Ayuda

Francesc Xavier Bultó Marqués

Biografía

Bultó Marqués, Francesc Xavier. Barcelona, 17.V.1912 – 3.VIII.1988. Doctor ingeniero industrial, industrial y creador de Montesa y Bultaco.

Su padre fue el abogado y graduado en Química por el Politécnico de Mulhouse, Francesc Bultó. Su madre, Pilar Marqués, pertenecía a una importante saga algodonera de Vilanova i la Geltrú. El matrimonio concibió siete hijos, siendo Francesc —a quien todos llamarían Paco— el benjamín. Francesc Bultó Marqués sintió la pasión de la motocicleta desde adolescente.

En 1926 compró un ciclomotor DKW y le aplicó una caja de cambios. En 1931, pilotando una AJS, venció en la carrera de Vallvidrera.

Bultó cursó el peritaje de la Escuela Industrial de Terrassa y se graduó con brillantes resultados en 1932. Prosiguió sus estudios en la Escuela de Ingenieros de Barcelona, donde obtuvo el título superior en 1936. Durante la guerra, luchó con los sublevados como teniente de Artillería de montaña.

En 1940, fundó Barella y Bultó S.L., dedicada a la fabricación de aros para émbolos de motores en Vilanova.

En 1944 Bultó y Pere Permanyer impulsaron la construcción de motocicletas. Al año siguiente, presentaron el primer prototipo de las futuras Montesa en la Feria de Muestras de Barcelona. Francesc Bultó se casó con Inés Sagnier Muñoz en 1947; tuvieron un total de diez hijos.

Durante la década de 1950, Montesa fue presentando diferentes motocicletas, cuya principal característica técnica era el motor de dos tiempos. En 1958, la especialidad entraba en su primera crisis de posguerra.

Permanyer decidió no acudir a la carrera de las 24 horas de Montjuic, para la que Bultó había estado preparando una nueva máquina. Francesc Bultó decidió fundar una nueva empresa: la Compañía Española de Motores S.A. (Cemoto), presidida por su hermano Josep Maria. Cemoto comenzó a trabajar en Sant Adrià del Besòs. Para la nueva marca, el ingeniero catalán escogió el nombre de “Bultaco”, abreviatura de sus telegramas. En 1959, presentó su nuevo primer modelo, la Tralla 101. La nueva compañía intentó diversificar la oferta y combinar motos de carretera con las de montaña.

Pacó Bultó acabó su doctorado en Ingeniería en 1962.

También puso a la venta la Metralla 62, una moto de carretera con cubicada de 196 c.c., que en 1963 logró el laurel en el campeonato europeo de resistencia. En 1964, Bultaco acudió al trial de Grenoble, organizado para promocionar este nuevo deporte de origen británico, y obtuvo buenos resultados. Para dicho segmento de mercado, Bultó concibió la Sherpa T.

En 1972 la plantilla de Cemoto llegó a ser de cuatrocientos treinta trabajadores y exportó motos por valor de quinientos cincuenta y seis millones de pesetas, lo que representaba alrededor del 57 por ciento de la exportación española del subsector. España se había convertido en el séptimo exportador mundial de motocicletas. Durante 1974-1976, las importaciones estadounidenses se hundieron. Además, la transición española conllevó un aumento de la conflictividad laboral y política. En 1977, Josep Maria Bultó murió víctima de un artefacto explosivo, colocado en su pecho por un grupo armado.

Durante 1979, la demanda de motocicletas españolas capotó por liberalización de importaciones y aumento impositivo. En Navidad, Cemoto no pudo pagar la nómina ni la paga extraordinaria. Los trabajadores ocuparon la fábrica y quemaron el busto del fundador. En abril de 1980, se presentó la suspensión de pagos. Francesc Bultó sufrió dos infartos. Después vivió retirado en su masía de Sant Antoni (Cunit), montando una Alpina. Las naves de la fábrica de Sant Adrià fueron enajenadas en 1987.

 

Bibl.: M. Walker, Spanish Post-War Road and Racing Motorcycles, London, Osprey P. L., 1986; M. Garriga, Bultaco Metralla, Platja d’Aro, Edicions Benzina, 1988; F. Herreros y J. L. Aznar, Historia del motociclismo en España, Barcelona, Reial Automòbil Club de Catalunya, 1998; F. Herreros, Bultaco. La pasión por el Deporte, Barcelona, Moto Retro, 2003.

 

Jordi Catalan i Vidal