Ayuda

  • Más de 50.000 personajes de la Historia de España
  • 2.500 años de Historia a través de sus protagonistas
  • Ámbito geográfico mundial, con especial atención a todos los territorios que, además de la Península, formaron parte de la Administración española
  • 2.000 ámbitos de actividad
  • 4.500 autores, españoles y extranjeros
  • 500 instituciones científicas nacionales e internacionales
  • Un buscador avanzado con numerosos criterios combinables entre sí

 200 años de su nacimiento

Carolina Coronado Romero

Por Gregorio Torres Nebrera 

Almendralejo (Badajoz), 1820 — Lisboa (Portugal), 1911 

Escritora adscrita al Romanticismo 

«estos nombres no corresponden a conceptos, sino a existencias; no se pueden definir, sino describir»

Eugenio d'Ors, Más sobre la Biografía (1929)

«El supuesto mínimo de la Historia es que el sujeto de quien habla pueda ser entendido»

José Ortega y Gasset, ¿Qué es Filosofía? (1929)

«la posteridad quiere registrarlo todo; excava, revuelve, escudriña, interroga los olvidados huesos sin nombre»

Benito Pérez Galdós, El equipaje del rey José (1875)

«si el olvido es muerte de las cosas, el escribirlas será resucitarlas, darlas vida, hacerlas inmortales»

Pedro Vega, Declaración de los siete salmos penitenciales (1599-1602)

«hacer ver cómo la vida entera de un individuo está presente en una de sus obras, en uno de sus hechos y cómo en esa vida está presente una época entera»

Walter Benjamin, Sur le concept d’histoire (1942)

«La curiosidad [...] quiere ver más de cerca y contemplar más despacio a los que con sus talentos, virtudes o vicios extraordinarios han contribuido a la formación, progresos y atraso de las naciones»

Manuel José Quintana, Vidas de los españoles célebres (1807)

«a los muertos no se les debe otra cosa que verdad y justicia»

Manuel José Quintana, Vidas de los españoles célebres (1807)

«la biografía será un elemento de juicio esencial para entender una época y una sociedad»

Julio Caro Baroja, Género biográfico y conocimiento antropológico (1986)

«No se puede conocer si la vida de un mortal le ha sido dichosa o desgraciada hasta su muerte»

Sófocles, Las Traquinias (s. V a. C.)

«se engañan los que juzgan las vidas de los otros, siguiendo más el humo que el sol, esto es, la sospecha que el claro conocimiento de la verdad»

Fray Luis de Granada, Traducción de la Escala Espiritual de S. Juan Clímaco (1562)