Ayuda

Domingo Muñoz Muñoz

Biografía

Muñoz Muñoz, Domingo. Ávila, 20.XII.1813 – Madrid, 16.II.1877. Mariscal de campo y caballero de la Orden de San Fernando.

Se le concedió por gracia particular en marzo de 1835 el nombramiento de cadete de Milicias en el Batallón Provincial de Ávila, entrando enseguida en operaciones contra los carlistas formando parte del Ejército del Norte, participando en Navarra en las acciones de Ezcurra y Vera, y en Vizcaya en la de Urquiola. Alcanzó el empleo de subteniente tres meses después de su ingreso en el Ejército, participando en el mes de julio en la defensa de Puente la Reina y siendo herido de gravedad dos meses más tarde cuando, al efectuar una arriesgada salida de la plaza, le atravesó el cuerpo una bala de fusil, por lo que tuvo que permanecer los siete meses siguientes dedicado a su curación y convalecencia.

A principios de 1836 fue declarado de Infantería por gracia especial y destinado al Regimiento de Cazadores de la Reina Gobernadora, pasando a formar parte del Ejército del Centro, con el que continuó enfrentándose a los carlistas. En el mes de noviembre intervino en la rendición del Cuartel del Hospicio, ocupado por el 4.º Regimiento de la Guardia Real.

Participó en operaciones durante 1837 en Extremadura, obteniendo en el mes de diciembre el ascenso a teniente por antigüedad y siendo trasladado al Regimiento del Príncipe.

Vuelto al Ejército del Norte, combatió en 1838 en las acciones de Allo y Dicastillo, Monreal, Alzórriz y Vilviestre, participando en las dos expediciones a la sierra de Burgos, en los meses de septiembre a noviembre, siendo recompensado en ese año con el grado de capitán.

En 1839 se halló en la toma del puente de Belascoáin y en las acciones de Ziriza, Arróniz y Barbarín, entre otras, persiguiendo al año siguiente al carlista Valmaseda en la provincia de Navarra.

Estando de guarnición en Navarra, contribuyó en 1841 a sofocar las sublevaciones de Pamplona, Bilbao y Vitoria, y al año siguiente la de Barcelona, interviniendo en la defensa de la Ciudadela y en el bloqueo de la plaza, siendo recompensado con el ascenso a capitán por méritos de guerra, tras lo cual fue destinado al Regimiento de Saboya. Por su actuación en Pamplona recibió la Cruz de San Fernando de 1.ª Clase.

En 1843 estuvo presente en el sitio y rendición de la plaza de Reus y posteriormente intervino en la persecución de facciones en el Maestrazgo, siendo recompensado con una segunda Cruz de San Fernando de 1.ª Clase por su intervención en la acción de Adzaneta (Castellón), el 17 de octubre, en la que se enfrentó a una partida cuyas fuerzas doblaban a las suyas, recibiendo un trabucazo que le atravesó el brazo derecho.

Al año siguiente tomó parte en el bloqueo y toma de las plazas de Alicante y Cartagena, siendo recompensado con el ascenso a segundo comandante por méritos de guerra, continuando sirviendo en el Regimiento de Saboya, con el que los años siguientes guarneció Cartagena y Valencia.

Luchó contra los carlistas en el Maestrazgo desde agosto de 1848 a julio de 1849, interviniendo en multitud de acciones y recibiendo como recompensa una nueva Cruz de San Fernando de 1.ª Clase; al término de la campaña continuó de guarnición en Valencia, pasando en 1851 a Granada.

En 1853 desembarcó en Melilla, donde luchó contra los moros en el mes de febrero, haciéndoles abundantes prisioneros, siendo al año siguiente ascendido a primer comandante por gracia general y destinado al Regimiento de Burgos, del que en 1855 pasó al de San Fernando, de guarnición en Valencia, interviniendo un año después en la sofocación del movimiento revolucionario que en el mes de julio estalló en esta plaza y trasladándose en septiembre a Málaga para reprimir otra insurrección.

Tras guarnecer Málaga y Melilla en 1857 y Granada y Málaga en 1858, embarcó en el mes de diciembre de 1859 hacia Ceuta formando parte del 3.erCuerpo de Ejército Expedicionario a África, luchando contra los moros en las batallas de Los Castillejos, Tetuán y Wad Ras, y en los combates de Monte Negrón, Río Asmir y Cabo Negro, entre otros, siendo recompensado con la cuarta Cruz de San Fernando de 1.ª Clase por su destacada actuación en los combates del 15 al 25 de diciembre, y con el ascenso a teniente coronel por el mérito contraído en la batalla de Tetuán.

Tras permanecer unos meses en situación de reemplazo, se le concedió el mando del Batallón de Cazadores de Alba de Tormes, del que en 1862 pasó al de Tarifa.

En 1864 fue ascendido a coronel por antigüedad y puesto al frente del Regimiento de Cantabria, de guarnición en Badajoz, con el que en enero de 1866 salió en persecución de los Regimientos de Caballería de Húsares de Bailén y Calatrava, sublevados en Aranjuez y Ocaña, hasta que penetraron en Portugal; seguidamente pasó de guarnición a Sevilla y posteriormente a Cádiz.

Entre sus condecoraciones, además de las ya expuestas, estaba en posesión de las Grandes Cruces de San Hermenegildo (1871) y al Mérito Militar con distintivo blanco (1869).

 

Fuentes y bibl.: Archivo General Militar (Segovia), Secc. 1.ª, leg. M-4852.

J. L. Isabel Sánchez, Caballeros de la Real y Militar Orden de San Fernando. Infantería, t. II, Madrid, Ministerio de Defensa, 2001.

 

José Luis Isabel Sánchez

Relación con otros personajes del DBE

Biografías que citan a este personaje

Personajes citados en esta biografía

Personajes similares