Ayuda

Al-Aziz (o Al-'Izz) b. Ishaq Al-Mustazhir b. Muhammad al-Birzali Al-Mustazhir

Biografía

Al-‘Azīz (o Al-‘Izz) b. Isḥāq Al-Mustaẓhir: Al-‘Azīz (o al-‘Izz) b. Isḥāq b. Muḥammad al-Birzālī al-Mustaẓhir. ¿Carmona? (Sevilla), p. m. s. XI – Sevilla, 459 H./1067 C. o 460 H./1068 C. sup. Tercero y último régulo de la taifa beréber de Carmona.

Ascendió al trono luego de la muerte de su padre Isḥāq b. Muḥammad acaecida hacia 444/1052-1053, tomando el título sultánico de al-Mustaẓhir (el vencedor). “Su autoridad, dice la llamada Crónica Anónima de los Reyes de Taifas, fue completa, y las cosas estuvieron en buen orden. Los precios de los géneros bajaron. Las ciudades que reconocieron por jefe a su padre lo reconocieron a él”. Y no sólo Carmona, sino también Écija, Osuna, Almodóvar y otras. Las fuentes sin pararse en detalles hablan de una larga guerra entre los birzālíes de Carmona y los abadíes de Sevilla. Poco a poco el rey de Sevilla fue terminando con todas las pequeñas taifas del sudoeste y del sur de al-Andalus, la última, la más poderosa militarmente, fue la de Carmona. En efecto, según todas las fuentes (excepto la Crónica Anónima y el Kitāb al-‘Ibar de Ibn Jaldūn, que sigue de cerca el texto de la Crónica) esa larga guerra llevó al agotamiento y casi a la aniquilación de los brizālíes que eran de etnia zanāta. Sabiendo que el final estaba próximo, al-‘Azīz (o al-‘Izz) decidió ceder al rey de Toledo, al-Ma’mūn Yaḥyà b. Ḏī-l-Nūn, Carmona y sus distritos, a cambio de que le diera permiso de aposentarse con sus contríbulos en Almodóvar, cuando ya al-Mu‘taḏid de Sevilla se había hecho con la ciudad de Écija y las otras localidades pertenecientes a los birzālíes. Esta proposición fue aceptada y llevada a cabo la operación, según al-‘Uḏrī, el 15 de raŷab de 460/20.V.1068. Carmona fue entonces ocupada por las tropas toledanas. El rey de Sevilla, no obstante, obtendría la posesión de Carmona tres días después, al decir del geógrafo anteriormente citado, tras prometer al rey toledano su ayuda para conquistar Córdoba, cosa que por supuesto no cumplió. En cuanto al birzālī al-Mustaẓhir, sometido a las presiones del soberano sevillano, no pudo mantenerse en Almodóvar; parece que se entregó al rey de Sevilla, muriendo poco después en esa ciudad en 459 ó 460/1067 ó 1068.

Mientras, una parte de los birzālíes junto con sus familias optó por replegarse hacia territorio granadino, sirviendo a los reyes beréberes de etnia sinhaāŷí, los zīríes de Granada, a fin de continuar la lucha contra los abadíes de Sevilla. Ibn Jaldūn de forma lapidaria resume el fin de los birzālíes: “Así terminó el reino que los Banū Birzāl habían fundado en al-Andalus […] en época más reciente los Birzāl, establecidos en Sillat, perecieron por completo. Se cuentan, pues, entre las tribus extintas”.

 

Bibl.: Ibn Jaldūn, Kitāb al-‘Ibar, t. VI, ed. Būlāq, 1867, pág. 54 (trad. parcial de [M. G.] de Slane, Histoire des Berbères, nueva ed. de P. Casanova, t. III, París, Paul Geuthner, 1982, pág. 293); Ibn ‘IḎĀrĪ, al-Bayān al-Mugrib fī [ijtiîār] ajbār mulūk al-Andalus wa l-Magrib, con el tít. y subtít. en fr.,  Al-Bayān al-Mugrib. Tome troisième. Histoire de l’Espagne Musulmane au XIème siècle. Texte Arabe publié par la première fois d’après un manuscrit de Fès, ed. de E. Lévi-Provençal, Paris, Paul Geuthner, 1930, pág. 283 [trad. crítica (con centenares de correcciones, merced a la Ḏajīra de Ibn Bassām y a las “Observations sur le texte du tome III du Bayān de Ibn ‘Iḏārī”, establecidas por E. Lévi-Provençal, en Mélanges Gaudefroy de Mombynes, El Cairo, 1935-1945, págs. 241-258) de F. Maíllo Salgado, La Caída del Califato de Córdoba y los Reyes de Taifas (al-Bayān al-Mugrib), Salamanca, Estudios Árabes e Islámicos, Universidad de Salamanca, 1993, pág. 234]; Anónimo, Ḏayl (texto fragmentario incluido en apéndice en la edición del mal llamado) Bayān III, ed. de E. Lévi-Provençal, Paris, P. Geuthner, 1930, pág. 312 (trad. de F. Maíllo Salgado, bajo el tít. de Crónica Anónima de los Reyes de Taifas, Madrid, Akal, 1991, págs. 64-66); Anónimo, Mafakhir al-Barbar. Fragments historiques sur les berbères au Moyen-Age, ed. de E. Lévi-Provençal, Rabat, 1934, págs. 44-45; Ibn al-JaṬĪb, Kitāb A‘māl al-a‘lām, ed. de E. Lévi-Provençal bajo el tít., Histoire de l’Espagne Musulmane (Kitāb A‘māl al-A‘lām), Beirut, Dār al-Makchouf, 1956, págs. 237-238 (trad. de W. Hoenerbach, Islamische Geschischte Spanien. Übersetzung der A‘māl al-A‘lām und Ergänzender Texte, Zürich-Stuttgart, Artemis Verlags, 1970, págs. 428-429; al-‘Uḏrī, Tarîī‘ al-ajbār wa tanwī‘ al-āṯār wa l-bustān fī garā’ib al-buldān wa l-masālik ilà ǧamī‘ al-mamālik, ed. de ‘A. ‘A. al-Ahwānī, Madrid, Instituto de Estudios Islámicos, 1965, pág. 108 [trad. parcial de R. Valencia, “La cora de Sevilla en el Tarsī‘ al-ajbār de Aḥmad b. ‘Umar al-‘Uḏrī”, en Andalucía Islámica, IV-V (1986), pág. 140]; H. R. Idris, “Les Birzalíes de Carmona”, en Al-Andalus, XXX (1965), págs. 58-59; C. López Morillas, “Los beréberes zanata en la historia y la leyenda”, en Al-Andalus, XLII (1977), págs. 307-308; R. le Tourneau, “Birzal (banū)”, en Encyclopédie de l’Islamḏ, t. I,  Paris-Leide, Brill-Maisonneuve, 1978, págs. 1275-1276; J. Bosch-Vilá, “Karmuna”, en Encyclopédie de l’Islamḏ, t. IV, Paris-Leide, Brill-Maisonneuve, 1978, pág. 692; R. Arié, “Aperçus sur les royaumes berbères d’al-Andalus au V ème/XI ème siècle”, en Instituto de Estudios Islámicos, XXIII (1985-1986), págs. 153-154; M.ª J. Viguera Molíns, Los reinos de taifas y las invasiones magrebíes, Madrid, Mapfre, 1992, págs. 128-129.

 

Felipe Maíllo Salgado