Ayuda

Victoriano Hediger Olivar

Biografía

Hediger Olivar, Victoriano. Mahón, Menorca (Islas Baleares), 10.VIII.1814 – Palma de Mallorca (Islas Baleares), 11.IX.1880. Mariscal de campo y caballero de la Orden de San Fernando.

Fue su padre el teniente coronel de Infantería Juan Hediger Henzer, de origen suizo, y su madre Josefa Olivar. Ingresó en el Ejército como cadete en 1827 en el 4.º Regimiento suizo, en el que su padre servía como capitán.

En 1831 fue promovido a subteniente y trasladado al Regimiento de Soria, con el que en 1833 entró en operaciones en Valencia contra los carlistas, cooperando en la aprehensión del cabecilla Magraner.

Al año siguiente luchó en las Provincias Vascongadas en Lumbier, Muez, Erice, Olazagoitia y Mendaza, interviniendo en la acción del puente de Arquijas como ayudante de campo del brigadier Manuel Manzanedo, siendo al año siguiente nombrado por elección alférez de la Guardia Real, luchando seguidamente en el levantamiento del sitio de Bilbao, en la batalla de Mendigorría y en la acción de Los Arcos.

Por su intervención en la acción de Muez (Navarra), el 26 de mayo recibió una Cruz de San Fernando de 1.ª Clase.

En 1836 persiguió a la expedición del general Gómez a través de las dos Castillas, La Mancha, Extremadura y Andalucía, volviendo al año siguiente al Norte, donde se enfrentó a los carlistas en Sopuerta, Galdácano, Zornoza, Oriamendi, Santa Cruz de Ariza, Hernani y Astigarraga, cooperando en la toma de Irún y Fuenterrabía, y en las acciones de Andoain y Lecumberri, persiguiendo a continuación a la expedición dedon Carlos, a la que se enfrentó en Orihuela del Tremedal, Aranzueque, Retuerta y Huerta del Rey. En ese mismo año alcanzó el empleo de teniente de la Guardia Real por antigüedad y el grado de teniente coronel.

En la acción de Medianas, el 30 de enero de 1838, resultó herido de bala de fusil y ascendido a capitán por méritos de guerra. Una vez recuperado tomó parte en la persecución a la expedición del conde Negri y asistió a la acción de Piedrahíta, al sitio y toma del fuerte de Ulizarra y de la plaza de Peñacerrada, y a la batalla de Baroja.

En los últimos días de abril de 1839 participó durante el sitio de Ramales en las acciones de la Peña del Moro y de Cerro Quemado, siéndole concedido en mayo el empleo de mayor de batallón por méritos de guerra, interviniendo con este empleo en ese mismo mes en la acción de Ramales y al siguiente en la batalla de Guardamino, en agosto en la acción de Villarreal y en la toma de San Antonio de Urquiola, tras lo cual asistió el 30 de agosto al Convenio de Vergara.

Un año después intervino en la provincia de Teruel en la toma de los fuertes de Segura y Castellote, y en la de Castellón en la de la plaza de Morella, ganando el empleo de comandante también por méritos de guerra.

Ascendido a teniente coronel por méritos de guerra en 1843 por su intervención en el levantamiento contra Espartero, a continuación pasó destinado al Regimiento de Jaén.

Luchó en la segunda guerra civil, consiguiendo en 1849 una Cruz de San Fernando de 1.ª Clase y en 1851 el empleo de coronel, encomendándosele seguidamente el mando del Regimiento de Guadalajara y al año siguiente el de Vitoria, para en 1853 pasar al Cuerpo de Carabineros al mando de su 2.º distrito, en Valencia.

En 1855 pasó a la situación de cuartel y dos años después fue nombrado gobernador militar de la plaza de Ibiza, cargo que abandonó en 1858 al ser destinado a la isla de Cuba, renunciando posteriormente al destino cuando existía el peligro de que estallase un conflicto con la República Mexicana, por lo que fue reprendido de real orden por haber dado “prueba de ningún entusiasmo y amor a la carrera militar y una falta tanto más notable, cuanto que el puesto adonde el deber y el honor le llaman puede ser un puesto de peligro”, siendo obligado a aceptar dicho destino y a trasladarse a la isla, concediéndosele a continuación el retorno a la Península.

Este malentendido lo remedió con su intervención en la Guerra de África como jefe de la 2.ª brigada de la 2.ª división del 2.º cuerpo de Ejército, concediéndosele por su brillante actuación en la batalla de Sierra Bullones, el 9 de diciembre de 1859, su tercera Cruz de San Fernando de 1.ª Clase y el ascenso a mariscal de campo.

El Ayuntamiento de Mahón, en sesión de 6 de marzo de 1862, acordó nombrarlo “Menorquín Ilustre” y que su retrato fuese colocado en el Salón de Sesiones.

 

Fuentes y bibl.: Archivo General Militar (Segovia), Secc. 1.ª, leg. H-173.

P. Chamorro Baquerizo, Estado Mayor General del Ejército español, t. V, Madrid, 1851-1854; J. L. Isabel Sánchez, Caballeros de la Real y Militar Orden de San Fernando. Infantería, t. II, Madrid, Ministerio de Defensa, 2001.

 

José Luis Isabel Sánchez

Relación con otros personajes del DBE

Biografías que citan a este personaje

Personajes citados en esta biografía