Ayuda

Víctor Miragalla Marco

Biografía

Miragalla Marco, Víctor, Víctor Mira. Larache (Marruecos), 24.V.1949 – Breitbrunn (Alemania), 20.XII. 2003. Pintor, escultor, grabador y escritor.

Víctor Miragalla Marco fue hijo de militar y la familia, en 1966, fijó su residencia en Zaragoza. Artista de muy marcada personalidad y vitalidad desbordante, para el recuerdo sus provocaciones y maneras de vestir, y obsesionado con la muerte, ya desde sus primeras obras pictóricas, algunas cartas y poemas.

Se suicidó arrojándose al tren, de rodillas y con los brazos en cruz, por una mezcla de dispares motivos, sin olvidar el impacto causado por el incendio de su estudio, aunque, sin saberlo, las pérdidas fueron, al parecer, escasas. Está enterrado en Barcelona frente al mar.

En 1970 trabajó en Madrid con un grupo de teatro y con TVE. Entre 1968 y 1972 escribió la novela La vaca de compañía. En 1971 cumplió el servicio militar en Zaragoza y viajó a Perpiñán (Francia), para residir un tiempo en Barcelona. Tras permanecer en Madrid y regresar de nuevo a Zaragoza en 1975, viajó a Alemania, primero a Heidelberg y luego a Múnich, donde padeció un frío en el estudio de tal magnitud que determinó su regreso a España. Ya en Barcelona, desde agosto de 1977, alternó su residencia entre dicha ciudad y Múnich, hasta que fijó residencia en Breitbrunn, localidad cercana a Múnich, con visitas constantes a Barcelona durante cada verano.

Viajó por Estados Unidos, Suiza, Alemania y África.

Nunca perdió su muy íntimo contacto con Zaragoza, ciudad en la que transcurrieron sus primeras grandes vivencias, como los primeros cuadros y esculturas, sin olvidar las excepcionales amistades. Publicó un libro sobre letrismo, titulado Im Ligt Das Feuer, que realizó entre Múnich, desde 1977, y Barcelona, hasta 1979.

Asimismo, publicó varios libros sobre poesía y otros sobre diversos temas, junto con libros únicos o en series muy cortas con predominio de lo plástico y a los que concedía gran importancia. En diciembre de 2004, una vez fallecido, se publican sus tres obras de teatro, que titula Un cop, un altre cop, Antihéroes y El cielo de las mujeres.

Como grabador y ceramista mantuvo el tono temático de la pintura y como escultor puede sugerirse su ángulo discontinuo, aunque sigue las constantes temáticas de la pintura. En su escultura pueden distinguirse tres períodos: desde 1969 hasta mediados de 1970, 1983 a 1985 y 1987 hasta 2000. Queda claro que la pintura fue el auténtico eje de toda su creatividad.

En lo referente a la pintura, al margen de primerizos paisajes, entre 1967 y 1979 se encuadra un surrealismo con variados matices. De 1968 a 1971 es una etapa de búsqueda, con temas tan cambiantes como máquinas sin uso, fetos arrojados del claustro materno, caballos esqueléticos, ataúdes volando hacia el espacio, cuernos de la abundancia de los que afloran huesos, siluetas humanas cadavéricas y formas irreconocibles.

De 1969 a mediados de 1971, realizó dibujos con aroma infantil y de 1970 y todo 1971 pintó espermatozoides, así como formas alargadas como si fueran panes de colores cambiantes sobre fondos monocromos y con incorporación, en ocasiones, de mariposas. De 1972 a 1975 desarrolló un bestiario y una fauna pintada con exactitud. Desde mediados de 1975 y hasta abril de 1977 acabó la serie Buoesbaguer, hecha con lápiz y témpera o bien óleo sobre lienzo.

Los colores llamativos, las figuras humanas y los animales, dentro de una naturaleza vegetal, destacan por su especial atmósfera oriental y barroca. Entre 1976 y 1979, se embarcó en un expresionismo figurativo de marcada crítica social, que se distingue por las descomunales orejas de las figuras humanas. Incorporación ocasional de frases con muy cambiante significado.

