Ayuda

Juan Pírez y Correa

Biografía

Pírez (o Piris, o Pires) y Correa, Juan. Ceuta, 25.IV.1760 – Barcelona, 1.I.1831. Mariscal de campo y director subinspector de Ingenieros.

Ingresó en el Ejército en mayo de 1771, como “distinguido”, y posteriormente como cadete del Regimiento Fijo de Ceuta, en el que ascendió a subteniente de Infantería en enero de 1783. Este ascenso fue motivado por su actuación en el sitio y bloqueo de Gibraltar, en el que, además de participar en varios reconocimientos, embarcó en una lancha cañonera con la que efectuó varios ataques a la plaza y socorrió a las baterías flotantes incendiadas por los ingleses.

Estudió en la Academia Militar de Matemáticas de Ceuta, ingresando en el Cuerpo de Ingenieros como ayudante, después de aprobar los exámenes reglamentarios el 17 de febrero de 1787, siendo destinado a la plaza de Cartagena. De allí, en marzo del siguiente año, pasaba a la Costa de Granada, donde permaneció hasta que en enero de 1789 se le destinaba a la plaza de Orán, en la que se halló en el transcurso de varios ataques contra los “moros” y donde, a pesar de resultar herido en los terremotos de 1790, continuó haciendo el servicio de ingenieros para la defensa de la plaza.

Después de pasar destinado sucesivamente por Ceuta (a la que volvía en diciembre de 1792), Campo de Gibraltar, Reino de Aragón, y nuevamente por el Campo de Gibraltar, en agosto de 1800 se le ordenaba que se presentara en el “Campo Volante” de Extremadura, con motivo de la guerra contra Portugal. En esta campaña participó en el sitio de Elvas y en el lanzamiento de un puente sobre caballetes, en la noche del 19 de mayo de 1801 sobre el río Cuya para el paso del ejército, y más tarde levantaba un plano de la plaza de Olivenza. En 1803 estaba trabajando en las fortificaciones de Hostalrich, siendo promovido en ese año a sargento mayor de brigada.

En junio de 1804 era destinado a las provincias de Venezuela, a donde llegaba en septiembre del mismo año. Con anterioridad (el 15 de abril de 1795) el ingeniero Francisco Jacot había dibujado su plano, titulado Proyecto de Camino Real de La Guayra y la Yda a Catia. En el año de su llegada, en 1804, Pires redactaba un nuevo proyecto por “la pica de Catia”, desarrollado muy lentamente pese a la colaboración del también ingeniero militar José Aloy.

Con ocasión de la proyectada y fallida invasión de Miranda en 1806 (con la finalidad de iniciar a partir de Venezuela una serie de acciones destinadas a promover la independencia en la América hispana), dispuso y ejecutó las defensas necesarias para los puertos de la citada provincia, por cuyo mérito obtuvo el grado de coronel del Ejército. En 1808 estaba a cargo de la Academia de Matemáticas establecida en Cumaná; la Academia era una escuela de ingeniería militar y uno de sus alumnos fue Antonio José de Sucre, el futuro Gran Mariscal de Ayacucho. En el centro de enseñanza citado se estudiaba aritmética, álgebra, geometría y trigonometría, construcciones civiles, dibujo lineal y topográfico. La Academia otorgó títulos de ingenieros y en ella se formaron los primeros ingenieros militares venezolanos. Su alumno, Antonio José de Sucre, precursor de la Ingeniería Militar en Venezuela, como se ha señalado, comenzó estudios de ingeniería con Juan Pires y Correa: “Sucre inició en 1808 sus estudios de matemáticas para seguir la carrera de ingeniero”. A finales de 1808, continuaba su preparación en Caracas, en la recién creada Escuela de Ingeniería Militar, dirigida por el coronel español Tomás Mires, donde aprendió táctica militar, geometría, álgebra, dibujo, fortificaciones y construcciones.

En el ámbito de las obras civiles, en 1804 realizaba el proyecto de un camino carretero desde La Guaira a Caracas, el cual se iría construyendo muy lentamente. También intervino en la erección de la catedral de Caracas. La vieja iglesia mayor fue destruida por un terremoto en 1641. Poco después se erigía otra en malas condiciones y terminada en 1670, aunque entró en ruina toda su cubierta y gran parte de fábrica. En 1793 se solicitó licencia real para una nueva catedral, para la que se realizaba un proyecto en 1800 que no prosperó, encargándose en 1810 un nuevo proyecto al coronel Pírez, aunque la guerra emancipadora de nuevo interrumpió los trabajos.

Posteriormente, después de la insurrección de Caracas el 19 de abril de 1810, estuvo prisionero por algún tiempo como consecuencia de no haber aceptado formar parte de la Junta de Guerra y Defensa de las provincias de Venezuela. Liberado de la prisión, lograba volver a la Península, desembarcando en Cádiz en septiembre de 1810, en el marco de la Guerra de la Independencia.

