Ayuda

Joan de Cervelló

Biografía

Cervelló, Joan de. Señor de la Baronía de Oropesa. ?, c. 1496 – Augsburgo (Alemania), 3.VIII.1551. Militar.

Hijo tercero del noble catalán Berenguer Arnau de Cervelló, XXI barón de La Laguna. Su carrera y pericia militares propiciaron una proyección social que rebasó los límites de su vida. Su bautismo de fuego fue en la conquista de Navarra (1512). De allí pasó a Italia, donde sirvió bajo la bandera imperial, en los ejércitos de Maximiliano I y, sobre todo, de Carlos V, en las guerras con Francisco I de Francia. Con el grado de capitán tomó parte destacada en la célebre batalla de Pavía (1525). Ocupado por los imperiales el ducado de Milán, se le confió la plaza de Casè (probablemente la actual Casei Gerola), junto con otras propiedades confiscadas a la nobleza lombarda.

Cuando tuvo lugar la invasión francesa mandada por Lautrec (1528), evitó mediante pactos que su posición fuese atacada. Acabada la contienda, durante la estancia del Emperador en Italia con motivo de la coronación (1530), por orden de éste entregó sus plazas al duque de Milán. Poco después se estableció en Valencia, donde inició una intensa colaboración con el gobierno virreinal del duque de Calabria para fortificar el litoral.

Entre 1534 y 1544 planeó reformas en las murallas y castillos del reino desde Peñíscola hasta Alicante, pasando por la propia capital (aquí en colaboración con Pedro de Guevara, en 1543-1544, lo que supuso la elaboración del plano más antiguo conocido de la ciudad de Valencia). Su asentamiento en el reino y su promoción social se consolidaron con la adquisición de la baronía costera de Oropesa (comarca de La Plana), que compró al conde de Belchite en 1535 por una suma moderada. Empleó sus conocimientos militares para revalorizar su propiedad. La torre de Oropesa (luego llamada Torre del Rey), diseñada por él, es uno de los más acabados ejemplos de fortificación renacentista en el litoral hispano, al tiempo que centro de la defensa de su comarca.

No por ello dejó de participar en las guerras de Carlos V. En 1535 estuvo en la campaña de Túnez. En 1542 fue llamado para proteger, a las órdenes del duque de Alba, la frontera del Rosellón. Con el rango de maestre de campo y tropas reclutadas en Valencia, defendió Perpiñán con brillantez. En premio a sus servicios le fue concedida la encomienda de Villarrubia, de la Orden de Calatrava. Siguió al Emperador al Sacro Imperio y tomó parte en las campañas del Danubio y del Elba que culminaron en la batalla de Mühlberg (1547). Ya no abandonó la Corte imperial, hasta que, estando en Augsburgo, encontró la muerte.

En su testamento pidió ser enterrado en la iglesia del convento de Santo Domingo de la ciudad imperial.

Estuvo casado con Isabel March, con quien tuvo tres hijos: Pedro, Isabel y Jerónimo. Sus méritos militares y la adquisición de Oropesa son el origen de su linaje, que de rama menor de una antigua familia catalana alcanzaría, en el siglo xviii, la grandeza de España.

 

Fuentes y bibl.: Archivo del Reino de Valencia, Real Audiencia, Procesos de Madrid, L 116; L. Cerveró, Fichero genealógico; Archivo de la Corona de Aragón, Consejo de Aragón, leg. 629, doc. 25/2.

M. de Viciana, Crónica de la ínclita y coronada ciudad de Valencia y de su reyno, vol. II, Barcelona, Pablo Cortey, 1564, págs. 113-114 (ed. facs., València, Universitat, Departament d’Història Moderna, 1972, 5 vols.); F. Sevillano Colom, Bosquejo histórico de Oropesa, Castellón, [Hijos de F. Armengot], 1953; F. Guicciardini, Storia d’Italia, Bari, Laterza, 1967, 5 vols.; V. Forcada Martí, “La torre del rei”, en Boletín de la Sociedad Castellonense de Cultura, 64 (1988) (en http:// homepage.ntlworld.com/forcada/docs/trei.pdf); J. F. Pardo Molero, La defensa del imperio. Carlos V, Valencia y el Mediterráneo, Madrid, Sociedad Estatal para la Conmemoración de los Centenarios de Felipe II y Carlos V, 2001; A. Felipo Orts, “La ascensión social de los Cervelló: de barones de Oropesa a condes de Cervelló y grandes de España”, en Estudis. Revista de Historia Moderna, 28 (2002), págs. 241-262.

 

Juan Francisco Pardo Molero