Ayuda

Cosme Mariano Argerich

Biografía

Argerich, Cosme Mariano. Buenos Aires (Argentina), 26.IX.1758 – 14. II.1820. Médico.

El origen del apellido Argerich es eslavo y de largo arraigo en Cataluña. Cosme fue hijo del médico catalán Francisco Argerich y de María Josefa de Castillo.

Entre 1752 y 1756 viajó al Río de la Plata y ya en ese último año tenía el puesto de cirujano mayor del presidio de Montevideo. Al contraer enlace con una porteña, se trasladó a Buenos Aires, donde nació Cosme.

Éste realizó sus primeros estudios en su ciudad natal y fue enviado a España a cursar la carrera de Medicina en la Real Universidad de Cervera, donde se destacó y fue nombrado ayudante rentado en las cátedras de Física y de Química. En 1783 se graduó como doctor en Medicina y ejerció su profesión en Barcelona cuya Academia de Medicina le otorgó el título de académico en 1791. Allí se casó con Margarita Martí con la que tuvo un hijo, Francisco Cosme, que elegiría su misma profesión. Viajó a Buenos Aires donde prestó servicios en la Hermandad de la Caridad, en el Hospital de Mujeres y en la Casa de Huérfanas y fue nombrado primer examinador del Protomedicato, cargo que ya había desempeñado su padre.

El año 1794 sería muy duro para él ya que fallecieron su padre, quien no poseía bienes y dejó a su mujer y a cinco hijas solteras, y la esposa de Cosme, Margarita, madre de cuatro hijos. En 1800 España le encomienda la dirección de la cátedra de Medicina en Buenos Aires, cargo que ejercería en junio de 1802 como sustituto del doctor Miguel O’Gorman. En 1803 asumió como secretario del Protomedicato. El primer curso que tuvo a su cargo finalizó en 1806 y estuvo compuesto por alumnos, que luego serían los médicos que formaron parte de los ejércitos y que participaron en la atención de los heridos durante las invasiones inglesas y la defensa de Buenos Aires, en 1806 y 1807.

Argerich también actuó profesionalmente en esas jornadas atendiendo a los heridos militares, tanto españoles como ingleses, junto a sus alumnos. Fue designado cirujano del segundo escuadrón de húsares.

Participó en el Cabildo abierto del 22 de mayo de 1810 entre aquellos que consideraban que, habiendo caducado la suprema autoridad, debía deponerse al virrey Baltasar Hidalgo de Cisneros y constituir un nuevo gobierno siguiendo la voluntad popular. Éste fue el de la Primera Junta, que lo designó conjuez en el Tribunal del Protomedicato. Argerich mantuvo amistad con miembros de la colectividad francesa como Liniers o con Pueyrredón, que se había educado en Francia. Por ello se puede afirmar que participó de la corriente liberal que se vivía por aquellos días. En 1813, el Gobierno lo nombró cirujano del ejército auxiliar del Alto Perú a las órdenes de José de San Martín, primero y de Rondeau, más tarde, participando en varias batallas. Cuando abandonó las tareas militares fue nombrado jefe y director del Instituto Médico Militar, entidad que reemplazó a la primera Escuela de Medicina, fundada por él.

Otros aspectos de la vasta trayectoria del doctor Cosme Argerich fueron su dedicación por combatir los brotes de viruela —su nombre se registra en los de 1794 y 1796— y la difusión que trató de darle a los beneficios de la inoculación a través de la prensa.

En 1801 publicó un artículo en el Telégrafo Mercantil sobre ese tema. Falleció, víctima de un ataque y fue enterrado en el convento de San Francisco y, en 1823, sus restos fueron trasladados al cementerio de la Recoleta. En ambos actos estuvieron presentes las más altas personalidades políticas y militares, así como también muchos ciudadanos agradecidos por su actuación profesional. El ministro de Gobierno, Bernardino Rivadavia, asistente en su inhumación en la Recoleta, tomó parte de un banquete donde propuso una suscripción destinada a erigir en su tumba una estatua de mármol y encargar un retrato para ser colocado en la sala de sesiones de la Academia de Medicina, entidad que votaría la redacción de una biografía del doctor Argerich.

 

Bibl.: V. Dalmases, Apuntes biográficos del Dr. Cosme Argerich, Buenos Aires, Editorial Peuser, 1947, págs. 11, 42, 46 y 80; G. Furlong, Médicos argentinos, Buenos Aires, Editorial Huarpes, 1947; V. Cutolo, Nuevo diccionario biográfico argentino, Buenos Aires, Editorial Elche, 1978; T. Halperín Donghi, Revolución y guerra. Formación de una elite dirigente en la Argentina criolla, México, Siglo xxi, 1979; R. Cicerchia, Historia de la vida privada en la Argentina, Buenos Aires, Troquel, 1998.

 

María Estela González de Fauve