Ayuda

Antonio Rojí Dinares

Biografía

Rojí Dinares, Antonio. Ciudad Rodrigo (Salamanca), 4.IV.1832 – Burgos, 28.III.1908. Militar, general de brigada de Ingenieros.

Ingresó en el Ejército como cadete de menor edad, sin antigüedad, y el 4 de abril de 1844 era nombrado cadete con antigüedad, en el Regimiento de Infantería Soria número 9. Pasaba al de Extremadura número 15, a finales de junio de 1846, en el que ascendía a alférez el 3 de abril de 1848, y posteriormente, en junio de ese mismo año, al Regimiento Valencia número 23. En ese año, ascendía a subteniente de Infantería.

Entró en la Academia de Guadalajara el 1 de septiembre de 1849, saliendo de la misma como teniente de Ingenieros el 26 de septiembre de 1853, después de completar los estudios reglamentarios. Destinado al entonces único Regimiento del Arma, el Regimiento de Zapadores-Minadores, tomaba parte en la acción de Vicálvaro de 1854, por la que recibió el grado de capitán del Ejército por méritos de guerra, el 18 de julio de 1854 (los oficiales de Ingenieros podían ascender en dos escalas distintas: una, la del Ejército, por elección, y otra, en el Cuerpo, por antigüedad). Al año siguiente (1855) participaba en la persecución de la partida carlista de Marcos Bello y en la acción de Pardos (Guadalajara), por la que fue recompensado con la Cruz de San Fernando de 1ª Clase.

En 1855 pasaba como ayudante de profesor a la Academia de Ingenieros, permaneciendo en la misma hasta 1860, año este último en el que promovido a capitán de Ingenieros (el 15 de junio de 1860), pasaba a prestar sus servicios en el Segundo Regimiento del Arma, que acababa de crearse. Durante su estancia como ayudante de profesor de la Academia del Cuerpo, no sólo puso de relieve sus excelentes condiciones científicas, explicando accidentalmente la segunda clase del tercer año, sino también su valor y pundonor, que, por otra parte, ya tenía acreditadas con antelación. En efecto, hallándose con licencia, se apresuró a presentarse al ingeniero general en los primeros momentos de alarma, ocasionados por los sucesos políticos de Madrid de julio de 1856, quedando a sus órdenes y actuando en consecuencia, durante las ocurrencias de los días 14, 15 y 16 del referido mes, fase final del llamado “Bienio Progresista”.

Desde fin de marzo de 1864 hasta 1881, estuvo en la Junta Superior Facultativa del Cuerpo, donde realizaba una importante labor técnica, fruto de la cual sería la publicación de numerosas memorias. En este destino, en 1872, formaba parte de la junta nombrada para la redacción del proyecto de organización de las tropas de Ingenieros. Ascendía a comandante de Ingenieros, el 5 de abril de 1873, y el 22 de ese mismo mes, era nombrado por el ingeniero general miembro de la nueva Junta de organización de los regimientos del Cuerpo. El 7 de noviembre de 1874 se le nombraba, igualmente, miembro de la comisión que debía estudiar los adelantos de la telegrafía óptica e impulsar en este ramo la instrucción de la 2ª Compañía de telégrafos. En julio de 1876 formaba parte de la comisión que “ha de pasar a Zaragoza y Navarra a efectuar el reconocimiento del paso de la carretera de Francia por Jaca y Canfranc con objeto de atender a su mejor defensa, y visitar la plaza de Pamplona, proponiendo lo conveniente sobre la defensa de la frontera francesa”. En la realización de la misma estaba ocupado desde el 31 de julio hasta finales de septiembre de 1876.

