Ayuda

Pedro García Cabrera

Biografía

García Cabrera, Pedro. Vallehermoso, La Gomera (Santa Cruz de Tenerife), 19.VIII.1905 – Santa Cruz de Tenerife, 20.III.1981. Escritor.

Hasta los siete años permaneció en su pueblo natal, trasladándose más adelante a Sevilla con su familia, para luego regresar con ella a Santa Cruz de Tenerife, lugar donde residirá la mayor parte de su vida.

En La Laguna estudió magisterio y, desde estos años, colaboró activamente en diversas publicaciones: Altavoz, Gaceta de Tenerife, Hespérides, Cartones (1930) y Gaceta del Arte (1932-1936). Los primeros textos publicados por Pedro García Cabrera corresponden a 1922 y fue en el rotativo católico Gaceta de Tenerife donde publicó los poemas iniciales neorrománticos y de tema religioso. En Hespérides coincidió con los jóvenes escritores que, como Westerdahl, Pérez Minik o Gutiérrez Albelo, buscaban su propio lenguaje, la nueva literatura. A partir de la presencia de La Rosa de los vientos, en 1927, más adelante, en 1928, García Cabrera tomó contacto con las vanguardias, por lo que se dejó influir por el ultraísmo —versión española del creacionismo— y se apasionó por temas como el mar, la naturaleza, etc., o el neopopularismo de Lorca y Alberti. Después de publicar Líquenes en 1928 y ya en 1930 y, en especial, a partir de 1931 desplegó una importante actividad política como militante del Partido Socialista Obrero Español y participó en las elecciones municipales de abril de ese año, actividad que se vio multiplicada con su participación en el Ayuntamiento de Santa Cruz y en el Cabildo de Tenerife. Desde 1930 desarrolló una de sus facetas literarias, la del ensayo, con La ordenación de lo abstracto, El hombre en función del paisaje, Dos sensibilidades, La estética en lo social o El hacha y la máscara, entre otros muchos, en los que se refiere a la condición del insular, a la relación del hombre con la geografía, etc. Fundó la revista vanguardista Gaceta de Arte, en 1932, junto con Eduardo Westerdahl y Domingo Pérez Minik. En estos años compuso la obra dramática de carácter experimental Proyecciones. En 1934 apareció su segundo libro de poemas, ya lejos de lo neopopular, Transparencias fugadas. Ese mismo año, juzgado por motivos políticos, se le envió desterrado a Tafira, en Gran Canaria. Allí escribió un texto en prosa de carácter surrealista, Los senos de tinta, y el libro de poemas Isla, éste publicado muchos años después con el título La rodilla en el agua (1981). En 1935 se produjo, entre otros, un hecho que hizo que García Cabrera se entregara al surrealismo: Gaceta de Arte organizó la exposición internacional del surrealismo en Santa Cruz de Tenerife, con la presencia de André Breton y Benjamin Péret, con lo que se editó el segundo número del Boletín Internacional del Surrealismo, en cuya elaboración participó Pedro García Cabrera. En 1936 escribió Dársena con despertadores, obra poética surrealista que se publicó en 1980.

El ejército nacional alzado contra el Gobierno de la República apresó a Pedro García Cabrera el 18 de julio de 1936 para luego recluirlo en un barco prisión.

Un mes después fue trasladado con otros presos en el buque Viera y Clavijo al campo de concentración de Villa Cisneros, de donde escapó en marzo de 1937 con varios reclusos hasta llegar a Dakar. Más tarde se incorporó al ejército de la República en Andalucía, donde sufrió un accidente del que quedó gravemente herido, para inmediatamente, aún convaleciente, después de haber sido ingresado en el hospital civil de Jaén y estando en Baza, ser nuevamente apresado, en esta ocasión por el avance de las fuerzas nacionales.

Durante ese tiempo, García Cabrera no cejó en la escritura.

Su Romancero cautivo, compuesto entre 1936 y 1940, lo escribió en Villa Cisneros, Dakar y Granada; Hombros de ausencia, en Granada durante los años 1942-1944, y Viaje al interior de tu voz, lo terminó en 1946. Al finalizar la Guerra Civil, fue condenado a treinta años de prisión, aunque, redimida la pena, en 1945 se le concedió la libertad vigilada.

Concluyó así una etapa fundamental de la vida y de la obra de Pedro García Cabrera.

En sucesivos años emprendió otras aventuras editoriales con sus compañeros de generación: De Arte, revista dirigida por Eduardo Westerdahl, publicación de existencia efímera, pues nada más salió un número en 1950. A partir de 1954 fundó con Ángel Acosta el suplemento literario de La Tarde, Gaceta Semanal de las Artes, en el que volvieron a participar Domingo Pérez Minik y Eduardo Westerdahl, junto con el crítico José Domingo. Desde esta publicación, García Cabrera conectó con las generaciones posteriores, dialogó con quienes entonces eran jóvenes poetas. A mitad de la década de 1950 escribió cinco relatos cortos y una novela, Las fuentes no descansan. Durante todo el largo período de la dictadura publicó los libros de poemas Día de alondras (1951), La esperanza me mantiene (1959), Vuelta a la isla (1968), Entre cuatro paredes (1968), Hora punta del hombre (1969), Las islas en que vivo (1971) y Elegías muertas de hambre (1975).

