Ayuda

María Manuela Kirkpatrick de Closeburn y Grevigné

Biografía

Kirkpatrick de Closeburn y Grevignée, María Manuela. Condesa de Montijo. Málaga, 24.II.1794 – Madrid, 22.XI.1879. Aristócrata española.

Hija del cónsul norteamericano en la ciudad de Málaga Guillermo Kirpatrick de Closeburn y Wilson, comerciante de frutas y vinos de origen escocés, y de su esposa, una hija del barón de Grevignée, conoció en el domicilio parisino de Fernando de Lesseps, pariente lejano de su madre, a Cipriano de Guzmán Palafox y Portocarrero, conde de Teba y de Montijo, con quien contrajo matrimonio el 15 de diciembre de 1817 y de quien enviudó en 1839. De esta unión nacieron dos hijas, María Francisca de Sales (1825-1860), futura duquesa de Alba, y Eugenia (1826-1920), que fue emperatriz de Francia por su matrimonio con Luis Napoleón III.

La vinculación del conde de Teba con los liberales le llevó a ser encarcelado y posteriormente destinado a Granada, donde debió someterse a vigilancia policial.

Poco después, su esposa y sus hijas se instalaron en París, donde frecuentaron personalidades como Henry Beyle Stendhal o Prosper Merimée. Hacia 1843, la familia regresó a España y María Manuela hizo de los salones de su palacio de la madrileña plaza del Ángel uno de los más frecuentados por la alta aristocracia de la capital. Nombrada en 1847 dama de la reina Isabel II y luego camarera mayor de la misma, su enemistad con el marqués de Miraflores, presidente del Senado y gobernador de palacio, la llevó a cesar en su puesto e instalarse en París en compañía de su hija Eugenia. Regresó a Madrid tras la boda de su hija Eugenia con Napoleón III, donde falleció en 1879.

 

Bibl.: F. de Llanos y Torriglia, María Manuela de Kirpatrick, condesa de Montijo, la gran dama, Madrid, Espasa Calpe, 1932; M. Rivera de la Cruz, Grandes de España, Madrid, Aguilar, 2004, págs. 171-196.

 

María del Pilar Queralt del Hierro

Relación con otros personajes del DBE

Personajes similares

Se ha detectado una opción ilegal. Por favor contacte al administrador del sitio