Ayuda

Pedro Carlos de Borbón y Braganza

Biografía

Borbón y Braganza, Pedro Carlos de. Aranjuez (Madrid), 18.VI.1786 – Río de Janeiro (Brasil), 4.VII.1812. Infante de España y de Portugal, almirante general de la Marina Real Portuguesa y caballero de la Orden del Toisón de Oro.

Bautizado como Pedro Carlos Antonio Rafael José Genaro Francisco Juan Nepomuceno Tomás de Villanueva Marcos Marcelino Vicente Ferrer Raimundo Nonato Pedro de Alcántara Fernando, fue el hijo primogénito el único que alcanzó la edad adulta, del culto infante Gabriel de Borbón y Sajonia —hijo favorito de Carlos III— y de la infanta Mariana de Portugal —hija de la reina María I de aquel reino—. Nació en el palacio de Aranjuez el 18 de junio de 1786 y, como nieto de los dos reyes de la Península Ibérica, se decidió que desde su nacimiento gozase del rango y tratamiento de infante de España y de Portugal.

Con sólo dos años, en noviembre de 1788 perdió, simultáneamente, a sus padres y a sus dos hermanos, todos ellos víctimas de la viruela, y heredó el rico mayorazgo que Carlos III había instituido a favor de su padre, Gabriel, en 1784. El huérfano Pedro Carlos quedó bajo la custodia de su abuelo —el rey de España—, que falleció a su vez tres semanas después —la noche del 13 al 14 de diciembre—, muy afectado por la pena de tan luctuosas pérdidas. Como consecuencia de ello, el infante fue enviado a la Corte portuguesa de su abuela la reina María, donde fue educado como un infante más de aquella Casa Real. Residió en los palacios de Ajuda, Mafra y Queluz.

En 1792, la reina María fue legalmente incapacitada para gobernar por sus evidentes muestras de locura, y la regencia del reino pasó a su hijo el príncipe de Beira, João, tío carnal de Pedro Carlos. Tío y sobrino trabaron una gran relación de naturaleza paterno-filial que se mantuvo hasta el fallecimiento del infante, motivo por el cual Pedro Carlos no volvió nunca a la Corte de Madrid.

La posibilidad de una inminente invasión francesa de Portugal, en 1807, llevó a la Familia Real portuguesa a huir apresuradamente de Lisboa para establecerse en Brasil, su gran colonia americana. El infante embarcó a bordo de la fragata Príncipe Real el 29 de noviembre de aquel año. La familia al completo desembarcó en Río de Janeiro unos meses después, tras una complicada y fatigosa travesía a través del Atlántico. Se establecieron en el palacio de São Cristovão y el infante, a quien un cronista describe como “ignorante, grosero y de lengua ordinaria e indecente”, solicitó a su tío el regente la mano de su hija primogénita la infanta María Teresa de Portugal, princesa de Beira. Aquella alianza, favorecida por el regente, no contó, sin embargo, con la aprobación de su esposa, la infanta española Carlota Joaquina, que se opuso de forma contundente a aquel enlace. La boda tuvo lugar en Río de Janeiro el 13 de mayo de 1810. Ese mismo día el regente nombró al infante almirante general de la Marina real portuguesa. El nuevo matrimonio se instaló en la Quinta de Boa Vista, en Río de Janeiro, pero su felicidad fue breve. Entregados a la pasión amorosa, Pedro Carlos, de salud frágil, perdió vitalidad y falleció en su residencia el 4 de julio de 1812. Dejó un único hijo, Sebastián Gabriel. Años después, su viuda contrajo segundas nupcias con el pretendiente carlista Carlos (V). El infante Pedro Carlos fue enterrado en Río de Janeiro. En 1821, cuando su viuda y su hijo volvieron a España, repatriaron su cuerpo, inhumado en el Panteón de Infantes del monasterio de El Escorial.

 

Bibl.: A. Pereira, As señoras infantas. Filhas d’el –rei d. Joao VI, Lisboa, Labor, 1938; R. Mateos Sáinz de Medrano, Los desconocidos infantes de España. Casa de Borbón, Barcelona, Thassàlia, 1996; P. van Kerrebrouck, La Maison de Bourbon, 1256-2004, t. I, Villeneuve d’Ascq, 2004; P. Wilcken, Empire Adrift. The Portuguese Court in Rio de Janeiro 1808-1821, London, Bloomsbury, 2004.

Ricardo Mateos Sainz de Medrano

Relación con otros personajes del DBE

Personajes citados en esta biografía

Personajes similares