Ayuda

Julián Gil Clemente

Biografía

Gil Clemente, Julián. Calatayud (Zaragoza), 9.I.1872 – Jubera (Soria), 3.VI.1934. Militar, general de brigada de Ingenieros.

Ingresó en 1888 en la Academia General Militar de Toledo, de donde pasaba a la Academia Especial de Ingenieros en 1892, saliendo como teniente del Arma de Ingenieros el 16 de mayo de 1894. En marzo de 1895, partía para las Filipinas, con destino a la isla de Mindanao, donde obtuvo en julio de ese año la Cruz Laureada de San Fernando de 2ª Clase, concedida por Real Orden de 9 de junio de 1896 (Diario Oficial núm. 127).

Estuvo presente en la acción del asalto a la Cota de Tugayas, el 18 de julio de 1895, en la que, a pesar de haber recibido dos heridas graves, siguió en su puesto, hasta recibir una tercera, teniendo entonces que ser retirado de la línea de combate. La acción punitiva se organizaba como consecuencia del ataque, el día 12 de julio de 1895, a una fracción de la compañía disciplinaria que trabajaba en arreglar un camino, por un grupo de “moros” de la aldea de Tugayas y que ocasionaba dos muertos y numerosos heridos. Para la operación, se formaba una columna de 1.600 hombres, entre los que formaba la 2.ª compañía del Batallón de Ingenieros, compuesta de 70 soldados mandada por el capitán D. Félix Briones y el teniente D. Julián Gil.

El 18 de julio, se tomaron posiciones frente a la aldea, defendida por unos 2.000 “moros”, en un fuerte de piedra y artillado con cañones y lantacas, especies de culebrinas de poco calibre usadas por los malayos.

Después de un primer ataque fallido, los ingenieros recibían la orden de abrir brecha con explosivos para el asalto. El capitán Briones y el teniente Gil practicaron personalmente la operación de aplicar la dinamita y encender la mecha, mientras el resto de componentes de la compañía sostenían con el enemigo un duro combate. El teniente Gil recibió, al iniciarse el combate, una herida en la mano izquierda, lo que no le impidió avanzar con su compañía hasta el foso, escalar el muro y ayudar a su capitán en la colocación de la carga y el encendido de la mecha, volviendo a ser herido por una bala en el muslo izquierdo, pese a lo cual, no quiso retirase, a pesar de las órdenes de su capitán.

Al estallar la mina, Briones se lanzó a la brecha seguido de su compañía, siendo el primero en escalar la brecha y trabar combate con los que le cerraban el paso, recibiendo una herida en el cuello con un campilán (sable recto y ensanchado hacia la punta, usado por los indígenas de Joló, en Filipinas), que lo dejaba moribundo. El teniente Gil, a pesar de sus heridas se lanzó al ataque de la brecha, siguiendo a su capitán, recibiendo otro balazo en el pecho, pese a lo cual continuó al frente de la compañía hasta el cese del fuego y la toma de la fortaleza.

Mereció igualmente, por otras acciones en Filipinas, el ascenso a capitán que permutó por la Cruz de María Cristina. Posteriormente, operó también con los tagalos, confirmando su reputación de gran soldado. Hasta 1898, año de comienzo de la Guerra con los Estados Unidos, se mantuvo continuamente en campaña contra los “moros” (musulmanes filipinos), tomando parte en numerosas acciones, así como realizando obras de fortificación. Estuvo en el bloqueo de Manila realizado por la escuadra americana y en 1899 volvía a la península repatriado, con destino al Regimiento de Zapadores-Minadores nº 3.

De 1901 a 1904 estuvo en la Academia de Ingenieros de Guadalajara como profesor, pasando en el último año citado, como jefe a la Comandancia de Ingenieros de Madrid. En ese último año, redactaba un proyecto para un cuartel de Artillería en el solar de la calle de Moret en Madrid. La entrada al cuartel, situado en el centro del alzado, lo divide en dos edificios simétricos e independientes, enlazados por un puente metálico que permite introducir las posibilidades estilísticas de la arquitectura de hierro. También en 1904, redactaba un anteproyecto de los edificios a construiren la calle Ferraz, aprobado a 28 de octubre. El anteproyecto ofrecía variaciones respecto a otro tanteo anterior, siendo la más interesante la disposición de una fila de pabellones de residencia en la citada calle.

Entre 1921 y 1922, marchó comisionado a Francia, Bélgica e Italia para el estudio de sus unidades de ingenieros ferroviarios, volviendo en 1925 de nuevo a Francia y Bélgica con la misma finalidad. Además, había sido agregado a la Ponencia de Ferrocarriles del Directorio Militar y en el aspecto facultativo, en esta ocasión como ingeniero civil, fue el autor del proyecto, que luego de aprobado dirigió, del nuevo alcantarillado de Madrid.

En 1926 y 1927, tomaba parte en la campaña de Marruecos, como jefe del Batallón de Zapadores de Tetuán, al que había sido destinado en 1926.

En 1928, era nombrado director de la Escuela Central de Transmisiones y, al año siguiente, era designado para el mando del Regimiento de Radiotelegrafía y Automovilismo en el que permaneció hasta su ascenso a General en 1932, pasando destinado a continuación a la Inspección General del Ejército.

Además de la Cruz Laureada de San Fernando y junto a numerosas condecoraciones, era Caballero de la Legión de Honor Francesa. Murió el 3 de junio de 1934, en Jubera (Soria), víctima de un accidente de automóvil.

 

Obras de ~: Informe de remisión de los proyectos de reforma, reparación y saneamiento de los viajes antiguos de aguas de la villa, Madrid, Imprenta Municipal, 1916; Proyecto de Real Decreto. Nuevo régimen ferroviario. Fundamentos y Refutación de las observaciones presentadas por la Delegación de las compañías de Ferrocarriles, redactado por el Teniente Coronel de Ingenieros D. Julián Gil Clemente, Madrid, Gráficas Reunidas, 1923; Acuartelamientos varios. Madrid. Anteproyecto construcción de obras para Cuartel de Artillería en los solares de la Cárcel Modelo, s.l., s.f.  

 

Fuentes y bibl.: Archivo General Militar (Segovia), exps. personales.

W. E. Retana, Breve Diccionario Biográfico de los Ingenieros Militares que han estado en las Islas Filipinas, Madrid, Memorial de Ingenieros, 1923; L. de Sequera Martínez, Historial de las Unidades de Ingenieros en Ultramar (la Campaña de 1898), Madrid, Talleres del Centro Geográfico del Ejército, 1999; E. Colombo Rodríguez, “El Cuartel del Infante Don Juan en Madrid”, en Revista de Historia Militar, 89 (2000), págs. 125-154; J. Carrillo de Albornoz y Galbeño, “Caballeros de la Real y Militar Orden de San Fernando pertenecientes al Arma de Ingenieros”, en Memorial del Arma de Ingenieros (Madrid, Ministerio de Defensa), n.os 63-66 (2001 y 2002); J. de la Santa Cinta, “Batallón de Ingenieros de Filipinas, Morir por España, caídos por España en las guerras contra los piratas moros en 1985”, en El Correo de Pozuelo, 11 de octubre de 2017, [en línea] disponible en https://elcorreodepozuelo.com/2017/10/11/batallon-ingenieros-filipinas-caidos-espana-las-guerras-los-piratas-moros-1985/.

 

Juan Carrillo de Albornoz y Galbeño

Relación con otros personajes del DBE

Biografías que citan a este personaje

Personajes citados en esta biografía

Personajes similares