Ayuda

Hernando El Gorri

Biografía

Gorri, Hernando El. Andarax (Almería), p. m. s. XVI – ?, f. s. XVI. General morisco.

Alzado en la Navidad de 1568, se convirtió en el principal caudillo de la taha de Andarax. De allí pasó a la villa de Ohánez, punto esencial para controlar este importante paso de comunicación que cerraba La Alpujarra, toda vez que desde este presidio lograría desplegar una importante actividad militar a otras comarcas. Aguas abajo del río Andarax llegó hasta las tahas de Alboloduy y Marchena, esta última frontera con la tierra de Almería que, tras la muerte de su líder, Brahem el Cacís, situó en el mando a Diego Pérez El Gorri, cuya misión era cerrar este paso por el sector este de la frontera alpujarreña. Entre tanto, El Gorri envió dos compañías de monfíes al río Nacimiento para que alzasen sus lugares, consiguiendo saltar la Sierra Nevada y que las villas de Abla y Abrucena lo hicieran el día 28 de diciembre de aquel año. De igual modo convenció al alcaide de Gérgal, Portocarreo, a que alzase este destacado señorío en el camino de Guadix. Con este importante control territorial lanzó un ataque para tomar la ciudad de Fiñana y, si bien no lo logró, sus partidas de monfíes el día 1 de enero de 1569 extendieron la revuelta al marquesado del Cenete, desestabilizando el altiplano granadino.

Coronado Abén Humeya, El Gorri fue nombrado, junto a Mateo El Rami, general del sector occidental alpujarreño, recibiendo órdenes ambos generales para alzar todas las villas y alquerías del río Almería. Desde este momento su misión fue tratar de levantar el alfoz almeriense y tomar la ciudad de Almería, no obstante, la rápida intervención del marqués de Los Vélez, a mediados de enero, impidió su objetivo. El día 13 de enero le hizo rostro al ejército de Luis Fajardo, si bien tuvieron que realizar una retirada hacia Íllar, donde se dividió su ejército. El Gorri se refugió en la solana de la sierra de Gádor, en concreto organizando la defensa de Félix, amenazando desde este punto la ciudad de Almería. Con tres mil hombres, y apoyado por los generales moriscos El Tezi, El Futey y Puertocarrero, esperó el avance del ejército del marqués, que inició la batalla el día 19 de enero, muriendo en la refriega gran cantidad de soldados de ambos bandos, entre ellos los generales El Tezi y El Futey.

La derrota de Félix obligó a El Gorri a desplazarse al sector oriental alpujarreño, en apoyo de Abén Humeya contra el avance del marqués de Mondéjar.

El día 24 de enero se encontraba con el Rey en Ugíjar, donde se convocó un consejo general para dilucidar si los moriscos se reducían o continuaban la lucha.

El Gorri, junto a El Partal y El Seniz, lideraron el ala más belicista, defendiendo la necesidad de continuar la guerra. Sus tesis se impusieron finalmente, animando al Rey morisco a que depurase a los timoratos, dando lugar a una matanza en la que murieron en aquel día importantes líderes, entre ellos el propio suegro de Abén Humeya y varios parientes más. Estas medidas no impidieron que el capitán general de Granada avanzase, dando lugar a una retirada hacia la Sierra Nevada. Tras permanecer escondidos entre febrero y marzo, a partir de abril, El Gorri colaboró en el segundo alzamiento de la tierra, asistiendo al Rey morisco el 2 de junio en la batalla de Berja contra el marqués de Los Vélez.

A mediados de junio, al lado del Peliguí de Gérgal y Jerónimo El Maleh, levantó el Almanzora. Tras el asesinato de Abén Humeya a finales de septiembre, en la nueva reestructuración militar de Abén Aboo no tuvo cabida, pasando a desempeñar un segundo plano en la contienda y permaneciendo al lado, primero del general El Maleh, y más tarde de El Habbaquí. Con este último compartiría finalmente las tesis pactistas de entrar en conversaciones con el Ejército real. Finalmente, el 13 de mayo de 1570, junto a un nutrido grupo de generales, se redujo a Juan de Austria en el real de Fondón.

 

Bibl.: L. del Mármol Carvajal, Historia de la rebelión y castigo de los moriscos del Reino de Granada, Málaga, Imprenta Juan René, 1600; D. Hurtado de Mendoza, De la guerra de Granada, ed. crit. de M. Gómez-Moreno, Madrid, Real Academia de la Historia, 1945 (col. Memorial Histórico Español, vol. XLIX); R. Ruiz Pérez, “El levantamiento morisco en tierras de señorío. El caso del Marquesado del Cenete”, en Chrónica Nova, 19 (1991), págs. 291-336; V. Sánchez Ramos, “La guerra dentro de la guerra: los bandos moriscos en el alzamiento de Las Alpujarras”, en VV. AA., Actas del VII Simposio Internacional de Mudejarismo, Teruel, Centro de Estudios Mudéjares, 1999, págs. 507-522; El II marqués de los Vélez y la guerra contra los moriscos, Almería, Universidad, 1999; “La guerra de Las Alpujarras (1568-1570)”, en M. Barrios Aguilera y R. G. Peinado Santaella (coords.), Historia del Reino de Granada, II. La época morisca y la repoblación (1502-1630), Granada, Editorial Universidad, 2000, págs. 507-542.

 

Valeriano Sánchez Ramos