Ayuda

Alí Abenaxara

Biografía

Abenaxara, Alí. Fiñana (Almería), m. s. XVI – Guadix (Granada), 1545 sup. Noble, capitán.

Líder de los musulmanes de Fiñana, colaboró con los Reyes Católicos para la entrega y capitulación de esta ciudad almeriense (1489), recibiendo diferentes privilegios. Al año siguiente participaría en el apaciguamiento de la rebelión mudéjar de Guadix y Fiñana, obteniendo por ello diferentes mercedes en el repartimiento de Guadix. Su colaboracionismo volvería a resaltar en la rebelión de 1499-1500, fecha esta última en la que se bautizó con el nombre de Diego López Abenaxara, trabajando con la Monarquía para la conversión masiva de los moriscos. Gracias a ello recibiría el 19 de octubre de 1500 no sólo una regiduría perpetua en el concejo de Guadix sino la hidalguía.

Rico propietario, mantuvo una posición social relevante, enlazando a sus hijos con la oligarquía morisca y también castellano vieja. Fiel colaborador del capitán general de Granada, el conde de Tendilla, llegó a escribir de él que era uno de sus amigos de mayor confianza.

En 1520 asistió como capitán de un ejército de mil moriscos al apaciguamiento del levantamiento de las comunidades de Baza y Huéscar, pasando posteriormente a las Germanías de Valencia. En 1526 formó parte de la comisión de nobles moriscos que se entrevistaron con el Emperador en Granada para entregarle la lista de agravios que sufría la minoría.

Le sucedió en la regiduría accitana su hijo Diego López Abenaxara II, casado con Gracia Pacheco, quien renunció en 1555 al oficio concejil a favor de su hijo, Íñigo López Abenaxara. Aquel mismo año éste renunció también a la regiduría a favor de su hijo, habido con María de Molina Yzbolá, Diego López Abenaxara III. Este último asistiría, con armas y caballo, a la guerra contra los moriscos, junto a su hermano Hernando de Molina Abenaxara, también regidor de Guadix.

Con un papel destacado en las negociaciones de paz, este último fue un interlocutor entre Juan de Austria y los generales rebeldes. Ambos hermanos eludieron los bandos de expulsión de los moriscos, manteniéndose en Guadix con rango y preeminencia. Poseedores de la capilla de los Abenajara, en la iglesia de Santiago, en 1615 era patrono de ella Fernando de Molina Abenajara, casado con Juana Bocanegra.

 

Bibl.: E. Soria Mesa, “De la conquista a la asimilación. La integración de la aristocracia nazarí en la oligarquía granadina. Siglos XV-XVII”, Áreas, 14 (1992), págs. 51-64; V. Sánchez Ramos, “Los moriscos que ganaron la guerra”, en Melanges Louis Cardaillac, vol. II, Zaghouan, Fondation Temimi pour la Recherche scientifique et l’information, (1995), págs. 613- 627; C. J. Garrido García, “Colaboracionismo mudéjarmorisco en el Reino de Granada. El caso de la Diócesis de Guadix: Los Abenaxara (1489-1580)”, en Miscelánea de Estudios Árabes y Hebraicos, XLVIII (1999), págs. 121-155; C. Asenjo Sedano y M. D. Asenjo Fenoy, Nobleza y Heráldica en Guadix, Granada, Port Royal, 2004.

 

Valeriano Sánchez Ramos