Ayuda

Ibn Sahl al-Isra’ili

Biografía

IBN SAHL AL-ISRA'ILI: Abū Ishāq Ibrahim [b. Abī l-,Ayš] b. Sahl, al-Isrā'īlī/al-Yahūdī, al-Islāmī, al-Išbīlī. Sevilla, c. 603 H. /1206-1207 C. – Ceuta, 643 H. /1245-1246 C. Poeta sevillano de origen judío.

Su familia, de origen cordobés, se convirtió al Islam antes de que él naciera o cuando era pequeño, aunque hay quien duda de que esta conversión fuera verdadera y se ha llegado a decir que eran criptojudíos. De este modo, los recelos sobre la religiosidad de Ibn Sahl será una constante en los estudios sobre su vida.

Nació en Sevilla hacia el año 603/1203-1207 (aunque algunos autores varían en esta fecha), al inicio de la decadencia del Imperio Almohade en Al-Andalus. Fue a la escuela islámica y después, estudió con los mejores maestros musulmanes de su época. El conocimiento que llegó a adquirir de la gramática y de la literatura árabes, así como del Corán y la tradición del Profeta, unido a su magnífica memoria, su sorprendente improvisación y su atractivo personal, fueron los ingredientes necesarios para hacer de Ibn Sahl un literato enormemente admirado en su tiempo y hasta hoy día.

En su juventud, desarrolló una profunda amistad con su compañero de estudios, Abū l-Hasan Ibn Sa’īd, de quien no se separaba nunca, si bien, lo más destacable de esta época serán sus pasiones hacia varios muchachos entre los que destaca, en gran medida, un joven judío llamado Musà, a quien Ibn Sahl dedicaba constantes versos de amor (una tercera parte de su obra literaria está dedicada a este joven).

Contaba aproximadamente con veintitrés años lunares cuando empezó a dedicarse profesionalmente a la poesía. Hay quien ha dicho en algún momento que también se dedicó a la medicina o a la astronomía, pero de esto no hay pruebas claras.

Tras un pequeño desencuentro con su amigo Ibn Sa’īd, éste se marchó a Algeciras, e Ibn Sahl se fue a Menorca donde pasó a formar parte de la corte literaria del gobernador Sa’īd b. Hakam (gobernó entre 631-680/1234-1282). Tras un intento fallido de ir a Túnez, volvió a su ciudad natal en el 633/1235. La añoranza que sentía por su amigo hizo que, al año siguiente, se marchara a Ceuta donde no permaneció mucho tiempo, y acabó volviendo a Sevilla. Aquí ejerció como secretario de la administración almohade. Sin embargo, cuando Ibn Jallās (gobernó entre 635-644/1237-1246) fue nombrado biministro de Ceuta y pasó a rodearse de poetas, sabios y escritores, Ibn Sahl se instaló definitivamente allí. En este momento, sus amores por Musà cambiaron de rostro, y sus versos pasaron a cantar las beldades de un joven musulmán llamado Muhammad. Algunos historiadores han pensado que ni Musà, ni Muhammad existieron en realidad, sino que son dos representaciones alegóricas del judaísmo y del islam, respectivamente.

El destino quiso que el gobernador de Ceuta mandara a su hijo, como embajador ceutí a la corte del califa tunecino Abū Fāris, acompañado de Ibn Sahl y de Abū l-Rabī’ Sulaymān b. ‘Alī al-Guraygar, para ofrecerle unos presentes. Pero una tormenta y la braveza del mar hicieron que la nave naufragara y que todos murieran, incluido el poeta sevillano. Corría el año 643/1245-1246 (aunque otros autores sitúan los hechos en 646/1248 o 649/1251, incluso en 650/1252) e Ibn Sahl tenía unos cuarenta años lunares.

Ibn Sahl es considerado uno de los poetas más importantes de su tiempo en Al-Andalus y el Magreb, por lo que, de su obra, destaca sobretodo la poesía, tanto clásica como estrófica (era un maestro de la moaxaja), caracterizada por ser en su mayoría amorosa, aunque también escribió poemas laudatorios y poesía descriptiva. Su poesía está cargada de delicadeza, dulzura y un gran dominio de los recursos lingüísticos. Fue muy apreciada en su tiempo y a lo largo de los siglos, incluso algunos de sus versos pasaron a ser proverbios andalusíes y otros se siguen recitando en la actualidad.

Su poesía se ha conservado en distintos manuscritos. En alguna de sus biografías se dice que su producción poética se recogió en un Diwan, en la época del visir ceutí, Ibn Jallas, que fue editado por Muhammad Quba,a y por Muhammad Faraŷ Dugaym. En cuanto a la prosa, sólo se ha conservado una epístola, recogida también como apéndice en el Diwan editado por Dugaym, aunque seguramente debió escribir otras obras en prosa durante su época de secretario en Sevilla, Menorca y Ceuta.

Obras de ~: Diwan (eds. de Muhammad Quba,a, Túnez, 1985; y Muhammad Faraŷ Dugaym, Beirut, 1998).

