Ayuda

Alonso de Virués

Biografía

Virués, Alonso de. Olmedo (Valladolid), 1493 – Agüimes (Santa Cruz de Tenerife), 19.I.1545. Monje benedictino (OSB), teólogo y obispo de Canarias.

Hijo de Alonso Ruiz y Juana de Virués, nada se sabe de los primeros años de Alonso hasta su ingreso en el Monasterio benedictino de San Juan de Burgos, donde tomó el hábito en 1508. Debió de estudiar en los colegios que la Congregación de San Benito de Valladolid poseía y luego, en Burgos, Valladolid y Salamanca se dedicó a la docencia de la Teología, siendo prior de San Vicente de Salamanca en 1521-1524 y 1531-1534 y primer abad reformado del Monasterio de San Zoilo de Carrión de los Condes (Palencia) entre 1534 y 1537. En 1534 predicó la cuaresma en Toledo al emperador Carlos V, de quien era predicador y con quien había estado en Alemania en 1529.

Fray Alonso, hombre culto que dominaba a la perfección el latín, el hebreo y el griego, además del alemán, no podía por menos que simpatizar con las ideas de Erasmo, cuyos Coloquios familiares tradujo al castellano y a quien dirigió alguna carta. En 1527 formó parte de la comisión encargada de examinar la doctrina de este autor, pero ya en 1533 su nombre figuraba entre los sospechosos del luteranismo en el proceso abierto por la Inquisición de Toledo contra su amigo, el doctor Juan de Vergara, contra quien testificó en abril de 1534. Mas también él fue víctima de la reacción antierasmista y, acusado de luterano y seguidor de Erasmo, fue encarcelado en Sevilla por la Inquisición, siendo preso en las cárceles secretas desde diciembre de 1534 hasta mayo de 1538 y procesado de levi ad cautelam. Durante todo este tiempo Carlos V no le retiró su favor, pues consta que escribió repetidas veces al inquisidor general, Alonso Manrique, a favor del benedictino e incluso lo presentó en abril de 1535 al obispado de Canarias. La Santa Sede no quiso proceder a su nombramiento hasta que no cumpliera su condena, que por fin le fue levantada en junio de 1538, cuando ya se hallaba en el Monasterio de San Benito de Valladolid. Parece ser que entonces intentó un viaje a Alemania, pero no pudo entrar allí por la cerrada oposición de los luteranos a admitir en sus territorios a sacerdotes católicos.

El 12 de agosto de 1538 fue electo obispo de Canarias, tomando posesión de su sede el 27 de marzo del año siguiente. Visitó toda la diócesis y no dejó nunca el ministerio de la predicación, al que era tan afecto. Falleció mientras viajaba desde el Teide a su residencia episcopal de Agüimes, siendo sepultado en la catedral, en el lado del evangelio de la capilla mayor.

 

Obras de ~: Philippicae disputationes viginti aduersus lutherana dogmata Philippum Melanchthonem defensa, Amberes, J. Crinitus, 1541; De matrimonio regis Angliae tractatus, Amberes, J. Crinitus, 1561.

 

Bibl.: E. de Rotterdam, Coloquios familiares: edición de Alonso Ruiz Virués (siglo xvi), Rubí, Anthropos, 2005; V. Beltrán de Heredia, “Documentos inéditos acerca del proceso del erasmista Alonso de Virués”, en Boletín de la Biblioteca Menéndez y Pelayo, XVII (1935), págs. 242-257; J. E. Longhurst, Luther’s Ghost in Spain (1517-1546), Lawrence, Coronado Press, 1964, págs. 119, 225, 287-288, 292, 352-353; Q. Aldea Vaquero, T. Marín Martínez, J. Vives Gatell (dirs.), Diccionario de Historia Eclesiástica de España, Madrid, Consejo Superior de Investigaciones Científicas- Instituto Enrique Flórez, 1972; Los Generrales de la Congregación de San Benito de Valladolid. Los abades trienales (1499-1568), Silos, Stvdia Silensia II, 1976, págs. 473-474, 492-493; Los Generales de la Congregación de San Benito de Valladolid (1568-1613), Silos, Stvdia Silensia V, 1980, págs. 362-363; M. Bataillon, Erasmo y España, México, Fondo de Cultura Económica, 2007, págs. 219-225 et passim.

 

Miguel C. Vivancos Gómez, OSB

Relación con otros personajes del DBE

Biografías que citan a este personaje

Personajes citados en esta biografía