Ayuda

Pedro Pardo de Cela

Biografía

Pardo de Cela, Pedro. El Mariscal. Galicia, p. m. s. XV – Mondoñedo (Lugo), 3.X.1483. Noble, mariscal de Castilla, rebelde.

Hijo de Juan Núñez Pardo de Cela y de su primera mujer, Teresa Rodríguez de Aguiar, viuda de Rodrigo Alonso de Saavedra. Los patrimonios e intereses de Pedro Pardo de Cela, en el obispado de Mondoñedo, lo situaron en una posición de poder en el concierto de la nobleza gallega.

Por lo que parece, Pardo de Cela se mantuvo en sus primeros años en la órbita señorial de los Andrade, a los que su linaje estaba unido por viejos vínculos de parentesco y alianza. Más tarde, seguramente a partir de su matrimonio con Isabel de Castro, hija de los primeros condes de Lemos, celebrado ya mediada la centuria, el personaje se alinearía con su suegro, Pedro Álvarez Osorio, quien mantenía alianzas con el arzobispo Alonso de Fonseca y Sancho Sánchez de Ulloa, que luego —desde 1474— se titularía conde de Monterrey. En la década de 1460, cuando se le documenta como justicia y comendero del obispado de Mondoñedo y alcalde de la villa de Vivero, Pardo de Cela comenzó a adquirir un creciente protagonismo en las luchas intestinas de la nobleza gallega, padeciendo en el verano de 1467 el acoso de la rebelión “irmandiña”, lo que le obligó a buscar refugio en la villa de Ponferrada, donde se había resguardado su propio suegro, señor de la misma. Desde allí, ambos personajes secundaron la reacción señorial que en la primavera de 1469 habían encabezado desde Portugal el arzobispo Alonso de Fonseca, Pedro Álvarez de Sotomayor y Juan Pimentel, hermano del conde de Benavente. En los años siguientes, Pardo de Cela volvió a figurar entre los grandes personajes gallegos, presentándose ahora adornado con el título de “mariscal”. Su presencia, cuanto menos, fue muy cotizada en los conflictos nobiliarios que se sucedieron entonces, aunque son conocidos también algunos golpes de mano de los que no salió ciertamente airoso, como ocurrió en Sobrada de Aguiar o en Samarugo. A la muerte de Enrique IV, Pardo de Cela se apresuró a reconocer a la reina Isabel, alineándose así en el bando que en Galicia encabezaban su suegro, el arzobispo Fonseca y el conde de Monterrey. Hay noticia de su activa participación en diversas acciones armadas, como en el sitio de Pontevedra, en octubre de 1476, así como de algunas importantes recompensas de la Corona, como la confirmación de un juro de 40.000 maravedís para el acostamiento de veinte lanzas.

En 1480, con la llegada a Galicia de Fernando de Acuña y García López de Chinchilla, comenzó el declive del mariscal Pardo de Cela. Los enviados regios, cuya comisión era instaurar la paz y el orden en aquel Reino, actuaron con determinación, logrando un rápido y señalado éxito, sobre todo tras el sometimiento de Fonseca. En los años siguientes parece que los únicos que se resistieron fueron el conde de Lemos, que falleció en febrero de 1483, cuando tenía cercada la ciudad de Lugo, y el propio Pardo de Cela, que se mantuvo firme en el obispado de Mondoñedo. Las noticias, escasas y a veces contradictorias, no permiten reconstruir con detalle el desarrollo de los acontecimientos, ni sus propias implicaciones. Estos acontecimientos alcanzaron gran repercusión y generaron, de inmediato, una corriente mitificadora de tinte popular que desdibujó la realidad y que todavía hoy goza de cierta aceptación.

El mariscal Pardo de Cela tuvo con su mujer, Isabel de Castro, dos hijas: Constanza de Castro, que casó con Fernán Ares de Saavedra, y Beatriz de Castro, que casó primero con Galaor Osorio y más tarde con Pedro Bolaño Ribadeneira, señor de la Casa de Torés.

 

Bibl.: J. Villaamil y Castro, “El mariscal Pardo de Cela”, en Galicia Histórica, 1 (1901), págs. 83-98 y 147-163; E. Lence- Santar y Guitián, El mariscal Pardo de Cela y la Santa Hermandad, Mondoñedo, Tipografía del Centro de Acción Social Católica, 1930; F. Mayán Fernández, El mariscal Pedro Pardo de Cela a la luz de la nueva documentación histórica, Viveiro, Gráficas A. Santiago, 1962; J. M. Pardo Gayoso, El mariscal Pardo de Cela, último fruto heróico del otoño medieval gallego, La Carolina, Gráficas Impaca-Bibas, 1967; E. Pardo de Guevara y Valdés, El mariscal Pardo de Cela y la Galicia de fines del siglo xv, Lugo, Alvarellos, 1981; Los Señores de Galilcia. Tenientes y condes de Lemos en la Edad Media, La Coruña, Fundación Pedro Barrié de la Maza, 2000; “El mariscal Pardo de Cela. Una injusticia ejemplar”, en Torre de los Lujanes, 55 (2005), págs. 83-108.

 

Eduardo Pardo de Guevara y Valdés

Relación con otros personajes del DBE

Biografías que citan a este personaje

Personajes citados en esta biografía