Ayuda

Garci Fernández de Gerena

Biografía

Fernández de Gerena, Garci. Gerena (Sevilla), c. 1340 – ?, 1407-1410. Poeta y trovador.

Las únicas noticias que se tienen de Garci Fernández de Gerena son las que de él proporciona el también poeta y andaluz Juan Alfonso de Baena en el Cancionero que lleva su nombre, antología de la poesía y de los poetas de su tiempo con la que obsequió al monarca Juan II de Castilla. Antecediendo a las composiciones, el recopilador incluye unas rúbricas o informaciones breves sobre las motivaciones y circunstancias en que se escribieron. Sólo de estos epígrafes y de algunos otros testimonios, muy aislados, de sus coetáneos, se puede deducir cuanto se sabe de la biografía y la obra de Garci Fernández.

Los contados historiadores que se han ocupado de él coinciden en que debió de nacer en la villa de Gerena (la antigua Ierenna), a veintisiete kilómetros de Sevilla, hacia 1340. De su infancia y de su juventud nada se sabe. Juan Alfonso de Baena lo presenta ya como trovador o poeta áulico en la Corte de Juan I de Castilla.

En ella gozó de una privilegiada posición hasta que hacia 1385 tuvo la desdicha de enamorarse de una juglaresa que avía sido mora y, creyendo que era rica, pidió al Monarca que le otorgase su real licencia para casarse con ella. El Rey —sin duda contrariado por aquellos años con el desastre de Aljubarrota— se la otorgó, pero a condición de perder su privanza y le obliga a salir de la Corte.

Descubierto el engaño de su mujer, que “non tenía nada”, se refugia en una ermita próxima a Gerena, donde escribe algunos de sus más sentidos poemas religiosos. Espíritu inquieto y un tanto alocado sin duda, decide ir con su esposa en peregrinación a Jerusalén, pero —si se cree a Baena, judío converso y enemigo personal del vate según todos los indicios— al llegar su barco a la costa de Málaga desembarcan y se internan en el reino de Granada, donde Garci Fernández se hace moro. Vive allí con su mujer unos diez o doce años y por fin vuelve a Castilla (hacia 1401 probablemente) para renegar del islamismo y reconciliarse con la fe cristiana. Terminó sus días viejo, pobre y despreciado por los que antes fueron sus amigos y colegas.

Los doce poemas que se conocen de Garci Fernández son los que incluye el Cancionero de Baena. Su calidad, ciertamente, no pasa de mediocre, aunque el marqués de Santillana cite al poeta, en su Prohemio e carta al condestable Pedro de Portugal, como uno de los mejores trovadores de su tiempo. Parte de su obra fue escrita en la lengua galaico-portuguesa o aparece repleta de galleguismos, según era usual en la época. De ella sobresalen la cantiga “Virgen, flor d’espina, / siempre te serví” (elogiada por Amador de los Ríos, Menéndez Pelayo y Menéndez Pidal, entre otros críticos y tratadistas) y otras sobre la supuesta desaparición del tema del amor de la lírica de aquellos años. Con todo, pese a la modesta calidad de su poesía —como toda la de aquel período, salvo la del genial Arcipreste de Hita—, Garci Fernández de Gerena es, sin duda, el poeta lírico andaluz más antiguo, con nombre, obra y origen conocidos, de la literatura castellana.

 

Obras de ~: [“Poemas”] en Cancionero de Juan Alfonso de Baena (ed. crít. de J. M.ª Azáceta, Madrid, Consejo Superior de Investigaciones Científicas, 1966; ed. de B. Dutton y J. González Cuenca, Madrid, Visor, 1993).

 

Bibl.: L. Dollfus, “Garci Ferrans de Jerena et le Juif Baena”, en Études sur le Moyen Âge espagnol, Paris, Ernest Leroux, éditeur, 1894; M. Menéndez Pelayo, Historia de la poesía castellana en la Edad Media, t. I, Madrid, Librería de Victoriano Suárez, 1911-1913, pág. 381; D. Alonso, Poesía de la Edad Media y poesía de tipo tradicional, Buenos Aires, Losada, 1942, pág. 548; M. Menéndez Pelayo, Antología de poetas líricos castellanos, Madrid, 1944, págs. LXVII-LXVIII; Historia de los heterodoxos españoles, t. I, Madrid, Biblioteca de Autores Cristianos, 1948 (5.ª ed., reimpr.), págs. 653-654; P. Le Gentil, La poésie lyrique espagnole et portugaise a la fin du Moyen Âge, t. I, Rennes, Plihon, 1949-1953, pág. 257; R. Lapesa, “La lengua de la poesía lírica desde Macías hasta Villasandino”, en Romance Philology, VII (1953), págs. 51-59; Ahmad Lufti Abdel Badi’, “El trovador Garci Fernández y los elementos islámicos en su vida y en su poesía”, en Revista del Instituto de Estudios Islámicos (Madrid), vol. II, 1-2 (1954); J. Amador de los Ríos, Historia crítica de la literatura española, t. V, Madrid, Gredos, 1969 (ed. facs.), págs. 187-189; R. Menéndez Pidal, Poesía juglaresca y juglares, Madrid, Espasa Calpe, 1969 (6.ª ed.), págs. 75 y 150-151; R. Lapesa, De Berceo a Jorge Guillén, Madrid, Gredos, 1997, pág. 95; M. Cadaval Gil, Garci Fernández de Gerena: el poeta lírico andaluz más antiguo, con nombre, obra y origen conocidos, de la literatura castellana, Sevilla, Diputación de Sevilla, Área de Cultura y Deportes-Gerena (Sevilla), Ayuntamiento, 2001.

 

Manuel Cadaval Gil

Relación con otros personajes del DBE

Biografías que citan a este personaje

Personajes citados en esta biografía

Personajes similares