Y ya en la transición a la democracia y en los primeros años de ella, las composiciones poéticas Ojos que no ven (1977) y Hacia la libertad (1979). En 1979, en Las Palmas se editó la antología A la mar fui por naranjas. Después de una penosa enfermedad, Pedro García Cabrera falleció en Santa Cruz de Tenerife el 20 de marzo de 1981.

 

Obras de ~: Líquenes, Santa Cruz de Tenerife, Hespérides, 1928; Transparencias fugadas, Santa Cruz de Tenerife, Gaceta de Arte, 1934; Día de alondras, Santa Cruz de Tenerife, Goya Ediciones, 1951; La esperanza me mantiene, Madrid, Gráficas Arges, 1959; Entre cuatro paredes [1949-1963], Santa Cruz de Tenerife, Gaceta Semanal de las Artes, 1968; Vuelta a la isla, Santa Cruz de Tenerife, Caja General de Ahorros, 1968; Hora punta del hombre, Las Palmas de Gran Canaria, La Quincena, 1970; Las islas en que vivo [1960-1967], Santa Cruz de Tenerife, Nuestro Arte, 1971; Elegías muertas de hambre, Madrid, Adonais, 1975; Ojos que no ven, Madrid, Taller Ediciones J. B., 1977; Hacia la libertad, Santa Cruz de Tenerife, 1978; A la mar fui por naranjas, Las Palmas de Gran Canaria, Edirca, 1980; “Dársena con despertadores” [1936], en Papeles Invertidos (Santa Cruz de Tenerife), 4-5 (mayo de 1980); La rodilla en el agua [1930-1935], Santa Cruz de Tenerife, Benchomo, 1981; Obras Completas, I-IV, ed. de S. de la Nuez Caballero, N. Palenzuela y R. Fernández [Las Palmas de Gran Canaria], Consejería de Cultura y Deportes del Gobierno de Canarias, 1987; Pedro García Cabrera. Biblioteca del Centenario, vols. 1-10, ed. de R. Fernández Hernández, Santa Cruz de Tenerife, Idea, 2005; Obra selecta, vols. 1-3, ed. de N. Palenzuela y Rafael Fernández Hernández, Madrid, Verbum, 2005.

 

Bibl.: A. Espinosa, “Pedro García Cabrera. Poemas del aire en movimiento” [1934], en Textos (1927-1936), Santa Cruz de Tenerife, ACT, 1980, págs. 258 y 259; D. López Torres, “Transparencias fugadas, de Pedro García Cabrera” [1934], en Obras completas, ed. de C. B. Morris y A. Sánchez Robayna, Santa Cruz de Tenerife, ACT, 1993, págs. 193-195; E. Gutiérrez Albelo, “Sobre Transparencias fugadas, de Pedro García Cabrera”, en La Tarde (Santa Cruz de Tenerife), 27 de diciembre de 1934; R.Gullón, “García Cabrera. Un juicio crítico sobre Día de Alondras”, en El Día (Santa Cruz de Tenerife), 1 de febrero de 1952; G. Diego, “Panorama poético español. Día de alondras, en El Día (Santa Cruz de Tenerife), 21 de marzo de 1952; V. Doreste, “García Cabrera o la esperanza”, en La Tarde, 17 de septiembre de 1959; D. Pérez Minik, Facción surrealista española de Tenerife, Barcelona, Tusquets, 1975, págs. 119-129; D. Sotto, El orbe poético de Pedro García Cabrera, Santa Cruz de Tenerife, ACT, 1980; J. C. Mainer et al., Pedro García Cabrera, Santa Cruz de Tenerife, Universidad de La Laguna, 1981; E. Westerdahl, “El canto de libertad de Pedro García Cabrera”, en El País (Madrid), 22 de marzo de 1981; N. Palenzuela Borges, El primer Pedro García Cabrera, Las Palmas de Gran Canaria, Cabildo Insular, 1991; R. Fernández Hernández, “Pedro García Cabrera: los años vanguardistas”, en A. Sánchez Robayna (ed.), Canarias: las vanguardias históricas, Las Palmas de Gran Canaria, Centro Atlántico de Arte Moderno y Gobierno de Canarias, 1992, págs. 193-216; N. Palenzuela Borges, “La aproximación surrealista de García Cabrera”, en C. Díaz Alayón (coord.), Homenaje a José Pérez Vidal, La Laguna, Universidad, 1993, págs. 629-648; C. B. Morris, “Dársena con despertadores y otras nupcias apenas compatibles”, en Ínsula, 592 (1996), págs. 22-24; M. Pérez Corrales, “Dársena con despertadores: los mil ojos de la noche marina”, en E. Guigon (coord.), Gaceta de Arte y su época, catálogo de exposición, Las Palmas de Gran Canaria, 1997, págs. 179- 196; F. Castro Morales (coord.) y J. C. Mainer, N. Palenzuela et al., Islas Raíces. Visiones insulares en la vanguardia de Canarias, Santa Cruz de Tenerife, Fundación Pedro García Cabrera-Cajacanarias-Gobierno de Canarias-Sociedad Estatal de Conmemoraciones Culturales, 2005; B. Castro Morales (ed.), Actas del Congreso Internacional Pedro García Cabrera, La Gomera, 10-14 de octubre de 2005; M.ª J. Pablo Gimeno (ed.), Pedro García Cabrera. Aires de libertad, Santa Cruz de Tenerife, Idea, 2006.

 

Rafael Fernández Hernández

 

Relación con otros personajes del DBE