Ayuda

Carlos Cervera Monge

Biografía

Cervera Monge, Carlos. Valencia, 1829 – Madrid, 19.IV.1869. Médico y político republicano.

Hijo de una modesta familia de sastres, a los seis años quedó huérfano de padres y fue acogido por unos parientes; su tío Carlos, cura de Oliva, fue quien le costeó la carrera de Medicina. Siendo muy joven, en junio de 1845, recibió la investidura de “médico puro” y empezó a ejercer la profesión en su pueblo natal, muy próximo a la capital. Fue militante en las filas demócratas desde 1848 y un impulsor de las sociedades de socorros mutuos, motivos por los que las autoridades moderadas le abrieron una causa criminal, de la que logró salir absuelto. El 18 de junio de 1850, aprovechando las ventajas del nuevo plan de estudios, convalidó su título profesional por el de licenciado de primera clase en Medicina y Cirugía, y trasladó su residencia ese mismo año al pueblo de Carlet, donde siguió ejerciendo la medicina y propagando las ideas republicanas. Dos años después contrajo matrimonio con Carmen Calvet Revuelta, hermana de Manuel, el líder del progresismo valenciano de los años cuarenta, que fue diputado esparterista en 1841 y 1843 y miembro de las Cortes Constituyentes de 1854.

Durante el Bienio, Cervera compaginó la medicina con la política: por su lucha contra la epidemia de cólera recibió un honroso certificado de gratitud del Ayuntamiento de Carlet, ingresó en la Milicia Nacional el 10 de febrero de 1855 y fue nombrado diputado provincial por el distrito de Liria el 14 de octubre de ese año, cargo que desempeñó hasta febrero de 1856. Al volver los moderados al poder fue objeto de nuevas persecuciones políticas y, más tarde, con los unionistas, fue derrotada su candidatura a diputado por el distrito del Mar de Valencia en 1859.

Alejado de la vida política, se dedicó a su profesión, que ejerció gratuitamente entre los pobres, a explotar sus fincas agrícolas y a otros negocios. En diciembre de 1858 fue nombrado director segundo de la Sociedad General de Seguros Mutuos contra incendios, representando a esta compañía en la comisión que trató de la creación de un banco en Valencia en enero de 1860. En julio de ese año fue designado vocal de la Junta provincial interina de Agricultura a propuesta de la sociedad Protección Agrícola. En 1862 dio una nueva muestra de su filantropía al repartir sus honorarios (por realizar las pruebas físicas a los quintos) entre los establecimientos de beneficencia y las familias menesterosas.

Tras participar en la revolución de septiembre de 1868, fue elegido vocal de la Junta de Instrucción Primaria, miembro del comité local del partido Republicano Federal y, en diciembre, primer comandante de los Voluntarios de la Libertad y concejal de la capital, lo que reflejaba su popularidad como jefe histórico republicano. Como demócrata, defendió la asociación y la instrucción como principales medios legítimos para la promoción de las clases populares atenazadas por la ignorancia y la miseria, pero se mantuvo en la línea individualista de José María Orense frente a las ideas socialistas de intervención del Estado en la cuestión social. En los meses que siguieron al triunfo de la Gloriosa, colaboró en la prensa valenciana, publicando en el republicano La Libertad varios artículos contra los Borbones y su ingratitud hacia el pueblo liberal. En El Federal y en el conservador Las Provincias escribió una serie de cartas en defensa de la propiedad y el orden como premisas para la implantación de la República federal, a la que consideraba la única forma de gobierno capaz de acabar con la tiranía, las injusticias y el oscurantismo, lacras consustanciales a la Monarquía, a la que asociaba también la preponderancia del clero.

Asimismo, participó en los actos de propaganda republicana llevados a cabo en las principales localidades de la provincia, que culminaron en un mitin en el Circo Español de la capital el 15 de enero de 1869, donde Cervera, en compañía de José Cristóbal Sorní, hizo una rotunda condena de la Monarquía. En las elecciones que se iniciaron ese mismo día, salió elegido diputado por la candidatura republicana del distrito de Valencia, junto a Orense, Sorní y José Antonio Guerrero. Abiertas las Cortes Constituyentes el 11 de febrero, su enfermedad crónica se agravó al mes siguiente, sin que apenas pudiese intervenir en la defensa de sus ideales: la República laica y la libertad religiosa. En sus últimos momentos de vida, recibió los servicios espirituales del obispo de Jaén, a la sazón también diputado. Trasladado su cadáver a Valencia, fue acompañado por las calles por el pueblo en multitud y por las autoridades, recibiendo sepultura en el panteón municipal tras oírse los sentidos discursos de sus correligionarios. Su escaño en las Cortes fue ocupado por otro médico republicano, Rafael Cervera Royo.

 

Bibl.: Biografía del republicano C. Cervera, Diputado de las Cortes Constituyentes de 1869, s. l., s. f.; VV. AA., Los diputados pintados por sus hechos. Colección de estudios biográficos sobre los elegidos por el sufragio universal en las Constituyentes de 1869, t. III, Madrid, R. Labajos y Cía., 1869-1870, pág. 80; R. Monlleó Peris, La Gloriosa en Valencia (1864-1869), Valencia, Edicions Alfons el Magnànim, 1996, págs. 189 ss.

 

Gregorio de la Fuente Monge