Bibl: Jalid al-Balawi, Taŷ al-mafriq fi tahliyat ,ulama’ al-Mašriq, vol. II, ed. de Al-Hasan al-Sa,ih, al-Muhammadiya, s. f., págs. 97-98; C. Brockelmann, Geschichte der arabischen Litteratur, Leiden, E. J. Brill, 1943, vol. I, págs. 322-323; vol. IV, pág. 483; E. García Gómez, Cinco poetas musulmanes, Madrid, Espasa Calpe, 1944, pág. 222; ,Arib Ibn Sa,Id, al-Mugrib fi hulà l-Magrib, vol. I, ed. de Šawqi Dayf, El Cairo, 1953-1955, págs. 269-270; Husayn mu’nis, “Ibn Sahl”, en VV. AA., Encyclopédie de l’Islam, nouvelle édition, vol. III, Leiden, E. J. Brill, desde 1960, págs. 949-950; al-Safadi, al-Wafi bi-l-Wafayat, vol. VI, Wiesbaden, 1962, págs. 5-11, n.º 2440; A. J. Arberry, Arabic poetry, a primer for students, Cambridge, University Press, 1965, págs. 134-135, n.º 25; al-Maqqari, Nafh al-tib min gusn al-Andalus al-ratib wa-dikr waziri-ha Lisan al-Din Ibn al-Jatib, ed. de Ihsan ,Abbas, Beirut, 1968, vol. II, 307-308; vol. III, págs. 522-527; vol. IV, págs. 129-130; y vol. VII, págs. 11, 61-62, 69-70, 246-249, 445-448; Lisan al-Din Ibn al-Jatib, al-Ihata fi ajbar Garnata, vol. I, ed. de M. ,A. A. ,Inan, El Cairo, 1973-1978, pág. 532; J. Th. Monroe, Hispano-Arabic Poetry, Los Ángeles-Londres,University of California Press, 1974, págs. 304-307, n.º 33; al-Maqqari, Azhar ar-riyad fi ajbar ,Iyad, vol II, ed. de Sa,id Ahmad ,Arab, Muhammad b. Tawit et al., Rabat, 1978-1980, págs. 213, 230; Lisan al-Din Ibn al-Jatib, Kitab al-sihr wa-l-ši,r, ed. y trad. de J. M. Continente Ferrer, Madrid, 1981, págs. 306 y 320, n.º 187; Ben Sahl de Sevilla, Poemas, trad. de T. Garulo, Hiperión, Madrid, 1983; T. Garulo, “Recursos estilísticos de Ibn Sahl de Sevilla (siglo XIII)”, en Al-Qantara, vol. IV (1983), págs. 115-129; M.ª J. Rubiera, “La corte literaria de Sa,id Ibn Hakam de Menorca s. XIII)”, en Revista de Menorca, n.º 75 (1984), págs. 105-138; E. García Gómez, “Una moaxaja de Ibn Sahl de Sevilla”, en R. Traían (ed.), Studi in onore di Francesco Gabrieli nel suo ottantesimo compleanno, Roma, Universitá di Roma, 1984, págs. 381-387; E. García Gómez, Poemas arabigoandaluces, Madrid, Espasa Calpe, 1985, pág. 88, n.º 34; Ibn ,Idari, al-Bayan al-mugrib, ed. de Muhammad Ibrahim al-Kattani et al. [almohades], Beirut-Casablanca, 1985, pág. 378; Abu ,Abd Allah Ibn al-Abbar al-Quda,i, Tuhfat al-qadim, ed. de Ihsan ,Abbas, Beirut, 1986, pág. 243, n.º 105; Mōšeh Ibn ,Ezra’, al-Muhadara wa-mudakara, trad. y est. de M. Abumalham, Madrid, 1986, pág. 84; Ibn al-,Imad, Šadarat al-dahab fi ajbar man dahaba, vol. VII, ed. de Mahmud al-,Arna’ut , rev. por ,Abd al-Qadir al-,Arna’ut, Beirut, 1986-1995, págs. 422-423 y 515; T. Garulo, “Una epístola de Ibn Sahl de Sevilla (siglo XIII)”, en Quaderni di Studi Arabi (Venecia), vols. 5-6 (1987-1988), págs. 292-302; “Cinco sátiras de Ibn Sahl de Sevilla”, en Al-Qantara, vol. X (1989), págs. 405-411; ,Ali Ibn ,Azim al-Garnati, Mujtarat Ibn ,Azim al-Andalusi, ed. de ,Abd al-Hamid ,Abd Allah al-Harrama, Libia-Túnez, 1993, págs. 48-49; J M.ª Ridao, “Ibn Sahl, un juif au royaume des Arabes”, en Revue d’Études Palestiniennes, n.º 63 (1997), págs. 119-125; D. Frolov, Classical Arabic Verse. History and Theory of ,Arud, Leiden, E. J. Brill, 2000, págs. 245, 257 y 289; A. Schippers, “Humorous approach of the divine in the poetry of al-Andalus: the case of Ibn Sahl”, en G. Borg & E. de Moor (eds.), Representations of the divine in Arabic poetry, Amsterdam, 2001, págs. 119-135; Á. C. López y López, “Ibn Sahl al-Isra,ili, Abu Ishaq", en J. Lirola Delgado y J. M. Puerta Vílchez (dirs. y eds.), Biblioteca de Al-Andalus, vol. V, Fundación Ibn Tufayl de Estudios Árabes, Almería, 2007 (Enciclopedia de la Cultura Andalusí), págs. 105-117.

Omayra Herrero Soto

Relación con otros personajes del DBE

Biografías que citan a este personaje

Personajes citados en esta biografía

Personajes similares