Ayuda

Santiago José Pérez Brito

Biografía

Pérez Brito, Santiago José. La Coruña, 1753 – Buenos Aires (Argentina), 5.VIII.1814. Ingeniero.

Fueron sus padres José Pérez Brito y María Antonia Aguilar. Viajó al Río de la Plata en 1777 con la expedición de Pedro de Cevallos, en carácter de ingeniero.

Tenía la comisión de presidir la reparación de las fortificaciones de Montevideo y su ampliación. Por Real Cédula del 27 de octubre de 1777 fue designado teniente de Infantería, cargo que desempeñó en Maldonado, donde fue además ayudante de ingeniero, encargado del detalle de las Reales Obras. El virrey Vértiz lo eligió en junio de 1780 para realizar las construcciones que se pensaban hacer en la población de Carmen de Patagones sobre el Río Negro. Llegó Pérez Brito a Patagones en septiembre de ese mismo año, y de inmediato recorrió las obras de construcción, estudió y aprobó lo ejecutado, elevando su informe favorable al virrey. Lamentaba no poder adelantar las obras por falta de operarios, herramientas y materiales necesarios para los edificios del fuerte y la población.

Hizo el plano del Fuerte de Nuestra Señora del Carmen, que se construyó de piedra en la margen izquierda del Río Negro, hallándose compuesto por la casa del comandante y su ayudante, el almacén de víveres y otros edificios. Para esa obra contó con la colaboración de José de la Peña y Zazueta.

También efectuó un detenido reconocimiento del puerto de San Antonio distante a cuarenta y seis leguas por tierra de Río Negro, de lo que informó al virrey.

En 1781 preparó el plano del proyecto de la Nueva Murcia. Por Real Orden del 11 de junio de ese año, fue nombrado ingeniero extraordinario en Río Negro, con un sueldo de 400 pesos anuales. En 1784 estuvo destinado a las obras de fortificación de la plaza de Montevideo, cuando su padre —por entonces gobernador de Orán— solicitó del Rey que su hijo regresara a España para que lo acompañase debido a su avanzada edad.

El Monarca accedió al pedido, pero tres años después lo destinó nuevamente al Río de la Plata, para que, a las órdenes del gobernador de Montevideo, Joaquín del Pino, realizase las fortificaciones en esa plaza. Entre tanto, consiguió permiso para contraer matrimonio con la hija de aquél, María Josefa del Pino.

En Montevideo fue uno de los ingenieros que más trabajaron en la construcción de las célebres bóvedas, como también en la Fortaleza del Cerro. En 1791 hizo los planos de la Casa Capitular de San José, y asimismo los del Cuerpo de Guardia y demás habitaciones del edificio del Rey que habían de construirse en dicha población de la Banda Oriental del Uruguay.

En abril de 1792 se le comisionó para que, como ingeniero ordinario, fuera director de las nuevas poblaciones proyectadas en Maldonado y Santa Teresa, y en esta empresa fue acompañado por el ministro de la Real Hacienda de Maldonado, Rafael Pérez del Puerto. Entonces informó sobre el estado desastroso de los edificios provisionales de Santa Teresa, y trazó los planos de los fuertes de Santa Teresa y San Miguel.

Con motivo de las Invasiones Inglesas, al marchar el virrey Sobremonte sobre Montevideo, le delegó el mando y señaló las medidas de precaución que debían tomarse ante el previsible ataque a esas colonias.

Como comandante de armas, preparó un inventario del estado de las fuerzas que podía disponer Buenos Aires y en sus fronteras. Ante el desembarco de los ingleses, el comandante de ingenieros Pérez Brito quedó a cargo del fuerte y la ciudad; fue entonces cuando reunió en el fuerte a las autoridades civiles y militares para deliberar. Al día siguiente de la caída de Buenos Aires en manos inglesas, Pérez Brito quedó prisionero de ellos bajo palabra, por lo que no pudo actuar en los preparativos de la defensa.

Se le solicitó un informe sobre el estado del muelle de Buenos Aires, dañado muy seriamente por un temporal en 1805. En 1806, ya como coronel de ingenieros, pasó a Buenos Aires para hacer el presupuesto de unos arreglos en las cuadras del Cuartel de la Ranchería.

En 1808 el virrey Liniers le encargó algunos arreglos en el Cuartel de Cazadores de Infantería.

 

Bibl.: G. Furlong Cardiff, Arquitectos argentinos durante a dominación hispánica, Buenos Aires, 1946, págs. 333-338; V. O. Cutolo, Nuevo Diccionario Biográfico Argentino, t. IV, Buenos Aires, Elche, 1975, págs. 444-445.

 

Sandra Fabiana Olivero