Ayuda

Francisco de Tójar

Biografía

Tójar, Francisco de. Granada, ¿ m. s. xviii ? – ?, 1804 post. Militar, traductor e impresor.

Los datos que se poseen no permiten dibujar la biografía de Francisco de Tójar. Por la partida de matrimonio se sabe que había nacido en la ciudad de Granada.

Las primeras noticias que se tienen lo sitúan en Salamanca, donde desarrolló labores de traductor, impresor y librero, por las que es conocido, al menos desde 1786 hasta 1803. Había llegado antes de 1786 a Salamanca, ya que el 2 de julio de 1785 se casaba en la parroquia de San Martín con Rita Iglesias, la hermana mayor del poeta José Iglesias de la Casa, que fue quien ofició la ceremonia. En la partida se indica que Tójar era natural de la ciudad de Granada, hijo legítimo de Francisco de Tójar y de Francisca García de Soto, vecinos de dicha ciudad. En el mismo documento se informa de que por entonces era sargento del Regimiento de Caballería del Rey, aunque abandonó el Ejército al establecerse en Salamanca como impresor.

Iglesias, que había celebrado la ceremonia de su boda, murió en 1791 y le dejó sus papeles manuscritos, los que dieron lugar a las Poesías póstumas, aparecidas en 1793 en su imprenta, con segunda edición en 1798 considerablemente aumentada. La edición de la poesía de Iglesias generó cierta polémica entre el reseñador de ella en el Diario de Madrid y los editores salmantinos, que recogió el Semanario de Salamanca en el n.º 253 del 31 de octubre de 1795, reproduciendo el artículo del periódico madrileño y la contestación de N, representante de los editores. Con anterioridad, en 1790, Tójar había impreso el poema de Iglesias titulado La Teología.

La poesía de Iglesias fue denunciada a la Inquisición y prohibida por ésta. Tójar, para evitar los perjuicios que ello le produciría, inició las gestiones necesarias para conseguir que se levantara dicha prohibición, ya que, al parecer, pensaba preparar una tercera edición. Resultado de su esfuerzo es el Memorial en defensa de las poesías póstumas de don José Iglesias de la Casa, presbítero, dirigido al Santo Tribunal de Valladolid por D. Francisco de Tójar, editor y propietario de ellas, publicado en Salamanca, en su imprenta, en 1803. El memorial no es obra suya, sino de su amigo Bartolomé José Gallardo, quien explica las circunstancias en que lo redactó en una carta del 3 de octubre de 1830 dirigida a Fernández Guerra. Hasta hace poco no se conocían ejemplares del Memorial, que recientemente ha sido publicado. Gallardo publicó con Tójar numerosas traducciones en los años del cambio de siglo.

Esta escaramuza con la Inquisición no fue un hecho aislado en su vida. Según comenta Antonio Alcalá Galiano en su Literatura española siglo xix (1834), el impresor se dedicó a publicar traducciones de las más atrevidas obras francesas. Lo cierto es que en 1806 se prohíbe su traducción de los Sermones de Reybaz y al año siguiente el sainete nuevo titulado La vieja hipócrita, que Tójar había impreso en 1797. Por el tipo de obras que traduce y edita y por las personas entre las que pareció moverse —el círculo literario de Iglesias de la Casa y el que se agrupó en torno al Semanario de Salamanca—, Tójar debía de ser un hombre de pensamiento progresista cercano a figuras como Meléndez Valdés, Estala, Salas, Munárriz, Gallardo o Toribio Núñez, salvando las diferencias que entre ellos mismos existían, círculo donde se tradujo y comentó a Mably, Rousseau, Montesquieu y Locke, además de otros autores modernos. Con varios de ellos, como con Núñez y José Somoza, tuvo gran amistad, además de con el citado Gallardo.

