ingenieros, después de aprobar los exámenes reglamentarios, como ayudante de Ingenieros y subteniente del Ejército. En 1787 estaba destinado en la plaza de Melilla, donde realizaba el Plano que manifiesta las obras subterráneas que se hallan sobre el frente del Rosario, Victoria Grande y Victoria Chica y San Carlos de la Plaza de Melilla, y el 17 de enero de 1790 firmaba el Plano del muelle de la Plaza de Melilla con el proyecto de una batería en su ampliación para contener los fuegos de los ataques del río de Oro…

Designado profesor de la Academia Militar de Melilla, de corta vida, Gabriel de Vigo en 1790 firmaba nuevos planos, como Plano de la zona de la Marina, Playa y Huertas, con el Puerto y nuevas fortificaciones semi abaluartadas junto al río, que planteaba “para una mayor defensa de todo este frente” o dos planos, uno relativo a minas en la zona del cubo y otro del muelle, así como obras en la zona del puerto y frente del Mantelete.

También en 1790, Gabriel de Vigo, supervisado por Segismundo Font, proyectaba un fuerte semi abaluartado para defender la desembocadura del citado río de Oro, idea que repetía dos años después Joseph de Ampudia. En el mismo año de 1790, Segismundo Font y de Milans, realizaba un reconocimiento general a los tres presidios menores (plazas de Melilla, Peñón de Vélez de la Gomera) y Alhucemas y daba el visto bueno a un plano de Melilla firmado por Gabriel de Vigo.

El 15 de diciembre de 1792, promovido a ingeniero extraordinario y a teniente del Ejército, estaba sirviendo en la costa de Granada y en esa fecha era nombrado ayudante de la Academia Militar de Matemáticas de Cádiz, filial de la de Barcelona, cuya programación de estudios debía seguir.

En 1794, como ingeniero extraordinario, desde Barcelona se le destinaba al Ejército del Rosellón en el marco de la Guerra contra la Francia revolucionaria, llamada de la Convención o del Rosellón. En noviembre de ese mismo año, desde Gerona volvía a la Academia de Matemáticas de Cádiz, escuela militar nuevamente abierta, donde el 30 de abril de 1795, se le designaba como maestro de enseñanza de Matemáticas.

El 3 de junio de 1798, ascendía a ingeniero ordinario de los Ejércitos, Plazas y Fronteras y a teniente coronel del Ejército y en 1799 seguía dedicado a la enseñanza de las Matemáticas en el centro de enseñanza de Cádiz.

En el Memorial de Ingenieros de 1800 aún figura como destinado en la repetidamente citada Academia de Cádiz, pero no en el del siguiente año, lo que sugiere que, o bien había fallecido, lo más probable dado que debía tener alrededor de cuarenta años, o bien se había retirado.

 

Bibl.: Estados (o escalillas) del Cuerpo de Ingenieros del Ejército, 1797-1798; Mercurio de España, 1798; H. Capel et al., Los Ingenieros Militares en España. Siglo XVIII. Repertorio biográfico e inventario de su labor científica y espacial, Barcelona, Publicaciones y ediciones de la Universidad de Barcelona, 1983; H. Capel et al., De Palas a Minerva: la formación científica y la estructura institucional de los ingenieros militares en el siglo XVIII, Barcelona, Serbal - CSIC, 1988; A. Bravo Nieto, Ingenieros militares en Melilla: teoría y Práctica de fortificación durante la Edad moderna siglos XVI a XVIII, Melilla, Universidad Nacional de Educación a Distancia, 1991; J. López Muiños, Algunos aspectos de la Ingeniería Militar española y el Cuerpo Técnico, Madrid, Ministerio de Defensa, 1993.

 

Juan Carrillo de Albornoz y Galbeño

Relación con otros personajes del DBE

Biografías que citan a este personaje

Personajes citados en esta biografía

Personajes similares