Ayuda

Ana de Hoces Vega

Biografía

Hoces Vega, Ana de. ?, m. s. xvi – m. s. xvii. Dama.

Sin muchos datos sobre la procedencia y el triste final de sus días, se sabe que Ana de Hoces llegó a Costa Rica, en 1618, a raíz del nombramiento de Alonso del Castillo y Guzmán como gobernador de dicha provincia, la que gobernó hasta 1624.

Considerada una persona de especial crueldad, junto con su compañero de aventuras, planeó uno de los hechos más crueles en la historia colonial de Costa Rica, pues Alonso también se distinguió por su carácter irascible.

En 1619 los indios de Aoyaque se habían sublevado con fuerza y una de sus víctimas mortales fue el fraile misionero Rodrigo Pérez. Esto molestó a la pareja gobernante, más por ser peninsular que por fraile, ya que sobre los temas religiosos no eran muy afectos y obedientes a las reglas. Por tal motivo, después de enviar algunos soldados a controlar la zona, decidieron “invitar” a los indígenas que habían logrado someter a una misa, que se celebró en un rancho grande construido para el efecto. Una vez que estaban dentro unos cuatrocientos indígenas, entre los que había hombres y mujeres de todas las edades, los encerraron a todos y los trasladaron a Cartago, y, encadenados, fueron sometidos a prisión durante dos meses, al cabo de los cuales muchos de ellos empezaron a morir por las pésimas condiciones en que los mantenían.

Por fin, y con la venia de la pareja de gobernantes, fueron enjuiciados los caciques Juan Serrabá, Francisco Gogxi y Diego Hebera o Curero, y condenados a muerte en la horca. Después de exhibirlos, por un pregón, en la ciudad de Cartago, fueron decapitados y pusieron sus cabezas en la picota, a la entrada de los pueblos indígenas de Guycirí, Chirripó y Hamea. Posteriormente, los cuerpos fueron arrastrados hasta un lugar donde se preparó una hoguera, para ser quemados y esparcidas sus cenizas; igual sucedió con otros nueve inculpados.

Posteriormente, los restantes indígenas fueron repartidos, siendo uno de los beneficiadores con ellos, Ana Hoces y Vega. Sin embargo, según refiere Ángela Acuña de Chacón en su libro La mujer costarricense a través de cuatro siglos, terminaron sus días en la pobreza, en tal grado que no podían dotar a sus hijas en caso de matrimonio.

 

Bibl.: L. Fernández, Documentos para la Historia de Costa Rica, t. VIII, Barcelona, Imprenta Viuda de Luis Tasso, 1907, pág. 159; A. Acuña de Chacón, La mujer costarricense a través de cuatro siglos, t. I, San José, Costa Rica, Imprenta Nacional, 1969, pág. 53; R. Obregón Loria, De nuestra historia patria (Los gobernadores de la colonia), San José, Editorial Universidad de Costa Rica, Ciudad Universitaria Rodrigo Facio, 1979, pág. 78.

 

Óscar Aguilar Bulgarelli