Ayuda

Luis Méndez de Haro y Sotomayor

Biografía

Méndez de Haro y Sotomayor, Luis. I Señor de Adamuz y Per Abad. Córdoba, c. 1510 – Madrid, 15.IX.1565. Comendador mayor de Alcañiz, alcaide de Bujalance y gentilhombre de la cámara.

Fue Luis de Haro y Sotomayor el segundo de los nueve hijos habidos del matrimonio, en segundas nupcias, de Beatriz de Portocarrero y Cárdenas y Luis Méndez de Haro y Sotomayor, VIII señor del Carpio y veinticuatro de Córdoba, muerto el 22 de noviembre de 1544, siendo enterrado en la capilla mayor de la iglesia del Carpio (su testamento es de 17.XI.1544, RAH, 9/289, ff. 123r-125v). Debió nacer Luis Méndez de Haro con posterioridad a 1510, pues las capitulaciones matrimoniales de sus progenitores fueron firmadas el 3 de diciembre de 1508 (RAH, SC, 9/289, ff. 185r-187v).

Heredó de su padre la alcaidía de la fortaleza de Bujalance, que el año de 1548 renunció, siéndole entregada a su hermano mayor, Diego López de Haro, el 15 de agosto de 1548 (RAH, SC, 9/286, ff.127r-128). Posiblemente la renuncia estuvo motivada por su nombramiento como gentilhombre de la casa del príncipe Felipe ese mismo año (AGP, Serie histórica, c113, exp.2). Como tal estuvo presente entre 1548-1550 en el Felicísimo Viaje (Calvete de Estrella), mientras que en 1554 partió a Inglaterra con el marqués de las Navas para preparar los esponsales de Felipe y María Tudor (Cabrera: 22). El 22 de marzo de 1555, en vísperas de que Felipe sucediese a Carlos V, pasó a ejercer el mismo oficio en la Casa de Borgoña del ya rey.

Posteriormente se convirtió en gentilhombre de la cámara, donde gozó de la estima de Felipe II, quien lo incluyó en la galería de retratos del Pardo, hasta llegar a ser considerado privado del rey (BNE, mss. 1439, fols. 52r-56v), quien lo elogiaría como sigue: “no supo el mundo lo mucho que yo quise y estimé a don Luis Méndez de Haro, Comendador mayor de Alcañices, de mi Cámara, por dos cosas, entre otras muchas que tuvo para estimar: la primera, que jamás le hallé mentira y la segunda, porque no le conocí lisonja” (Valladares, 109-113).

Consecuencia de este favor fueron las mercedes que se le dispensaron, como la concesión de la comendaduría mayor de Alcañiz en la orden de Calatrava, una escribanía de la Audiencia de Guadalajara o el señorío sobre las villas de Adamuz y Per Abad en 1564, aunque esto fue previo pago de 30.000 ducados (AGS, PTR, L59 D148), así como otras mercedes pecuniarias (AGI, 425, L.23, ff.456v-457 y L. 24, 95r-9v).

Casó con Beatriz de Haro, hija de su hermano mayor Diego López de Haro, I marqués del Carpio. Con ella tuvo dos hijas, Beatriz (1564) y María, que quedarían bajo la curaduría del I marqués del Carpio tras el óbito de Luis Méndez de Haro.

Dictó testamento el 14 de septiembre de 1565, en Madrid, afectado “desta enfermedad que agora padezco” (RAH, SC, 9/286, f. 142). Fue sepultado en la capilla mayor del monasterio dominico de Cristo Crucificado de Córdoba, que estaba bajo patronazgo de su linaje y donde profesaría como monja su joven viuda (RAH, 9/286, f. 141r).

 

Fuentes: Archivo General de Simancas, Patronato Real, L. 59, doc. 148; Archivo General de Indias, Indiferente general, 425, L. 23, fols. 456v-457; Archivo General de Palacio, Serie histórica, c. 113, exp. 2; Real Academia de la Historia, 9/281, fol. 44r; Real Academia de la Historia, 9/286, f. 141r.

 

Bibl.: A. López de Haro, Nobiliario genealógico de los reyes y títulos de España, dirigido a la magestad del Rey don Felipe Quarto nuestro señor, vol. II, Madrid, Luis Sánchez, 1622, págs. 421-423; M. de Faria i Sousa, Nobiliario del Conde de Barcelos don Pedro hijo del Rey don Dionis, M. de Faria (ed.), Madrid, Alonso de Paredes, 1646, pág. 626; A. de Burgos, Blasón de España: libro de oro de su nobleza, parte 1ª, t. 2, Madrid, Imprenta y estereotipía de Manuel de Rivadeneyra, 1853, pág. 178; J. Aranda Doncel (ed.), “Realengo y señorío  en el reino de Córdoba durante el siglo XVI: la oposición de la capital a la incorporación de Adamuz y Pero Abad al marquesado del Carpio”, en III Encuentros de Historia Local, Alto Guadalquivir, Córdoba, Diputación Provincial de Córdoba, 1991, págs. 179-163; L. Cabrera de Córdoba, Historia de Felipe II, Rey de España, J. Martínez Millán (ed.), Valladolid, Junta de Castilla y León, 1998, pág. 22; B. Porreño, Dichos y hechos del Señor Rey don Felipe Segundo. El prudente, potentísimo y glorioso monarca de las Españas y de las Indias, A. Álvarez-Ossorio Alvariño (est. intr.), P. Cuenca (ed.), Madrid, Sociedad Estatal para la Conmemoración de los Centenario de Felipe II y Carlos V, 2001, pág. 75; J. C. Calvete de Estrella, El felicíssimo viaje del muy Alto y muy Poderoso Príncipe Don Phelippe, Madrid, Sociedad estatal para la conmemoración de los centenarios de Felipe II y Carlos V, 2001, págs. 34, 74. 76, 140, 203 y 436; J. Martínez Millán y S. Fernández Conti (dirs.), La monarquía de Felipe II: la Casa del Rey, II, Madrid, Fundación MAPFRE, 2005, pág. 294; R. Valladares (ed.), El mundo de un valido. Don Luis de Haro y su entorno, 1643-1661, Madrid, Marcial Pons, 2016, págs. 105-113.

 

Diego Pacheco Landero

Relación con otros personajes del DBE

Biografías que citan a este personaje

Personajes citados en esta biografía

Personajes similares