Ayuda

'Abd al-Malik Nizam Al-Dawla al-Muzaffar

Biografía

Abd al-Malik Niẓām al-Dawla al-Muẓaffar. Abd al-Malik ibn Abd al-AzĪz ibn Abd al-Ramān “Sanchuelo” ibn AbĪ āmir “Almanzor” al-Maāfirī. ¿Valencia?, c. 440 H./1048 C. – s. m. s. V H./s. m. s. XI C. Segundo rey de la dinastía āmirí en la taifa de Valencia (dū l-iŷŷa 452 H./enero de 1061 C. - dū l- iŷŷa 457 H./noviembre de 1065 C.).

Nieto de Abd al-Ramān “Sanchuelo”, que a principios de aquel siglo XI había sido el segundo hijo de Almanzor en sucederle también en Córdoba como chambelán āmirí (1008-1009). Por tanto, este Abd al-Malik era sobre todo biznieto del todopoderoso Almanzor, que había regido al-Andalus durante el califato de Hišām II, hasta morir en 392 H./1002. Parece lógica su adopción del sobrenombre pseudo-califal de al-Muaffar, “el Triunfante”, que había sido llevado por el hermano de su abuelo, el chambelán Abd al-Malik al-Muaffar (1002-1008), resultando una doble coincidencia sin duda intencionada entre ambos: la del nombre propio y la del sobrenombre honorífico, que, por otra parte, fue el más adoptado por los soberanos de taifas, ya que nueve de ellos en total recurrieron a este título, que vinculaba su ejercicio del poder con el detentado por Almanzor y sus dos hijos y sucesores, la dinastía cāmirí. Asimismo, se tituló Abd al-Malik con el sobrenombre gubernativo de Niẓām al-Dawla, “el orden del Estado”, también llevado por otros dos reyes de taifas, y figuradamente alusivo a funciones con que prefería distinguirse.

Sucedió Abd al-Malik a su padre Abd al-AzĪz, cuando éste murió en dū l-iyya 452 H./enero de 1061 C., del cual había sido con anterioridad proclamado heredero, según consta en sus monedas, en las que figura con ambos citados sobrenombres. Al acceder al trono, aún no había alcanzado la pubertad y parece que tenía escasas dotes, por lo que, según señala el cronista Ibn al-JaṭĪb (ed. de S. K. asan, 2002: 195): “todo el poder lo acaparó entonces el secretario de su padre, cuyos asuntos había dirigido, Ibn Abd al-AzĪz que era más conocido como Ibn Rūb al-Qurubī”, y que fue uno de los más destacados secretarios de su época.

Siguieron los conflictos entre la taifa de Valencia y otras, como la de Almería, cuyo rey al-Mutaim hostigó algunos castillos de la zona de Murcia. Más graves consecuencias tuvieron los ataques de Fernando I de Castilla contra la taifa de Valencia, seguramente para imponerle parias. El rey de Toledo al-Ma`mūn, que era yerno de Abd al-Malik de Valencia, ayudó a éste en un principio, pero pronto acabó deponiéndole, en noviembre de 1065, y alzándose con el dominio también de la taifa valenciana, sobre la que vemos ya están centrándose los intereses de toledanos y de castellanos. Al-Ma`mūn mantuvo su dominio de Valencia, a través del gobierno de Ibn Rūb, durante diez años: hasta morir en junio de 1075, y a continuación se produjo la proclamación otra vez de los āmiríes en Valencia, a través de un hermano de Abd al-Malik al-Muaffar Niẓām al-Dawla, llamado Abū Bakr. No consta ninguna otra noticia sobre el destino de Abd al-Malik.

 

Bibl.: Ibn Bas­sām, al-DajĪra, al-Andalus, s. XII (ed. de I. cAbbās, Beirut, 1979, 8 vols.); Crónica anónima de los reyes de Taifas (trad. de F. Maíllo, Madrid, Akal, 1991, págs. 44-46); Ibn cIdārĪ, al‑Bayān al‑mugrib, Magreb s. XIV (vol.  III, ed. de E. Lévi-Provençal, París, 1930; trad. de F. Maíllo, La caída del califato de Córdoba y los reyes de taifas, Salamanca, Universidad, 1993); Ibn Al‑JaṬĪb, Acmāl al-Aclām, al-Andalus s. XIV (ed. de S. K. Ḥasan, Beirut, Dār al-kutub al-cilmiyya, 2002); A. Prieto y Vives, Los Reyes de Taifas. Estudio histórico-numismático de los musulmanes españoles en el siglo V de la Hégira (XI d. de J.C.), Madrid, Junta de Ampliación de Estudios e Investigación Científicas, 1926 (reed. con láminas y suplemento por T. Ibrahim y A. Canto, Madrid, Universidad Autónoma de Madrid, 2003); R. Menéndez Pidal, La España del Cid, Madrid, Hernando, 1929; A. Huici Miranda, “Novedades y rectificaciones sobre la historia musulmana de Valencia. El reinado de Abū Bakr Muḥammad ibn cAbd al- cAzĪz al-cāmirí”, en Ligarzas, 1 (1968), págs. 99-125; Historia musulmana de Valencia y su región, Valencia, Ayuntamiento, 1969; D. Wasserstein, The Rise and Fall of the Party-Kings. Politics and Society in Islamic Spain. 1002-1086, Princeton, 1985; P. Guichard, Les musulmans de Valence et la Reconquête (XIe-XIIIe siècles), Damasco, IFAO, 1990-1991, 2 vols.; trad.: Al-Andalus frente a la conquista cristiana: los musulmanes de Valencia (siglos XI-XIII), Valencia, 2001; M. J. Viguera Molins, “Historia política”, en M. J. Viguera Molins (coord.), Los reinos de taifas. Al-Andalus en el siglo XI, en J. M.ª Jover Zamora (dir.), Historia de España de Menéndez Pidal, vol. VIII-1, Madrid, Espasa Calpe, 1994; F. Clément, Pouvoir et légitimité en Espagne musulmane à l'époque des taifas (Ve/XIe siècle). L'imam fictif, París, L’Harmattan, 1997; P. Guichard, “L’Espagne des cāmirides et des princes de taifas”, en J.-C. Garcin et al. (coord.), États, sociétés et cultures du monde musulman medieval (Xe-XVe siècle), vol. I, París, Presses Universitaires de France, 1999, págs. 49-80; M. Meouak, Pouvoir souverain, administration centrale et élites politiques dans l’Espagne umayyade (IIe-IVe/VIIIe-Xe siècles), Helsinki, Academia Scientiarum Fennica, 1999; A. Ben Abdesselem, La vie littéraire dans l’Espagne musulmane sous les mulūk al-ṭawā’if,  Damasco, IFPO, 2001, págs.  213-220; R.-L. García Lerga, A. Ruiz Sánchez,  “Las acuñaciones monetarias en la Taifa de Valencia (s. XI)”, Arse, 37 (2003), 93-124; A. Canto y T. Ibrahim, Moneda andalusí. Colección del Museo Casa de la Moneda, Madrid, Fundación Real Casa de la Moneda, 2004; D. Francés Vañó, “Una acuñación inédita de cAbd al-Malik al-Muaffar”, Manquso, 2 (enero, 2016), 51-54; “Aportació numismática a la Taifa de València: Abd al-Aziz i les emissions del 435 al 442 AH amb i sense el nom NaŶaba”, Acta numismática, 47 (2017), 107-116.

 

María Jesús Viguera Molins