De mediados de 1979 a finales de 1980 terminó cincuenta y una versiones sobre la obra La máquina del gorjeo, de Paul Klee, mientras que de 1979 a 1986 la temática se centra en la recreación de ámbitos neolíticos con bisontes, ciervos, flechas, azagallas, etcétera, quizá influenciado por sus viajes a África. Al mismo tiempo representó figuras humanas en consonancia con el medio ambiente.

Desde 1987 hasta fecha imprecisa, desde luego avanzado el año 2000, desarrolló toda una temática religiosa que demuestra la extraordinaria intensidad de cada lienzo, siempre recordando que trabajó en series.

Basta citar la indescriptible serie, por excepcional, sobre los Estilitas. En ocasiones se dejó llevar por el exceso y posa demasiados símbolos religiosos unidos a figuras de muy diversa índole por sus formas.

Con motivo de la exposición Cielos inhabitables, en la galería Zaragoza Gráfica en mayo de 2006, se dio a conocer una obra pictórica que rompe con todo lo anterior. Predomina, en ocasiones, el tono crítico dramático, pero ahora al servicio de otros temas, como, por ejemplo, la señalada soledad. Se trata, con seguridad, de un período de transición roto por su dramática muerte.

 

Obras de ~: La casa de mis padres en Murillo de Gállego, 1973; Pájaro solitario, 1988; Soledad y muerte del cerdo, 2000.

Escritos: La vaca de compañía, 1968-1972 (inéd.); El bienestar de los demonios, Madrid, Emilio Álvarez, 1979; Situación en Barcelona: poemas, 1977-1978, Barcelona, 1982; Humus, Diario, 1994-1998, Zaragoza, Diputación Provincial, 1999; En España no se puede dormir, Barcelona, Galería Miguel Marcos, 2001; Teatro completo, Zaragoza, Centro Dramático de Aragón, 2004.

 

Bibl.: A. M. Canales, Eres mi pintor preferido, Madrid, Dayton, 1973; F. Torralba, Pintura contemporánea aragonesa, Zaragoza, Guara Editorial, 1979; M. Pérez-Lizano Forns, Surrealismo Aragonés, 1929-1979, Zaragoza, Librería General, 1980 (Col. Aragón); A. Fernández Molina, “Mira, Víctor”, en VV. AA., Diccionario Antológico de Artistas Aragoneses, 1947-1978, Zaragoza, Institución Fernando el Católico, 1983; V. Mira y J. Petersen, Mira. Madre Zaragoza, catálogo de exposición, Zaragoza, Diputación de Huesca, Diputación de Teruel, Diputación de Zaragoza, 1990; M. Pérez-Lizano Forns, Focos del Surrealismo Español, artistas aragoneses, 1929- 1991, Zaragoza, Mira Editores, 1992; M. Pérez-Lizano Forns, “Mira, Víctor”, en VV. AA., Gran Enciclopedia Aragonesa 2000, t. XIII, Zaragoza, El Periódico de Aragón y Prensa Diaria Aragonesa, 2000, págs. 3172 y 3173; F. Castro Flórez, J. C. Abad Vidal y V. Mira, Apología del Éxtasis, catálogo de exposición, Zaragoza, Gobierno de Aragón, Departamento de Cultura y Turismo, Museo Pablo Serrano, 2002; C. Lomba Serrano, La Plástica Contemporánea en Aragón (1876-2001), Zaragoza, Edita Ibercaja, Departamento de Obra Social y Cultural, 2002; F. Castro Flórez y V. Mira, Meditación acerca del agua dulce. Víctor Mira, Zaragoza, Gobierno de Aragón, Departamento de Cultura y Turismo, Galería Miguel Marcos, 2003; www.victor.de; www. www.victor.com.

 

Manuel Pérez-Lizano Forns

Relación con otros personajes del DBE

Biografías que citan a este personaje

Personajes citados en esta biografía