Ayuda

Juan López Pacheco

Biografía

López Pacheco, Juan. Marqués de Villena (XI) y duque de Escalona (XI). ¿Madrid?, ¿1716? – 21.IV.1751.

Director de la Real Academia Española y militar.

Juan López Pacheco fue hijo de Mercurio Antonio López Pacheco, segundo director de la Real Academia Española, y nieto, por consiguiente, de Juan Manuel Fernández Pacheco, marqués de Villena, fundador de la misma institución. Como legítimo heredero de aquella estirpe, Juan López Pacheco recibió, tras la muerte de su hermano Andrés, el título de marqués de Villena y duque de Escalona, así como muchos otros privilegios y oficios al servicio de la Corona.

Fue militar de profesión, caballero de la Orden de San Genaro, comendador de la de Santiago y capitán general de los ejércitos reales. Su vinculación con la Real Academia Española se inició en 1739, cuando ingresó para ocupar el Sillón Q, vacante desde la muerte de su padre, acaecida en junio del año anterior. Para obtener tal dignidad, Pedro González, supernumerario de la corporación, hubo de renunciar a su derecho de ascenso.

En aquella misma fecha, su hermano mayor, Andrés Fernández Pacheco, sería elegido director de la Academia en sustitución de su padre. Durante aquellos años, se presentó el último volumen del Diccionario de Autoridades (1739) y se impulsó con decisión el proyecto de la Ortografía. Fue precisamente la temprana desaparición de don Andrés —quien apenas contaba con treinta y cinco años cuando falleció— lo que precipitó el ascenso de Juan López Pacheco a la dirección de la Casa en 1746.

Con el XI marqués de Villena, por tanto, se mantuvo vigente la tradición que había llevado, desde 1713, a cuatro miembros de su familia —comenzando por el fundador— a la dirección vitalicia de la institución. Con su ascenso, la Academia dejó de reunirse en el palacio de los Pacheco, situado en la madrileña plaza de las Descalzas Reales, debido a la poca salud de su titular, y pasó a hacerlo temporalmente en casa del decano, Juan Curiel.

Juan López Pacheco sólo desempeñó el cargo durante cinco años, pues murió en 1751. Como era costumbre, la Academia honró su memoria con un Elogio redactado por Francisco Antonio de Angulo para la ocasión y una Oración funeral preparada por el padre Velasco. Le sucedió como director José Carvajal y Lancaster, quien cubrió el vacío de poder dejado en la casa por el cuarto y último Villena.

 

Bibl.: F. A. Angulo, Elogio historico del excelentissimo señor D. Juan Lopez Pacheco, marquès de Villena, director de la Real Academia Española: hecho de comission de ella, y leido en su Junta de 3 de agosto de 1751, Madrid, Real Academia Española, 1751; P. Velasco, Negras bayetas [...] trémulas luces, y aparato funesto de aquessa tumba, que ya murió, y faltó aquel, que poco ha se miraba, como un animado escollo á los embates (Oración fúnebre en memoria de D. Juan López Pacheco, director de la Real Academia Española), Madrid, Real Academia Española, 1751; A. Zamora Vicente, Historia de la Real Academia Española, Madrid, Espasa Calpe, 1999, pág. 86.

 

Eduardo Torres Corominas