Ayuda

Esteban Boutelou y Soldevilla

Biografía

Boutelou y Soldevilla, Esteban. Sevilla, 8.VIII.1823 – Madrid, 14.II.1883. Forestal.

Sobrino e hijo de los famosos botánicos Esteban y Claudio Boutelou. María Bernarda Soldevilla, esposa de Claudio Boutelou, donó, en junio de 1849, los herbarios de los hermanos Boutelou a la Escuela Especial de Ingenieros de Montes de Villaviciosa de Odón. Su hijo Esteban Boutelou y Soldevilla nació en Sevilla en el año 1823. Estudió en la Academia Real de Tharand (Sajonia).

Agustín Argüelles (1776-1843), político, tutor de la reina Isabel II y de su hermana cuando ambas eran menores de edad, y amigo de Martín de los Heros (1784-1859), intendente de Real Casa y Patrimonio, al no poder traer de Sajonia a alguno de los hijos de Enrique Cotta: Augusto (1799-1860), Bernhard (1808-1879) y Wilhelm (1796-1874), para ordenar y arreglar científicamente los montes del Patrimonio, decidieron, actuando en defensa de la causa forestal, en el otoño de 1842, que dos jóvenes españoles fuesen a estudiar la carrera de Montes en la Escuela de Tharand durante tres años, pensionados por la Casa Real. Se eligió para ello a Agustín Pascual, discípulo de A. Sandalio, secretario de la Sección de Agricultura de la Sociedad Matritense, y a Esteban Boutelou, profesor de Botánica en Sevilla.

Volvieron el 8 de noviembre de 1845. A Esteban Boutelou se le nombró subinspector de Bosques y Plantíos, encargado de los viveros, parques, jardines y bosques del Real Sitio de Aranjuez.

Por el artículo 82 del Reglamento de la Escuela de Montes de Villaviciosa de Odón se les convalidó y concedió los títulos de ingeniero, sin necesidad de realizar ningún tipo de examen, por haber estudiado las mismas materias que constituían la enseñanza en España, en unión del también compañero Antonio Campuzano Brochowski (Dresde, 1829-Villaviciosa de Odón, 1894), que igualmente había estudiado Ingeniería de Montes en Alemania. Los títulos expedidos tienen fecha de 20 y 13 de octubre de 1852, respectivamente.

La colocación que se les dio en el escalafón, ocupando ambos los primeros puestos, originó el malestar entre el resto de los ingenieros de esta primera promoción. El asunto fue estudiado por el Consejo de Estado y Su Alteza el Regente del reino (1870) tuvo a bien confirmar a los dos ingenieros en sus puestos y desestimar las reclamaciones de sus compañeros.

En 1847 fue nombrado Esteban Boutelou subinspector general de Bosques del Real Patrimonio. Otros cargos que desempeñó fueron el de inspector general de 1.ª clase del Cuerpo de Ingenieros de Montes. Perteneció a la Junta Facultativa durante dieciocho años, vocal del Consejo Superior de Agricultura, Industria y Comercio y académico de número de la Real de Ciencias Exactas, Físicas y Naturales. Estaba en posesión de la Gran Cruz de Isabel la Católica. Falleció el 14 de febrero de 1883.

Bosquejo sobre el origen y progresos de la Botánica, y noticias de los autores que más han contribuido al adelantamiento de esta ciencia es el título de un discurso leído por E. Boutelou ante la Real Academia de Ciencias Exactas, Físicas y Naturales en su recepción pública.

En esta obra menciona a los naturalistas que, de una manera u otra, han contribuido al estudio de la Botánica a lo largo de los siglos. Referente a los botánicos españoles del siglo xix no menciona, como él mismo dice, a los que en aquella fecha vivían. Destaca a los ya fallecidos, como Mariano Lagasca, Simón de Rojas Clemente, Vicente Cutanda, fray Manuel Blanco y Ramón de la Sagra. De otros siglos señala a Andrés Laguna, Nicolás Monardes, Gonzalo Fernández de Oviedo, Cristóbal Acosta, Francisco López de Gómara, Juan Jarava, Francisco Hernández (médico de Felipe II), José Quer, Casimiro Gómez Ortega, Miguel Barnades (médico de Carlos III), Ignacio Asso, José Celestino Mutis, Antonio Palau, Antonio José Cavanilles, José Pavón, Hipólito Ruiz, Martín Sessé, José Mariano Mociño, Luis Née y Juan Minuart.

Como conferenciante y articulista destacan los trabajos publicados, sobre todo en la Revista Forestal.

El 19 de mayo de 1878, siendo, por entonces, presidente de la Sección de Agricultura de la Sociedad Económica Matritense, pronunció una conferencia en el Conservatorio de Artes titulada Apuntes para la Historia Agrícola española.

Del Argan (Argania sideroxylon, R. et S.) es un artículo de seis hojas en el que hace una descripción de esta planta, de la familia de los sapotáceas, cuyo nombre es marroquí y que también solía llamarse “árbol de aceite”. Hace un breve estudio de la raíz, tallo, ramas, hojas, flores, fruto, semilla, floración, usos e importancia, noticias de su antigüedad, cultivo, multiplicación por semillas o estaca, siembras, plantíos y labores de arado. Termina el trabajo aconsejando la introducción de esta planta en la Península, útil sobre todo para la repoblación de los montes de Andalucía, Murcia y Valencia. Asimismo recomienda que en España se utilice la multiplicación por semillas.

Conservación de las simientes y preparación de las mismas para la siembra es otro artículo de E. Boutelou y Soldevilla en el que estudia la conservación, cuidado y preparación de las simientes.

Quizás su mejor obra sea la escrita en colaboración con Miguel Colmeiro y publicada en Sevilla en el año 1854, titulada Examen de las encinas y demás árboles de la Península que producen bellotas, con designación de los que se llaman mestos.

 

Obras de ~: Examen de las encinas y demás árboles de la Península que producen bellotas, con designación de los que llaman mestos, Sevilla, Imprenta de José M.ª Jeofrin, 1854; “Del Argán (Argania sideroxylon, R. et S.)”, en Revista Forestal, vol. I (1868), págs. 480-485; “Conservación de las simientes y preparación de las mismas para la siembra”, en Revista Forestal, vol. II (1869), págs. 625-635; Discursos leídos ante la Real Academia de Ciencias, Madrid, Imprenta Viuda e Hijo de E. Aguado, 1877; Bosquejo sobre el origen y progresos de la Botánica y notificación de los autores que más han contribuido al adelantamiento de esta ciencia, Madrid, Imprenta Viuda e Hijo de E. Aguado, 1877; Apuntes para la Historia Agrícola española, Madrid, Imprenta Manuel G. Hernández, 1878.

 

Bibl.: L. González, Ingeniería y Naturaleza. Aportaciones de los Ingenieros de Montes españoles a las Ciencias Naturales durante el siglo xix, Madrid, 2002; J. L. González, “Forestales Ilustres: Esteban Boutelou y Soldevilla”, en Montes, Revista de Ámbito Forestal, 85 (2006), págs. 64-65.

 

José Luis González Escrig