Francisco de Tójar poseyó dos imprentas, una propia en la calle de la Rúa (Salamanca), y otra que se llamó de la Santa Cruz, perteneciente a la cofradía del mismo nombre, en la misma calle. Esta segunda empezó a imprimir en 1725, sobre todo pliegos y comedias de Calderón, Cañizares, Vélez de Guevara, Cáncer y otros, y pasó por diferentes arrendatarios hasta 1898. Los más importantes fueron Antonio Villarroel y Torres, entre 1738 y 1749; Domingo Casero, en los años 1766 y 1786; y Francisco de Tójar desde 1786 hasta 1796. Tójar tuvo bastantes problemas con esta cofradía. Arrendó la imprenta, tras morir Domingo Casero en 1786, por espacio de nueve años, renovables cada tres. Tras varios años de conflicto, finalmente la Real Chancillería de Valladolid falló a favor de Tójar en febrero de 1796. El pleito permite fechar con cierta seguridad el momento en que el impresor adquirió imprenta propia —lo cual debió de ser hacia 1792-1793—, y también comprobar que, mientras sólo tuvo arrendada la de la cofradía, publicó cosas bajo ese pie de imprenta y cosas con el suyo propio, ya que los cofrades le piden que se abstenga de poner “por la imprenta de Tójar” y sí por la imprenta de la Cofradía. Seguramente, y dado que había introducido considerables mejoras en las instalaciones, Tójar llevaría una doble política editorial: por un lado, la de la propia cofradía, sacando el inventario de comedias y romances, que se vendía bien; y por otro, la suya, publicando aquellas obras que nacían de su propia iniciativa.

Entre 1795 y 1796 se encargó de la edición del Semanario de Salamanca, cuyas características externas mejoró, así como su contenido, pero lo más destacable de su actividad cultural es la edición de varias novelas, de tipo corto y exótico (los Cuentos morales, que traduce de Saint- Lambert en 1796), y la novela sentimental (La filósofa por amor, 1799).

Asimismo, tradujo Zadig o el destino de Voltaire (1803), prohibida por la Inquisición en 1806, y publicó El inglés de la India, igualmente prohibida en 1819. También dio a luz una versión de las cartas de Abelardo y Eloísa. La pista de este activo e ideológico impresor y traductor se pierde del mismo modo que aparece, sin que hasta ahora las pesquisas en archivos hayan deparado los datos para fechar su nacimiento y muerte.

 

Obras de ~: Índice de las comedias, monólogos y sainetes que se encuentran en Salamanca en la Imprenta de D. Francisco de Tójar, Salamanca, s. f.; Cartas de Abelardo y Heloisa, en verso castellano. Las da a luz..., Salamanca, Imprenta del editor, 1796; Colección de cuentos morales que contiene el Zimeo, novela americana. Los da a luz traducidos del francés D. ~, Salamanca, Imprenta del editor, 1796 (2.ª ed. aumentada con el Selico, novela africana. Los da a luz D. ~, Salamanca, Imprenta del editor, 1803; ed. de J. Álvarez Barrientos, Salamanca, Plaza Universidad, 2002); La filósofa por amor, o cartas de dos amantes apasionados y virtuosos. Las da a luz D. ~, Salamanca, Oficina del editor, 1799, 2 vols. (Barcelona, Cía. de Jordi, Roca y Gaspar, 1805, 2 vols.; Salamanca, Vicente Blasco, 1814, 2 vols.; ed. de J. Álvarez Barrientos, Cádiz, Universidad, 1995); Voltaire, Zadig, o el destino. Historia oriental publicada en francés por Mr. De Vadé y traducida al español por D*, Salamanca, Francisco de Tójar, 1804.

 

Bibl.: A. Rodríguez-Moñino, Don Bartolomé José Gallardo (1776- 1852). Estudio bibliográfico, Madrid, Sancha, 1955; M. Villar y Macías, Historia de Salamanca, vol. VII, Salamanca, Librería Cervantes, 1975; J. Martín Abad, “Series numeradas en la imprenta salmantina de la Santa Cruz”, en Salamanca. Revista Provincial de Estudios, 20-21 (1986), págs. 147-200; J. Álvarez Barrientos, La novela del siglo xviii, Madrid, Júcar, 1991; “Introducción”, en F. de Tójar, La filósofa por amor, op. cit., 1995; “Introducción”, en F. de Tójar, Colección de cuentos morales, op. cit., 2002.

 

Joaquín Álvarez Barrientos

Relación con otros personajes del DBE

Biografías que citan a este personaje

Personajes citados en esta biografía