Ayuda

Luis Marliani

Biografía

Marliani, Luis. Milán (Italia), s. m. s. xv – Worms (Alemania), 2.X.1521. Obispo de Tuy, médico, tutor real, consejero real.

De la noble familia italiana de los Marliani, de la casa del conde de Busto Arsizio, fue hijo de Daniele Marliani, racionero de Cámara de los duques de Milán y de Margarita de la Cruz. Mereció la confianza de la Casa Real —los Austrias— a cuyo servicio estuvo gran parte de su vida como médico y consejero.

Así lo acredita un epitafio de Milán, fechado en 1595, localizado en la iglesia de Santa María de la Paz de Milán. Se trata de una lápida sepulcral dedicada a tres miembros de la familia Marliani, en la que se elogia a nuestro biografiado como “Consejero y Protomédico de Felipe I Rey de España, de los Emperadores Maximiliano y Carlos V, y de Maximiliano y Ludovico, Duques de Milán; Orador, Matemático y Filósofo, Obispo de Tui, designado Cardenal”. Por Pedro Mártir de Anglería, gran amigo y pariente de Marliani, se sabe que cuidó durante algún tiempo a Fernando el Católico, que tuvo también un protagonismo singular en la última enfermedad de Felipe I el Hermoso, como médico principal, y que a principios de 1508 se incorporó en Flandes a la Casa y Corte del entonces príncipe infante Carlos, como tutor y como médico.

De la estimación personal del Emperador hacia Marliani dan fe su presencia constante en la Corte, su condición de protomédico, el testimonio de Pedro Mártir de Anglería y los favores y prebendas que se le otorgaron en el reino de Sicilia, acreditados por las numerosas cartas que el propio Carlos V dirigió a Roma apelando a su derecho de presentación (en las prebendas de Sicilia) y justificando su interés por la persona de Marliani. Todos los autores son concordes (ya desde Giovio, hacia 1557) en atribuir a Luis Marliani la invención de la divisa “plus ultra”, traducción latina del “plvs ovltre” flamenco, que usó en sus armas personales el emperador Carlos V, incorporada luego al Escudo Nacional y que todavía pervive.

Giovio alaba sobremanera la concisión y la expresividad de este lema: “No os maravilléis de ello, porque el inventor de esta divisa fue un excelentísimo caballero llamado Maestro Luis Marliano, milanés, que fue médico de Su Majestad y murió siendo Obispo de Tuy.

Además de poseer otras virtudes, fue gran matemático.

Y empresas semejantes, tan agudas, tan ilustres y limpias, no salen de la mente de hombres adocenados, sino de agudísimos Maestros”.

Fue nombrado obispo de Tuy en 1516, donde queda memoria de algunos actos administrativos de sus procuradores y la noticia de haber concluido unas obras en la catedral, comenzadas por su antecesor, y de las que dan testimonio sus armas episcopales. Fue amigo de Erasmo de Rótterdam, con quien mantuvo una relación epistolar. En 1516 pronunció un discurso a los caballeros de la Orden del Toisón de Oro, en el Capítulo de Bruselas, alocución en honor del joven Carlos e invitando a la constitución de un Imperio Universal Cristiano. Participó en la Dieta de Worms (1521), donde escribió dos opúsculos “Contra Lutherum” y en la que desempeñó ciertamente un papel activo, al lado del obispo de Lieja, de Gattinara y otros. Aquí en Worms, víctima de la peste, le sorprendió la muerte, cuando se redactaba laboriosamente el edicto imperial por el que se sancionaba la condena de Lutero. Sostienen los autores italianos que, por entonces, ya había sido designado cardenal por el papa León X, aunque todo parece indicar que no llegó a hacerse efectivo el nombramiento.

 

Obras de ~: Sylva de Fortuna, Brixiae, 1503; Oratio in comitiis Ordinis Aurei Velleras, Basileae, 1517. Epístolas: Epístola ad Simphorianum Camperium, 1513; Epístola quae calamitosa Philipi Hispaniae Regis in Hispaniam navigatio describitur, Argentonae, 1554; De Bataviae laudibus (incluida en una obra de Cornelio Aurelio, Antuerpiae, 1586). Escritos: Contra Lutherum.

 

Fuentes y bibl.: Archivo Histórico Diocesano de Tuy, Tumbo y protocolos notariales (1516-1521).

P. Giovio, Diálogo dell’imprese militari et amorose, Lyon, 1574; P. Sandoval, Antigüedad de la ciudad, y iglesia catedral de Tuy y de los obispos que se save aya avido en ella, Braga, 1610; B. Corte, Notizie istoriche intorno ai Mediciscrlttori milanesi, Milán, 1718; F. Argelati, Bibliotheca scriptorum mediolanesium, Milán, 1745; G. Tiraboschi, Storia della letteratura italiana, Módena, Società Tipografica, 1778; E. Flórez, España sagrada: theatro geographico-historico de la Iglesia de España, Madrid, Oficina de la Viuda e Hijo de Marín, 1792; P. Mártir de Anglería, Epistolario, trad. de J. López de Toro, en Documentos Inéditos para la Historia de España, Madrid, 1955; M. Bataillon, Erasmo y España, trad. de A. Alatorre, México, Fondo de Cultura Económica, 1982; A. Hernández Matías, “Luis Marliano (1463?-1521). Un Obispo de Tui en la Corte de Carlos V”, en Compostellanum, vol. XXXI, 1-2 (1986), y vol. XXXII, 1-2 (1987); A. González Santiso, Los obispos de Tui y sus armas. Heráldica Eclesiástica, Tui, Deputación Provincial de Pontevedra, 1994; F. Ávila y la Cueva, Historia Civil y Eclesiástica de la ciudad de Tuy y su Obispado (ms. en Archivo Histórico Diocesano de Tuy), ed. facs., Consello da Cultura Galega, 1995; A. Hernández Matías, El obispo Marliano en la corte de Carlos V. Los favores del Rey. (I y II). “Pórtico”, n.os 151 y 152, Tui, Amigos de la Catedral de Tui, 2004.

 

Antonio Hernández Matías y Carlos Viscasillas Vázquez