Ayuda

Isabel de Borja

Biografía

Borja, Isabel de. Francisca de Jesús. Valencia, 15.I.1498 – Valladolid, 28.X.1557. Religiosa, fundadora.

Nació en Valencia el 15 de enero de 1498, hija de los duques de Gandía Juan I de Borja y María Enriquez de Luna, prima hermana de Fernando el Católico.

Fue hermana del duque de Gandía, Juan II de Borja, padre de san Francisco de Borja. En sus primeros años recibió una sólida instrucción, aprendiendo latín y filosofía.

Rehusó contraer matrimonio con el primogénito de los duques de Segorbe, para entrar a los doce años en el convento de clarisas descalzas, que había sido fundado por doce discípulas de Santa Coleta, en Gandía, cambiando su nombre de bautismo por el de Francisca de Jesús.

En sus primeros años de vida religiosa profetizó que “el Duque don Juan, mi hermano, tendrá un hijo que se llamará Francisco, y con él no faltará la sucesión de su casa, antes vendrá a ser gloria suya, para el cielo y para la tierra”. Claramente con estas palabras se refería a san Francisco de Borja.

Elegida novena abadesa de Gandía (1533-1548) tuvo la satisfacción de ver religiosas de su monasterio a cinco hijas de su único hermano, el duque Juan II de Borja, que en religión tomaron los nombres de Juana de la Cruz, María de la Cruz, Juana Bautista, Juana Evangelista y María Gabriela.

Muy aficionada a la lectura de la Sagrada Escritura y de los Santos Padres. Destacó por su sabiduría; acudían a consultarle los eclesiásticos, religiosos, religiosas y seglares.

Acabado el tiempo de superiora del monasterio de Gandía salió a fundar algunos conventos. En 1552 fundó en La Rioja y cinco años después a Valladolid.

Mientras se tramitaba la fundación del convento de las Descalzas Reales de Madrid, falleció santamente el 28 de octubre de 1557, a los cincuenta años de edad. Recibió sepultura en el mismo sepulcro que había sido enterrado siete años antes el venerable Juan de Tejada.

Escribió unas exhortaciones espirituales para ayudar a las religiosas a cumplir con los deberes monásticos; una carta a su sobrino, san Francisco de Borja, orientándole en los momentos de su conversión, y tres cartas a su sobrina María Luisa de Borja y Aragón que le pedía consejo sobre el estado que tenía que elegir, manifestándole el mucho bien que podía hacer permaneciendo en la sociedad como esposa y madre.

Se distinguió por su devoción al Sagrado Corazón de Jesús. A petición suya el venerable Juan Bautista Agnesio escribió “unas preces para encender más en el amor y la devoción del Sagrado Corazón su amado Esposo”, que tituló: Las siete Horas de oración al Corazón de Cristo.

 

Obras de ~: Exhortaciones espirituales dirigidas a las religiosas, Madrid, Descalzas Reales, 1616; Una carta dirigida a su sobrino san Francisco de Borja y tres cartas dirigidas a su sobrina María Luisa de Borja y Aragón, en T. Muniesa, Vida de Luisa de Borja, Zaragoza, por Pascual Bueno, 1616, pág. 169.

 

Bibl.: J. Bau Burguet, El Venerable Juan Bautista Agnesio, beneficiado de la Catedral de Valencia (1480-1553): Flores del clero secular, vol. II, Valencia, Imprenta Guillot, 1929, págs. 179-192; A. Xavier, El Duque de Gandía, El Noble Santo del primer Imperio, Madrid, Espasa Calpe, 1958; C. Ángel, Religiosos ilustres de las Provincias seráficas de Valencia, Petra (Mallorca), Imprenta Apóstol y Civilizador, 1988, pág. 49; A. Llin Cháfer, Modelos de vida cristiana, Valencia, Edicep, 1999, págs. 49-50.

 

Arturo Llin Cháfer