Ayuda

Juan Bernardo

Biografía

Bernardo, Juan. Ciudad Real (Paraguay), 1569 – Caazapá (Paraguay), 2.VI.1594. Primer franciscano (OFM) “hijo de la tierra”, misionero fundador de reducciones, protomártir del Paraguay.

Juan Bernardo era un mestizo nacido en Ciudad Real del Guairá, “Provincia Gigante de las Indias”.

Se conjetura que su padre era español y su madre india.

Ingresó en la Orden franciscana teniendo apenas quince años con su compueblano Gabriel Guzmán, hermano de Ruy Díaz de Guzmán. Ambos solicitaron a fray Alonso de San Buenaventura ser admitidos en la Orden franciscana, por lo que fray Juan Bernardo y fray Gabriel de la Anunciación vienen a ser los primeros religiosos entre los “hijos de la tierra”.

Concluido el noviciado, se trasladaron al nuevo convento de Asunción en 1585.

Ese mismo año iniciaron con el apóstol fray Luis Bolaños la erección de la reducción de San Blas de Itá y a continuación la de San Buenaventura de Yaguarón.

Se le considera a Juan Bernardo, con toda razón, un celoso apóstol y muy humilde fraile. Escogió no ordenarse de sacerdote y permanecer como simple hermano lego. No obstante su simplicidad, sus dotes de predicador en el idioma nativo eran notables; su maestro Bolaños alababa la habilidad extraordinaria que tenía para convencer a los indios montaraces y formar reducciones con ellos. Su compañero fray Gabriel manifiesta en un informe cómo Juan Bernardo se internaba en las selvas y acompañaba a fray Alonso a traer indios del Caraibá y otras partes para la formación de la reducción de San Blas de Itá, y también con él (Gabriel) marchó a la provincia de Acahay y su comarca para fundar la reducción de San Buenaventura de Yaguarón. Hay que reconocer que a ellos —hijos de la tierra— se les debe sobre todo la fundación de ambas reducciones y su fortalecimiento; hacían vida conviviendo con los naturales.

Otro de los rasgos que debe señalarse de Juan Bernardo y de Gabriel es la participación que tuvieron en la traducción del catecismo limense al guaraní.

Tanto Juan Bernardo como Gabriel ayudaron a Bolaños aprender el guaraní y a traducir al guaraní el catecismo limense. Este catecismo guaraní, el primero escrito en este idioma, se aprobó en el sínodo organizado por monseñor fray Martín Ignacio de Loyola en 1603.

Por otra parte, la prestancia para evangelizar en el idioma nativo, según palabras de Bolaños, era llamativa, puesto que “en poniéndose a hablar antes se cansaba que le faltaran las palabras y siempre oportunamente dichas y con elegancia”.

En el año 1594, los paranáes, que desde hacía tiempo estaban rebelados contra los conquistadores españoles a causa de las encomiendas, apresaron a un hermano dominico que era portador de correspondencias reales; el cabildo de Asunción, el superior jesuita Juan Romero entre otros, pidió a Bolaños que enviara a Juan Bernardo para que intentara salvarlo.

A ruego, pues, de Bolaños, Juan Bernardo se prestó a la misión de rescatarlo con mucho riesgo. Él aceptó gustoso, por cuanto deseaba desde hacía tiempo evangelizar a los paranáes y convertirlos al cristianismo.

Después de prepararse con los sacramentos, que los recibió de su compañero Gabriel, ya ordenado de sacerdote, partió hacia Caazapá. Los indios, juzgándolo como espía de los españoles, le apresaron y después de muchos maltratos lo ahorcaron en rito antropofágico (1594). Sus restos, que fueron hallados después de años, se conservaron parte en Caazapá y otra en Yuty.

El año 1627 se hizo una testificación sobre su martirio, en la que tomaron parte varios indígenas, pero sobre todo su compañero fray Gabriel, su superior fray Luis Bolaños y fray Gregorio de Osuna, quien había descubierto los huesos del mártir. Se le atribuyen hechos portentosos a Juan Bernardo, por lo que se intenta llevarlo a los altares. Es el primer mártir del Paraguay de quien se tenga documentación de testigos.

La Crónica de Daza le recuerda en sus páginas (1611) y el martirologio franciscano rotomagense le considera siervo de Dios, ubicando el 2 de junio de 1594 la fecha de su martirio.

 

Bibl.: D. Córdoba Salinas, Crónica de las Provincias del Perú (1651), Washington, Academy of American Franciscan History, 1957; M. Durán Estragó, Presencia franciscana en el Paraguay (1538-1824), Asunción (Paraguay), Universidad Católica, 1987; M. Durán Estrago y J. L. Salas, Testimonio Indígena 1594-1627, Asunción (Paraguay), 1994; J. L. Salas y J. Maldonado, Fray Juan Bernardo, paraguayo, franciscano, mártir, Asunción, 2001 (ed. bilingüe, cast.-guaraní).

 

José Luis Salas