Ayuda

Melchor de Centelles de Borja

Biografía

Centelles de Borja, Melchor de. Villalpando (Zamora), IX.1587 – ?, 31.VII.1656 post. Militar, consejero del Consejo de Guerra y del de Estado.

Melchor fue el quinto hijo de Francisco Tomás de Borja Centelles, VI duque de Gandía, y de Juana de Velasco y Aragón. Entre sus hermanos mayores estaban Carlos Francisco de Borja Centelles, que se convertirá en el VII duque de Gandía, y Gaspar de Borja y Aragón, que se ordenó sacerdote y llegó a ser cardenal y presidente del Consejo de Castilla. Melchor, por su parte, estaba destinado a la carrera militar. Vivió su primera experiencia significativa cuando en 1604 viajó con su tío Juan Fernández Velasco y Tobar, condestable de Castilla y V duque de Frías, a Inglaterra para negociar el acuerdo de paz que pondría fin a la guerra de Felipe II contra ese país. A su regreso, trabajó en las galeras de Sicilia, y en 1611 fue puesto al mando de las galeras de Portugal. Sin embargo, a pesar de estar bien considerado en la corte, su carrera no progresó como debía, porque en 1599 su madre fue relevada como camarera mayor de la reina Margarita para poder poner en ese puesto a Catalina de Rojas y Sandoval, esposa del duque de Lerma. El resentimiento de la familia por la vergonzosa manera que Lerma había tratado a la duquesa de Gandía —a pesar de que Lerma era un hombre amable— provocó un odio enconado. El condestable se convirtió en un importante opositor de Lerma, y es probable que la carrera de Centelles de Borja se resintiese como consecuencia de ello.

Con la ascensión al trono de Felipe IV —y la subida al poder de los oponentes de la familia Sandoval—, la carrera militar de Centelles de Borja progresó de manera espectacular. En 1623 fue nombrado miembro del Consejo de Guerra. Cumplió con sus nuevas obligaciones con perseverancia hasta que fue nombrado capitán general de las galeras de Nápoles (20 de junio de 1627). Fue un eficiente capitán de fragata que logró algunos éxitos frente a los barcos franceses y holandeses, pero que demostró ser prudente en toda ocasión. Sirvió algún tiempo como maestre de campo general de Portugal en 1638, pero regresó para retomar su cargo de capitán general de las galeras de Nápoles. Demostró su gran valentía personal en una batalla mantenida con las galeras de Francia en 1639 y en 1641 desempeñó un papel esencial para repeler la flota francesa del asedio de Tarragona. No obstante, fue dándose cuenta, poco a poco, de que sus galeras no estaban tripuladas de forma correcta ni aprovisionadas para la batalla, y como consecuencia, parece que se convirtió en un capitán de fragata más prudente, si cabe. En 1645 se le confirió la responsabilidad de dirigir una flota para levantar el asedio de Rosas (Cataluña), pero le preocupaba tanto perder alguno de los barcos que ni siquiera se llegó a enfrentar con la flota francesa. La ciudad se rindió el 28 de mayo y Centelles de Borja fue considerado el responsable directo de la derrota. Fue retirado de su cargo y encarcelado en Denia. Como prueba de la gravedad de los alegatos contra él, fue trasladado posteriormente a la atemorizante fortaleza de Pinto, en las afueras de Madrid, para la vista del caso. Su hermano, el cardenal Gaspar de Borja y Aragón, en su lecho de muerte, le suplicó al rey que el veredicto fuese generoso, pero cuando se publicó en febrero de 1646, resultó despiadado: Centelles de Borja fue condenado a la retirada de todas sus distinciones y su rango; se le prohibió volver a dirigir tropas; a servir en una prisión durante seis años y a pagar una multa de veinte mil ducados.

Centelles de Borja encontró de nuevo el favor real por mediación de Juan de Austria. Cuando en marzo de 1647 don Juan fue puesto al mando de las fuerzas armadas de la corona, Borja fue elegido como uno de sus consejeros y en el verano de 1648 fue restablecido en su puesto de capitán general de las galeras. Después de recobrar su honor, abandonó las galeras en 1650, treinta y cinco años después de haberlas dirigido por primera vez. La consolidación de su buena consideración llegó con su nombramiento como consejero de Estado.

Desempeñó este cargo con gran interés, asistiendo a dos tercios de las reuniones celebradas entre los años 1651 y 1656. Su última asistencia tuvo lugar el 31 de julio de 1656. Había contraído matrimonio con una mujer de origen noble, Leonor de Recalde, que murió en 1639, parece ser que sin haber tenido ningún hijo.

 

Bibl.: VV. AA., “Cartas de algunos PP. de la Compañía de Jesús entre los años de 1634 y 1648”, en Real Academia de la Historia, Memorial Histórico Español, vols. XIII-XIX, Madrid, Real Academia de la Historia, 1861-1865; M. de Novoa, Historia de Felipe IV, rey de España, Madrid, 1876-1886 (col. “Colección de documentos inéditos para la historia de España”, vols. CXIX, CXXVII, CXXX y CXXXVI); F. Fernández de Béthencourt, Historia genealógica y heráldica de la Monarquía Española, Casa Real, y Grandes de España, vol. IV, Madrid, Enrique Teodoro, 1897-1920, págs. 152-153; L. de Salazar y Castro, Los Comendadores de la Orden de Santiago, Madrid, Patronato de la Biblioteca Nacional, 1942-1949; G. Gascón de Torquemada, Gaçeta y Nuevas de la Corte de España desde el año 1600 en adelante, Madrid, Real Academia Matritense de Heráldica y Genealogía, 1991; A. de Almansa y Mendoza, Obra periodística. Andrés de Almansa y Mendoza, ed. de Henry Ettinghausen y Manuel Borrego, Madrid, Castalia, 2001; J. Pellicer de Tovar, Avisos: 17 de mayo de 1639-29 de noviembre de 1644, ed. de J. C. Chevalier y L. Clare, notas de J. Moll, Paris, Éditions hispaniques, 2002-2003.

 

Patrick Williams