Ayuda

Romualdo Galdós Barthel

Biografía

Galdós Barthel, Romualdo. Eibar (Guipúzcoa), 7.II.1885 – 26.XII.1953. Teólogo, filólogo y compositor jesuita (SI).

Continuando la tradición religiosa familiar, tras dos años de noviciado, el 13 de noviembre de 1904 ingresó en la Compañía de Jesús en Carrión de los Condes (Palencia). Tras cursar estudios de Retórica y Filosofía en el Colegio Máximo de Oña (Burgos), entre los años 1910 y 1914 ejerció magisterio en Loyola, siendo además prefecto de Música y director del coro de Loyola. En ese período escribió, en lengua latina, la historia de la casa de Loyola, al tiempo que ejercía de prefecto de la Escuela de Declamación y Lectura.

Entre 1914 y 1918 regresó a Oña para cursar Sagrada Teología, donde fue durante el curso 1915-1916 prefecto de la Academia de Lengua Griega; en esos años transcurridos en la localidad burgalesa siguió atendiendo en lo posible a su afición musical.

El 31 de julio de 1917, tras haber sido ordenado sacerdote el día anterior en la iglesia jesuítica de El Salvador de Oña, celebró su primera misa en esa misma población. En 1920 se trasladó a Roma, ciudad en la que comenzó el estudio especializado de la Sagrada Biblia en el Pontificio Instituto Bíblico de Roma, donde permaneció tres años. De regreso a Oña, entre los años 1922 y 1925 impartió en el Colegio Máximo asignaturas bíblicas. Fue prefecto de la Academia de Lengua Griega Bíblica y de los cursos de Declamación para filósofos, al mismo tiempo que maestro de ceremonias, censor de libros y examinador de quinquenales.

En 1926 se doctoró en Sagrada Escritura por la Comisión Bíblica de Roma, siendo el primer alumno de habla hispánica que obtuvo este título. A raíz de estos méritos, el 6 de octubre de ese mismo año fue nombrado hijo ilustre de Eibar, su ciudad natal.

A partir de 1932, disuelta la Compañía de Jesús en España, el Colegio Máximo de Oña se asentó en la ciudad belga de Marneffe, donde el padre Galdós siguió impartiendo asignaturas bíblicas, simultaneando esta actividad con su labor docente en la Pontificia Universidad Gregoriana de Roma hasta 1939, año en el que optó por establecerse en la ciudad italiana hasta 1942. De regreso a Oña, durante cuatro años compaginó la labor docente en el Colegio Máximo de esta localidad con su actividad en la Universidad Gregoriana romana, hasta que en diciembre de 1953 dictó su última lección en la localidad burgalesa. En el transcurso de una visita a su ciudad natal, el 26 de diciembre de 1953, falleció en Eibar a los sesenta y ocho años de edad, después de un ininterrumpido magisterio de treinta y siete años.

Hombre polifacético, destacó especialmente como estudioso de las Sagradas Escrituras y como conocedor de lenguas clásicas, especialmente el latín, el hebreo y el griego bíblico, dominando a la perfección doce idiomas clásicos y modernos. Fue además escritor y poeta, realizó algunas incursiones en el terreno de la historia, especialmente la de su villa natal, y dedicó largos años a la docencia.

Completamente autodidacta en el terreno musical, no realizó estudios musicales específicos, si bien fue un gran aficionado a la música, especialmente a la religiosa, encontrándose entre sus amistades músicos como el maestro Licinio Reffice.

Su obra musical consiste básicamente en la creación del texto y la melodía de varios himnos, como son: un himno misional a las Juventudes Mercedarias de Berriz, posiblemente del año 1920; en polifonía, compuso para la Comunidad Mercedaria de Berriz los himnos a la Virgen Santísima para los diversos tiempos litúrgicos; es autor también de un himno a la Orden de la Merced, en el VII aniversario de su fundación, publicada en Barcelona, en 1930, con texto en castellano, vasco y catalán, con armonización del padre Cirilo M. Rezola, y está dedicado a las comunidades mercedarias de Berriz y Marquina. Es muy conocido su Himno a santa Cecilia, publicado en el libro- repertorio musical de Vicente Aramburu, himno que en su origen parece haber estado dedicado a la banda de música de Oña. Hay noticias de un himno a san Huberto, así como de otro himno a la Santísima Trinidad, que dedicó a la comunidad romana de trinitarios de San Carlino. Parece que compuso también un himno y su melodía para las Escuelas Profesionales de Jesús Obrero, en Vitoria, y otros a santa Bárbara y a san Ramón Nonato. En 1927 compuso el himno Errukizko amari a la Virgen de la Misericordia para la parroquia de Guernica, con armonización de José María Beobide.

 

Obras de ~: Miguel Garicoïts edo Garaikoetxea’ta’r Mikel Zorundunaren bizitza, Roma, 1923; “Contribución a una monografía histórica de la villa de Eibar”, en Real Instituto de Estudios Vascos, 20 (1929), págs. 231-245; Dabiden eres-abestiak latekeraz, gerkeraz eta iberkeraz artu [...] eta euskeraz, Roma, 1936; “Curiosidades euskericas de un libro inglés de 1848”, en Boletín de la Real Sociedad Bascongada de Amigos del País (BRBSAP) (1947), págs. 83-96 y 259-261; “Un vasco ilustre honrosamente sepultado en Bruselas”, en BRBSAP (1947), págs. 205-211; Jesus aurtxoaren lenengo itzaldia, Zarautz, 1952; “Un insigne jesuita elorriano muerto desterrado en Bolonia”, en BRBSAP (1953); “Gabon zar Eibar’en 1898 urtian” y “Recuerdos del Eibar antiguo”, en Revista Eibar (RE), 6 y 7 (1956 y 1959), pág. 19 y pág. 17, respect.; “Ayuntamientos y Unzaga”, en RE (mayo de 1961), págs. 20-21; “Segundo Olaeta, Olaeta’tar bigarren jaunari”, en Olerti-82-Eusko Ikaskuntza (1982).

Obras musicales: Errukizko amari, 1927; Himno a santa Cecilia, s. f.

 

Bibl.: P. Celaya, Aita Romualdo Galdos, S. J. (1885-1985). Bere bizitz urratsak. Semblanza biográfica y algunos escritos suyos, ESET, 1987; R. M.ª Sarasua, La Música en Eibar. Eibarko Musikoak, Eibar, Ego Ibarra, 1991; A. E. Gorosabel Garai, “Galdós Barthel, Romualdo”, en E. Casares Rodicio, Diccionario de la Música Española e Hispanoamericana, vol. V, Madrid, Sociedad General de Autores y Editores, 1999, pág. 324.

 

Amaia Elixabet Gorosabel Garai

Relación con otros personajes del DBE

Biografías que citan a este personaje

Personajes citados en esta biografía

Personajes similares