Ayuda

Juan Gayangos Lascari

Biografía

Gayangos Lascari, Juan. ?, f. s. XVII – Caracas (Venezuela), 1762. Coronel e ingeniero director.

En 1718 ingresaba en el Cuerpo de Ingenieros, después de aprobar el examen reglamentario, con el grado de teniente y ayudante de ingeniero. En 1730, se le designaba para pasar a Indias con el grado de capitán e ingeniero ordinario, destino pospuesto por el ingeniero general Verboom. En consecuencia, Gayangos se quedaba en Cádiz, trabajando en las obras de fortificación de la plaza.

Por una Real Orden de Felipe V, del 17 de diciembre de 1735, era nombrado para dirigir las obras de las fortificaciones de La Guaira y Puerto Cabello, puerto, éste último, objetivo preferente de la Armada Inglesa. Había sido recomendado para este puesto por el también ingeniero, Diego Bordick. Con anterioridad, el 11 de diciembre del mismo año, una Real Cédula enviada al gobernador y capitán general de Venezuela, anunciaba el destino de Gayangos: “He resuelto que Don Juan Gayangos Lascari pase a esa Provincia con el encargo de la asistencia y dirección de las obras de fortificaciones del referido Fuerte de San Felipe en Puerto Cabello y demás que se hayan de efectuar en ella”.

Llegaba a Puerto Cabello (Venezuela) en mayo de 1736, donde sustituía al ingeniero Juan Amador Courten (que se había marchado de la plaza sin permiso de la Corona) en la realización de las obras emprendidas. Estas ofrecían problemas, tanto en su construcción, como en sus costes. En julio de ese año, elaboraba un plano de La Guaira, con el nombre de Plano del Presido de La Guaira en la costa de la Provincia de Venezuela, con la ubicación de todas las fortificaciones. Se trata del primer plano hecho con instrumentos científicos y, por lo tanto, a escala, apreciándose en él las construcciones, templos, fortificaciones, etc., acompañado de una memoria. En ésta, Juan Gayangos decía respecto a sus caminos, “no hay mas que dos posibles [caminos] por las playas, son mui malos y costosa su reparación; el de Caracas es de tal naturaleza que diez hombres lo podrían defender en algunos pasos contra diez mil; el otro que va hasta Cabo Candera es también mui malo, pero sin desfiladeros”. También construía en La Guaira la cárcel de la ciudad.

Vuelto a Puerto Cabello, llevaba a cabo un reconocimiento del estado de la construcción del fuerte de San Felipe, lo que hacía Gayangos en noviembre de 1736, proponiendo cambios en los planos originales. De acuerdo con su propuesta, Gayangos realizaba una serie de reformas del proyecto de Courten, modificando la forma de la cortina semicircular, eliminando los medios baluartes y añadiendo una plataforma en el vértice del pentágono, proyecto que fue aprobado por la Corona en 1738, terminando su construcción en 1742. En los siguientes años estuvo realizando la construcción de las murallas de Puerto Cabello, así como levantando diversos planos, como los del fuerte de San Felipe y uno nuevo de la plaza de La Guaira, el Plano del Presidio de La Guaira en la costa de la provincia de Venezuela.

En 1742, realizaba el plano de Puerto Cabello, con los caminos a Valencia del Rey, Caracas, Borburata y Río San Esteban, y, en la zona meridional, a los valles de San Esteban, Guayguaza, Portachuelo y Patanemo.

Entre el 26 de abril y el 13 de mayo de 1743, el fuerte de San Felipe se puso a prueba durante el ataque frustrado a Puerto Cabello de la escuadra inglesa mandada por el almirante Charles Knowles. Gayangos participaba activamente en la defensa, resultando herido en la cabeza. En ese mismo año, redactaba un informe, a petición del gobernador de Caracas, sobre el mal estado en el que se encontraba el palacio del Gobernador, señalando que amenazaba con su ruina si continuaban las lluvias.

Por Real Cédula del 22 de agosto de 1747, fue ascendido al cargo de ingeniero en segundo, con el grado de teniente coronel. Durante los 26 años que permaneció en Puerto Cabello, fue el principal constructor de sus defensas. No sólo dirigió las obras de esta plaza, sino que también trabajó en las de La Guaira, en la cárcel de la ciudad a partir de 1736 y en las fortificaciones de Caracas, cuyos planos y perfiles elaboró, además de dirigir los trabajos consiguientes. En 1753 viajó a España, pero, de regreso a Venezuela, reanudó sus actividades de incansable fortificador. Por Real Cédula del 26 de diciembre de 1761 fue ascendido a ingeniero director, con el grado de coronel, y se trasladó a Caracas, donde ejerció el cargo de ingeniero jefe de los Reales Ejércitos y Fronteras, además del de director de fortificaciones de Venezuela.

En 1762, sobre el sistema constructivo empleado anteriormente, informaba “q algunas obras q se acostumbran en esta Provincia y en otras partes de esta América echas de tierra travada con paja, aseguran una duración de más de seis años, cuia obra llaman vulgarmente Balareque, y todo su contexto es de ramas o cañas, tierra y pajas”.

Respecto al muelle de Puerto Cabello, en 1744 proyectaba en su plano de 19 de octubre, un muelle “A”, situado a la derecha de la entrada del puerto, enfrente del castillo, con espigón perpendicular a la orilla. Nuevamente Gayangos volvía sobre la obra del muelle, representándolo en otro plano de 1762, donde escribía una nota: “Que se deven abrir por el Puerto canales pª pasar las embarcaciones que deven conducir a las Batts proiectadas, tierra, faginas y demás materiales pª su construcción y asimismo pª el transporte de víveres”, añadiendo en otro informe que “dispuso traer de los islotes piedras que la que menos pesase dos quintales”.

 

Fuentes y bibl.: Archivo General de Simancas, Expedientes Personales.

G. Gasparini, La Arquitectura colonial en Venezuela, Caracas, Armitano, 1965; H. Capel et al., Los Ingenieros Militares en España. Siglo XVIII. Repertorio biográfico e inventario de su labor científica y espacial, Barcelona, Publicaciones y ediciones de la Universidad de Barcelona, 1983; J. A. Calderón Quijano, Historia de las Fortificaciones en Nueva España, Madrid, Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), 1984; G. Gasparini, Las fortificaciones del período hispánico en Venezuela, Caracas, Armitano, 1985; H. Capel et al., De Palas a Minerva: la formación científica y la estructura institucional de los ingenieros militares en el siglo XVIII, Barcelona, SERVAL-CSIC, 1988; C. Virgili Belda, “La proyección hispanoamericana de la Academia de Matemáticas de Barcelona”, en La Academia de Matemáticas de Barcelona. El legado de los Ingenieros Militares, Barcelona, Ministerio de Defensa, 2004, págs. 167-198; C. Laorden Ramos, Obra Civil en Ultramar del Real Cuerpo de Ingenieros, Madrid, Ministerio de Defensa, 2008, 2 vols.

 

Juan Carrillo de Albornoz y Galbeño

Relación con otros personajes del DBE

Biografías que citan a este personaje

Personajes similares