Al mes siguiente a su llegada, era destinado al 2º Ejército, y en diciembre de 1810 marchaba con licencia a la plaza de Ceuta, licencia que interrumpía en enero de 1811, al ser llamado por el Gobierno a fin de que informara sobre la insurrección que se produjo en Caracas antes de su salida de América. En mayo del último año, se encontraba de nuevo integrado en el 2º Ejército, como jefe del Estado Mayor, con el que siguió sus vicisitudes hasta que, hallándose fortificando la plaza de Denia, tuvo que embarcarse para Mallorca en enero de 1812, debido a que los franceses habían ocupado Valencia y se acercaban a donde se encontraba trabajando. En abril de 1813 se incorporaba nuevamente a su ejército, en el que permaneció hasta que, en agosto de 1814, era destinado a la Costa de Granada.

En junio de 1818 fue designado vocal de la Junta Superior del Cuerpo establecida en Madrid y en junio de 1820, jefe de la Dirección de Ingenieros de la Costa de Granada, cargo en el que permaneció hasta mayo de 1823. En esa fecha era nombrado comandante general de Ingenieros del Ejército Constitucional de Reserva de Andalucía, cargo que ejerció hasta fines de julio de ese mismo año, en el que era incluido en la capitulación general acordada por el general Ballesteros con los aliados realistas. Como consecuencia de lo anterior era separado del servicio, pasando a la situación de licencia indefinida con residencia en Granada. En agosto de 1824 fue rehabilitado y destinado a la Dirección Subinspección de Ingenieros de Granada, de donde pasaba sucesivamente a la de Aragón, y finalmente, en agosto de 1827, promovido a mariscal de campo, a la de Cataluña.

Era caballero Gran Cruz de la Real Orden de San Hermenegildo y comendador de la Real Orden de San Jorge. Falleció en Barcelona, el día primero de enero de 1831.

 

Obras de ~: Memoria Militar sobre la inutilidad de los Presidios menores de África, 1821.

 

Fuentes y bibl.: Archivo General Militar de Segovia (AGMS), Exps. Pers.

Estado-Mayor-General de los Exércitos Nacionales, 1812; VV. AA., Memorial de Ingenieros dedicado a la Guerra de la Independencia, Madrid, Imp. del Memorial de Ingenieros, 1908; E. Arcila Farias, Historia de la Ingeniería en Venezuela, t. II, Caracas, Colegio de Ingenieros de Venezuela, 1961; H. Capel et al., De Palas a Minerva: la formación científica y la estructura institucional de los ingenieros militares en el siglo XVIII, Barcelona, Serbal-CSIC, 1988; H. Capel et al., Los Ingenieros Militares en España. Siglo XVIII. Repertorio biográfico e inventario de su labor científica y espacial, Barcelona, Publicaciones y ediciones de la Universidad de Barcelona, 1983; J. López Muiños, Algunos aspectos de la Ingeniería Militar española y el Cuerpo Técnico, Madrid, Ministerio de Defensa, 1993; Y. Freites, “Un esbozo histórico de las matemáticas en Venezuela. I Parte: Desde la Colonia hasta finales del Siglo XIX”, en Boletín de la Asociación Matemática Venezolana, 7, 1-2 (2000), págs. 9-38; J. I. Fernández Domingo, “Ejército y Sociedad: de nuevo el Paradigma Venezolano”, en Presente y futuro de las relaciones cívico-militares en Hispanoamérica, Madrid, Ministerio de Defensa, 2003, págs. 161-185; A. Gutiérrez Escudero, “Francisco de Miranda y su expedición libertadora de 1806”, en  Araucaria: Revista Iberoamericana de Filosofía, Política, Humanidades y Relaciones Internacionales, 16 (2006), págs. 260-275; M. Vannini de Gerulewicz. “José Mires, patriota español maestro del mariscal Sucre: las ciencias matemáticas al servicio de la independencia americana”, en Viejas y nuevas alianzas entre América Latina y España. XII Encuentro de Latinoamericanistas españoles. Santander, 21 al 23 de septiembre de 2006, Santander, Consejo Español de Estudios Iberoamericanos, 2006, págs. 1307-1320; C. Laorden Ramos, Obra Civil en Ultramar del Real Cuerpo de Ingenieros, Madrid, Ministerio de Defensa, 2008, 2 vols.; E. Fuguet, “Sucre, precursor de la ingeniería militar en Venezuela”, en Costa del Sol FM, 18 de agosto de 2019 [en línea], disponible en https://www.costadelsolfm.org/2019/08/18/eumenes-fuguet-sucre-precursor-de-la-ingenieria-militar-en-venezuela/.
 

Juan Carrillo de Albornoz y Galbeño

Relación con otros personajes del DBE

Biografías que citan a este personaje

Personajes citados en esta biografía

Personajes similares