Ayuda

Alfonso Carlos Comín Ros

Biografía

Comín Ros, Alfonso Carlos. Zaragoza, 9.VIII.1933 – Barcelona, 23.VII.1980. Político, escritor.

Sociólogo y político, se distinguió como partidario de la colaboración de los cristianos con los socialistas y los comunistas, antes y después del fin de la dictadura franquista, sobre la base de la voluntad compartida de conseguir una sociedad más justa y más habitable para las clases más desfavorecidas.

Tras el traslado de su familia a Barcelona (1942), cursó los estudios de Ingeniería Industrial en dicha ciudad (1953-1959), al tiempo que iniciaba su activismo social y político, entrando a formar parte de la revista El Ciervo (1955) y contribuyendo después a la fundación del Frente de Liberación Popular (los llamados “felipes”, 1956). Sería detenido por primera vez (luego contabilizaría hasta ocho detenciones por motivos políticos) con motivo de la huelga de protesta de la Escuela de Ingenieros. Se casó en 1961 con Maria Lluïsa Oliveres, con quien tomaría la decisión de marcharse a Andalucía, con el fin de dedicarse “al servicio de los pobres”, estableciéndose en Málaga (en un distrito obrero, la llamada Barriada Girón), donde su casa se convertiría en centro de reunión de la Juventud Obrera Católica (JOC) y de otras asociaciones favorables al cambio. Allí escribiría sus dos grandes libros sobre las tierras meridionales: España del Sur (1965 en su primera versión, antes de la definitiva, revisada póstumamente por Antonio-Miguel Bernal) y Noticia de Andalucía (1970), obras de gran ambición intelectual, donde abordaba la siempre irresuelta cuestión agraria, el proceso de industrialización, el desarrollismo capitalista, la acentuación de los desequilibrios regionales y los graves problemas sociales derivados de las estructuras económicas y el abusivo poder de las clases dominantes.

En 1964, se trasladó de nuevo a Barcelona, ciudad que ya no abandonará, dejando a salvo sus múltiples viajes dentro y fuera de España debidos a su incesante actividad política. En 1969 volvió a ingresar en prisión como consecuencia de la publicación en Témoignage chrétien (París) del artículo “Après le référendum, la repression”, un análisis del referéndum de 1966 sobre la “ley orgánica del Estado”, siendo sentenciado a un año y cuatro meses por el Tribunal de Orden Público. En los años setenta, última década de su vida (afectado desde 1973 de un cáncer generalizado de huesos y pulmones), asumirá la dirección de la revista Taula de Canvi (1976) y sucesivamente la dirección literaria de las editoriales Nova Terra, Estela y Laia, además de ejercer como profesor en la Escola Tècnica Professional del Clot y en el Institut d’Estudis Laborals de ESADE.

En 1970 (ya liberado de la cárcel, donde había conocido a Jordi Solé-Tura y Jordi Borja), ingresó en la organización comunista Bandera Roja, tras tomar la decisión de asumir la militancia política por “imperativo ético”. En 1973 fundó, junto con el jesuita Joan García Nieto, la sección española del influyente movimiento Cristianos para el Socialismo, en cuyo seno teorizó (y llevó a la práctica, pese a su imparable enfermedad) la necesidad de incorporar a los cristianos a los partidos que combaten la injusticia social (en especial los partidos comunistas) y la posibilidad de conciliar la fe cristiana con la militancia en formaciones marxistas, rechazando su proclamación de ateísmo y abogando por su conversión en partidos laicos, una batalla que terminó ganando. Tras la incorporación masiva de los militantes de Bandera Roja en 1974 al Partit Socialista Unificat de Catalunya (PSUC, el partido de los comunistas catalanes), llegaría a ser elegido miembro de su Comité Central y de su Comité Ejecutivo, antes de entrar también en la dirección del Partido Comunista de España.

En 1976 publicó el que puede ser considerado como el manifiesto de la preconizada colaboración entre cristianos y marxistas: Cristianos en el partido, comunistas en la iglesia. Y finalmente, cuando ya estaba confinado en su casa, aún pudo escribir su última obra programática: Por qué soy marxista y otras confesiones (1979). El 20 de marzo de 1980 (antes, en febrero había renunciado a su acta de diputado en el Congreso español), fue elegido diputado del PSUC en el primer Parlamento democrático de Cataluña, aunque ya no pudo tomar posesión de su escaño. Murió poco antes de cumplir los cuarenta y siete años y fue inhumado en el cementerio de Castellterçol en presencia de más de dos mil personas. Emblemáticamente se entonaron como despedida los himnos de la Internacional y Els Segadors.

 

Obras de ~: España del sur. Aspectos económicos y sociales del desarrollo industrial de Andalucía, Madrid, Tecnos, 1965; Noticia de Andalucía, Madrid, Cuadernos para el diálogo, 1970; Cristianos en el partido, comunistas en la iglesia, Barcelona, Laia, 1977; Por qué soy marxista y otras confesiones, Barcelona, Laia, 1979.

 

Bibl.: L. Boff et al., Alfons Comín, deu anys després, Barcelona, Fundació La Caixa, 1991; F. J. Carmona, Cambios en la identidad católica, juventud de Alfonso Carlos Comín, Madrid, Ediciones Libertarias, 1995; L. A. García Chicón, La antropología cristiano-marxista en Alfonso Carlos Comín, Málaga, Área de Cultura del Ayuntamiento, 2002; J. A. González Casanova, Comín, mi amigo, Barcelona, El Lector Universal, 2010.

 

Carlos Martínez Shaw