Ayuda

Pedro Cayetano Fernández del Campo y Salvatierra

Biografía

Fernández del Campo y Salvatierra, Pedro Cayetano. Marqués de Mejorada del Campo (II). Madrid, 22.IV.1656 – Viñuelas (Guadalajara), 16.V.1721. Secretario de Despacho Universal, embajador.

Hijo de Pedro Fernández del Campo y Angulo y de su esposa Teresa de Salvatierra y Velasco, fue bautizado en la madrileña parroquia de San Juan (3 de mayo de 1656). Mediante gestiones paternas, obtuvo ya en 1663 el nombramiento de caballero de la Orden de Alcántara, tras minucioso examen de sus antecedentes familiares. El 4 de mayo de 1671, la reina tutora Mariana de Austria le nombró “oficial segundo de número de la Secretaría de Estado de la Negociación del Norte [...] en consideración a los muchos particulares y agradables servicios de D. Pedro Fernández del Campo y Angulo, su padre, executados por espacio de 40 años”, con el emolumento de 1.700 reales. El 12 de mayo de 1675, Pedro Cayetano, al igual que su hermano Íñigo, fue recibido como menino de la Reina; el 27 de mayo de 1675 fue nombrado gentilhombre de boca del Rey, con la paga de 67.500 maravedís; y el 5 de diciembre de 1675 se le concedió el puesto de acemilero mayor de la Casa del Rey, con el sueldo de 219.624 maravedís. La Reina, el 7 de diciembre de 1677, le autorizó la entrada en el cuarto del rey Carlos II y en la antecámara del suyo.

En 1685 se casó con María Teresa de Alvarado Bracamonte y Grimón, marquesa de La Breña.

No pudiendo desempeñar su tío Íñigo Fernández del Campo y Angulo “por su falta de salud y achaques” el cargo de “secretario del Patronato de la real capilla”, el 26 de enero de 1688, fue designado Pedro Cayetano para reemplazarlo.

Con la nueva dinastía reinante, prosiguió brillantemente su carrera. Así, en 1705, el rey Felipe V le concedió “la propiedad de la Secretaría de Estado de la negociación de Italia” atendiendo a sus “méritos propios y los heredados”. En 1705 también le nombró secretario de Despacho Universal, por ser hombre “muy práctico y de pronto expediente, aunque el natural no el más dulce. Después, viendo que tanta mole de negocios era insoportable cargo para uno, se eligió para los de Guerra y Hacienda, por secretario de Despacho, a José Grimaldo”.

Su dedicación a las tareas administrativas no le impidió desempeñar valiente actividad castrense, aun “con gran dispendio de su hacienda”, interviniendo decisivamente en la campaña de 1706 que desde la comarca de Alcalá de Henares consiguió recuperar la villa de Madrid para Felipe V por obligada evacuación de austríacos y portugueses allí instalados, expulsando del Palacio Real a los partidarios del archiduque de Austria entre los que se hallaban el conde de las Amayuelas y otros nobles (4-7 de agosto de 1706). Probablemente por intrigas del fiscal del Consejo de Castilla, el controvertido Melchor de Macanaz, “la Secretaría del Despacho Universal de Estado y Justicia se quitó al marqués de Mejorada, creándole consejero de Estado”, el 15 de abril de 1714. En esta etapa consiguió eximir de contribuciones durante cuatro años a los habitantes de su jurisdicción de Mejorada, a causa de lo mucho que sufrió dicha localidad en la Guerra de Sucesión. También dotó a la iglesia de una bella capilla dedicada a san Justo, en cuyo interior situó su escudo nobiliario.

Pedro Cayetano murió el 16 de mayo de 1721 en el palacio de la dehesa de Viñuelas, propiedad de su esposa.

Habiendo fallecido su hija mayor, le sucedió en el marquesado de Mejorada del Campo su hija María Ana Sinforosa Fernández del Campo (casada en 1717 con Cristóbal Alfonso de Sousa y Eraso). Fallecida ésta en 1725, su hija Antonia Justa heredó la posesión de dicho marquesado. Casada en segundas nupcias, el 27 de febrero de 1740, con su primo Vasco Alfonso de Sousa, “recayó en este ilustre apellido lusitano el título de Marqués de Mejorada del Campo”. No consta que hubiera descendencia de tal unión, por lo que cabe se haya extinguido esta rama Fernández del Campo. El señorío de Mejorada del Campo fue vendido en 1757, precisamente a un descendiente de quien lo había enajenado a Pedro Fernández del Campo y Angulo.

De otra rama Fernández del Campo, afincada en Ledesma y su comarca (Salamanca) desde antes de 1548, con escudo nobiliario distinto del de la aquí indicada, sí existen descendientes, sobre todo en Salamanca, pero también en la provincia de Zamora y en Madrid.

 

Fuentes y bibl.: Archivo Histórico Nacional, Órdenes militares, leg. 509; Estado, leg. 2820; Archivo de la Real Chancillería de Valladolid, col. Pergaminos, c. 71-10; Archivo General de Simancas, Quitaciones de Corte, leg. 36; Archivo General de Palacio, exps. personales c. 344/36.

J. Sanz Martínez, Rincones de la España vieja, Madrid, Editorial Mundo Latino, 1919, págs. 38, 51, 53, 57-58 y 67-72; V. Bacallar y Sanna, marqués de San Felipe, Comentarios de la guerra de España e historia de su rey Felipe V, Madrid, Atlas, 1957, págs. 84, 118 y 245; F. Barrios, El Consejo de Estado de la Monarquía Española 1521-1812, Madrid, Consejo de Estado, 1984, pág. 412.

 

José Antonio Cabezas Fernández del Campo

Personajes similares