Ayuda

Alonso Espinosa

Biografía

Espinosa, Alonso de. El Viejo. Medina de Rioseco (Valladolid), c. 1501 – ?, c. 1560. Banquero y hombre de negocios.

Fue el segundo hijo de Juan de Espinosa y de Leonor de Fuentes. Se estableció muy joven en Sevilla, desarrollando unos florecientes negocios, tanto como socio de su tío, el banquero Pedro de Espinosa El Viejo, como participando en negocios relacionados con Indias. En 1523 viajó a Flandes con su padre, también comerciante y hombre de negocios, y al año siguiente, en 1524, figura en calidad de accionista en un consorcio constituido con las aportaciones, entre otros, de los Fugger y los Welser, con el fin de equipar una expedición dirigida por el comandante Loaysa a las Molucas. Entre 1530 y 1532 ejerció su actividad en Brujas.

Hacia 1534 formó con su primo, Juan de Espinosa Carrión, una compañía dedicada al intercambio comercial con Indias, aportando dos millones de maravedís. Recibió solidariamente con su tío Pedro licencias sucesivas para exportar, libre de impuestos, esclavos a este continente. En 1546 constituyó con su sobrino segundo Gaspar, con el nombre de éste, una compañía para negociar en las Indias, en la que invirtió 2.250.000 maravedís. También realizó, asociado con sus hermanos Pedro y Melchor, un intenso tráfico de exportación de esclavos negros a Ultramar, adquiriendo licencias concedidas a otros comerciantes, pagando incluso derechos elevados de cesión.

Se tienen noticias de otras actividades suyas relacionadas con Indias en 1535, referidas a sus intereses en cuatro navíos cargados con metales preciosos procedentes de Perú, de los que la Corona retuvo los envíos superiores a cuatrocientos ducados, por lo que recibió en compensación dos juros, por el equivalente de la suma embargada, al 3,5 por ciento, situación que de forma parecida se repitió en 1545 y 1558. En 1550 era propietario de una cuarta parte del navío San Vicente, fletado con destino a Nombre de Dios.

A la muerte de su tío Pedro, en 1543, asumió la dirección del establecimiento bancario su hermano Melchor, que murió tres años más tarde, sucediéndole Alonso en la gerencia tanto del banco como de sus empresas y negocios. En esta época, el banco participó en operaciones de crédito con la corporación municipal de Sevilla. En 1552 figura entre los fiadores del banquero Domingo de Lizarrazas para nueva licencia que pedía por tres años.

En 1553 se asoció con su hermano Pedro, adoptando el banco la razón social de Alonso y Pedro de Espinosa. El 18 de julio de 1554, Alonso y Pedro firmaron con los banqueros Juan Í ñiguez, Ottaviano di Negro y Pedro de Morga un escrito en el que solicitaban quedase sin efecto —por considerar que iba en contra de sus intereses— una Real Provisión de 24 de junio de ese mismo año por la que se prohibía a todos aquellos que hacían operaciones bancarias encargarse de ocupaciones distintas a las propias de su profesión, teniendo que abstenerse de toda actividad de carácter mercantil e industrial.

Guillermo Lohmann señala que, cuando murió su hermano Pedro, Alonso de Espinosa se asoció con otro pariente, Gregorio de Espinosa, continuando la razón social bajo el nombre de Gregorio de Espinosa y Herederos de Alonso y Pedro de Espinosa —siendo éstos los sobrinos de Alonso, pues murió soltero en 1560 ó 1561, y los hijos de Pedro—, firma que subsistió hasta 1575. Afectado por los problemas financieros de la Corona, en 1575-1576 se produjo la quiebra del banco de los Espinosa. Esta quiebra dio lugar a un pleito que implicó a los duques de Medina Sidonia y a los condes de Olivares y que fue resuelto a favor del conde-duque de Olivares en enero de 1624.

Alonso de Espinosa hizo dos testamentos, redactados el 2 de mayo de 1546 y el 28 de mayo de 1556. Su fortuna se calculó en más de cuatrocientos mil ducados. Era propietario de inmuebles en Sevilla y de fincas, en particular en los distritos de Salteras, Alcalá de Guadaíra y Pilas. Fue enterrado en la sepultura de la familia de la capilla de Santo Tomás del convento dominico de San Pablo de Sevilla.

 

Bibl.: R. Ehrenberg, Le Siècle des Fugger, París, SEVPEN, 1955, págs. 177 y 308; G. Lohmann Villena, Les Espinosa, une familla d’hommes d’affaires en Espagne et aux Indes à l’époque de la colonisation, París, SEVPEN, 1968, págs. 35-39 y 49; R. Carande, Carlos V y sus banqueros, vol. 1. La vida económica en Castilla, Barcelona, Crítica, 1987, págs. 299, 300, 305-306, 309-310 y 523 (3.ª ed); J. H. Elliot, El conde-duque de Olivares, Barcelona, Crítica, 1990, pág. 177; H. Kellenbenz, Los Fugger en España y Portugal hasta 1560, Salamanca, Junta de Castilla y León, Consejería de Educación y Cultura, 2000, págs. 311, 429 y 566.

 

Tomás García-Cuenca Ariati