Era promovido a coronel de Ejército por el mérito de redactar varias obras de interés militar, el 19 de enero de 1877. Desde el 21 de julio al 27 de septiembre de 1877 acompañaba al director general de Ingenieros, con motivo de la comisión relativa al convenio con el ayuntamiento de Barcelona, respecto a la construcción de cuarteles en aquella plaza por la expresada corporación municipal, a cambio de los terrenos y edificios de la ciudadela. Desde principios de agosto a fin de septiembre, formaba parte de la comisión presidida por el director general de Ingenieros, para estudiar las obras de defensa de Santoña e inspeccionar las emprendidas y en estudio de los distritos militares de Aragón, Navarra y Vascongadas.

El 19 de diciembre de 1881, al ascender a coronel de Ingenieros, abandonaba la Junta Superior Facultativa del Cuerpo, siendo destinado como jefe de la Comandancia de Ingenieros de la plaza de Barcelona. Fue vocal de la junta encargada de redactar el Memorial de Ingenieros, teniendo a su cargo el examen de las memorias del concurso anual de oficiales de dicho Cuerpo, desde diciembre de 1882 a diciembre de 1883. También vocal de la Junta mixta de Artillería e Ingenieros. Posteriormente, volvió a la Junta Superior Facultativa, siendo además jefe del Depósito General Topográfico hasta 1890. Con anterioridad, el 3 de julio de 1884 fue comisionado para el estudio y formación del proyecto del fuerte de San Marcos (Guipúzcoa) y defensa de los puntos inmediatos. En 1887 se le nombraba jefe de la Comisión de defensa del Pirineo Occidental, realizando en el marco de tales comisiones, junto con el teniente coronel de Ingenieros Francisco Roldán, el anteproyecto del fuerte de Guadalupe.

Era destinado al ministerio de la Guerra hasta fin de junio de 1890, en que, con fecha de 28 de junio de ese año, era promovido a general de brigada del Cuerpo. Posteriormente, estuvo destinado en la Comandancia General Subinspección de Burgos hasta 1893, año en el que se le designaba como Comandante General de Ingenieros del 6º Cuerpo de Ejército, situación en la que permanecería hasta su pase, en 1898, a la Sección de reserva del Estado Mayor General del Ejército, hasta el 28 de marzo de 1908 en que fallecía.

Además de la Cruz de San Fernando de 1ª clase, por la acción de Pardos, ya citada, poseía la Cruz de Isabel la Católica; Cruz blanca de 3ª clase del Mérito Militar; la Encomienda de número de Isabel la Católica y Gran Cruz de la Real y Militar orden de San Hermenegildo.

 

Obras de ~: Memoria, acerca del horno anular de Hoffman, 1860; “Melilla”, en La Ilustración de Madrid, 1872; Estudios sobre la aplicación del hierro a las construcciones, 1873; Teoremas y problemas de Geometría, 1877; Las clases de tropa en los Ejércitos Europeos, 1880.

 

Fuentes y bibl.: Archivo General Militar Segovia (AGMS), Exp. personal.

(Estados Escalillas) del Cuerpo de Ingenieros del Ejército, 1854-1909; J. Almirante, Bibliografía Militar de España, Madrid, M. Tello, 1876; “Necrológicas”, en Memorial de Ingenieros (1909); J. López Muiños, Algunos aspectos de la Ingeniería Militar española y el Cuerpo Técnico, Madrid, Ministerio de Defensa, 1993; J. Carrillo de Albornoz y Galbeño, “Caballeros de la Real y Militar Orden de San Fernando pertenecientes al Arma de Ingenieros”, en Memorial del Arma de Ingenieros (Madrid, Ministerio de Defensa), 63-66 (2001 y 2002); P. I. Sobradiel, La Aljafería, 1800–1900. Las Claves para su recuperación, Zaragoza, Instituto de Estudios Islámicos y del Oriente Próximo, 2009; J. A. Sáez García, Diccionario para sobrevivir en el Fuerte de Guadalupe (Hondarribia), Hondarribia, Fundación Arma Plaza, 2019.

 

Juan Carrillo de Albornoz y Galbeño

Relación con otros personajes del DBE

Biografías que citan a este personaje

Personajes citados en esta biografía