Ayuda

Ibn Tayfur

Biografía

IBN ṬAYFŪR. ?, f. s. X – m. s. XI. Señor de la ciudad de Mértola hasta el año 436 H./1044. ‘Ibn Bassām, que por lo general se basa en el fiable historiador Ibn Ḥayyān, curiosamente, da la fecha de 439 H./1047-1048 C.).

Se ignora casi todo acerca de este personaje, pues raramente aparece nombrado en las crónicas. No lo menciona Ibn ‘Iārī ni Ibn al-Jatīb, cronistas esenciales para el periodo de las taifas. Aun así sabemos que cuando el cadí de Sevilla Abū l-Qāsim Muḥammad b. Ismā‘īl b. ‘Abbād empieza a dirigir de forma independiente la taifa sevillana en el año 414/1023 —inicialmente en un triunvirato con otros dos notables, Ibn Yarim e Ibn al-Zubaydī, a los que apartaría después— Ibn Ṭayfūr se hizo independiente por entonces en la ciudad de Mértola con sus aledaños; pues al-‘Urī, en efecto, lo atestigua diciendo que al comienzo de su gobierno, refiriéndose al cadí sevillano, “apareció en el Algarve, en el castillo ‘ḥiîn) de Mértola, un rebelde salteador de caminos. Sembró el terror matando a los viajeros que encontraba y a los ámeles que iban en su busca y a quienes vencía”. Aunque este geógrafo almeriense, contemporáneo de los hechos, lo vea como un bandido, en realidad hay atisbos para pensar que sería algún notable de la ciudad de Mértola. Ya que cuando el cadí sevillano mostró sus ambiciones territoriales, luego de varias correrías —una de las cuales le llevó a territorios entre el Duero y el Móndego— con el principal objeto de reclutar hombres para su ejército, musulmanes o cristianos, intentó hacerse con la ciudad de Beja, perteneciente a los afðasíes de Badajoz. Ibn Ṭayfūr entonces envió una tropa de socorro al príncipe que más tarde sería rey de la taifa pacense, Muḥammad b. ‘Abd Allāh, conocido como al-Muẓaffar; aunque eso de nada sirvió al príncipe, ya que fue hecho prisionero y la ciudad de Beja tomada por el sevillano. Tuvo mejor suerte, con todo, que el hermano de Ibn Ṭayfūr, jefe del destacamento enviado desde Mértola, pues mientras el futuro al-Muẓaffar de Badajoz fue llevado a Carmona por el aliado del cadí sevillano, Muhammad b. ‘Abd Allāh al-Birzālī, señor de esa taifa, tratando con respeto y consideración al ilustre cautivo, a quien terminaría por poner en libertad; el de Mértola fue llevado a Sevilla y crucificado, según Ibn Bassām. Es muy probable que la noticia de al-´U¼rī se refiera a este hermano de Ibn Ṭayfūr, al que se le trata de salteador, si bien la acción en su relato se desarrolla en una incursión en las cercanías de Sevilla, en la que el de Mértola, rodeado por arráeces sevillanos es “apresado vivo y conducido a Sevilla, donde el cadí Muḥammad b. ´Abbad mandó crucificarlo a orillas del río”.

A raíz de esta derrota, acaecida hacia el año 421/1030, junto con la pérdida de su hermano y de una tropa de sus mejores guerreros, Ibn Ṭayfūr “quedó muy debilitado”, según asegura Ibn Hayyān, contemporáneo de los hechos.

Ibn Ṭayfūr, no obstante, pudo mantenerse independiente en Mértola casi catorce años más, preservando su alianza con los afðasíes de Badajoz. Mas cuando el estado de guerra entre el rey al-Mu´ta¼id de Sevilla y al-Manîūr de Badajoz creció, el belicoso rey sevillano invadió el pequeño señorío de Mértola por su alianza con el afðasí, lo cual no era más que una disculpa, puesto que había decidido ya engullirse las pequeñas taifas vecinas. Además, Mértola era una plaza muy atractiva por la situación estratégica privilegiada y por lo económicamente rentable, pues los barcos podían llegar hasta la misma ciudad remontando el Guadiana. Así lo cita de Yāqūt, “Mirtula: fortaleza de los distritos de Beja, es el más inaccesible de los castillos del Magrib y el mejor defendido”. Mértola fue la primera en caer, en el año 436/1044-45, y de nada le valió su famosa posición geográfica, “tenida por inexpugnable”, según al-´Urī, y ser “tan conocida por la bondad de sus fortificaciones”, en palabras de al-Idrīsī.

Ignoramos qué fue de Ibn Ṭayfūr entonces, pues desaparece en la densa oscuridad que rodeó su vida, no volviendo a aparecer en crónica alguna cuando emerge el nombre de la ciudad de Mértola involucrado en relatos de hechos posteriores.

 

Fuentes y bibl.: Ibn Ḥayyān apud Ibn Bassām, al-‰ajīra, ed. parcial de R. P. A. Dozy, Scriptorum Arabum loci de Abbadidis, t. I, Lugduni Batavorum, S. y J. Luchtmans, 1846, págs. 223-224 ‘t. II, de E. J. Brill, 1853, págs. 211); Al-‘Umarī, Masālik al-abîar, trad. parcial F. Fagnan, Extrait inédites relatifs au Maghreb, Argel, J. Carbonel, 1924, pág. 86; Ibn ‘Iḏārī, al-Bayān al-Mugrib fī [ijtiîār] ajbār mulūk al-Andalus wa l-Magrib, ed. de E. Lévi-Provençal con tít. Al-Bayān al-Mugrib. Tome troisième. Histoire de l’Espagne Musulmane au XIème siècle. Texte Arabe publié par la première fois d’après un manuscrit de Fès, Paris, Paul Geuthner, 1930, págs. 202-203 ‘trad. crít. de F. Maíllo Salgado [con centenares de correcciones, merced a la ‰ajīra de Ibn Bassām y a las “Observations sur le texte du tome III du Bayān de Ibn ‘Iārī”, establecidas por E. Lévi-Provençal, en Mélanges Gaudefroy de Mombynes, El Cairo, 1935-1945, págs. 241-258], La Caída del Califato de Córdoba y los Reyes de Taifas [al-Bayan al-Mugrib], Salamanca, Estudios Árabes e Islámicos, Universidad de Salamanca, 1993, págs. 170-171); al-‘Urī, Tarîī‘ al-ajbār wa tanwī‘ al-āðār wa l-bustān fi garā’ib al-buldān wa l-masālik ilà §amī‘ al-mamālik, ed. de ‘A. ‘A. al-Ahwānī, Madrid, Instituto de Estudios Islámicos, 1965, pág. 107 [trad. parcial R. Valencia, “La cora de Sevilla en el Tarsī‘ al-ajbār de Aḥmad b. ‘Umar al-‘Urī”, en Andalucía Islámica, IV-V ‘1986), pág. 138]; al-Idrīsī, Kitāb Nuzhat al-mustāq fī ijtirāq al-āfāq, ed. y trad. parcial R. Dozy y M. J. de Goeje, Description de l’Afrique et de l’Espagne, Leide, Brill, 1968, págs. 179/217; G. ‘Abd al-Karīm, “Mu‘ÿam al-Buldān ‘Diccionario de los países), La España musulmana en la obra de Yāqūt ‘s. XII-XIII)”, en Cuadernos de Historia del Islam, 6 ‘1974), pág. 295.

 

Felipe Maíllo Salgado

Relación con otros personajes del DBE

Biografías que citan a este personaje

Personajes citados en esta biografía

Personajes similares