Ayuda

Miguel de Roda y Roda

Biografía

Roda y Roda, Miguel de. Turón (Granada), 12.I.1808 – Madrid, 1865. Político y jurista.

Rico propietario rústico y abogado granadino, en 1854 era magistrado. Líder del Partido Progresista en Granada, fue diputado en Cortes durante dos décadas en legislaturas prácticamente consecutivas. En 1836 resultó elegido por primera vez para ocupar el escaño parlamentario, representando a la circunscripción de Granada, permaneciendo en el mismo hasta 1843; de esta primera etapa parlamentaria, destacar que firmó la Constitución de 1837 y a finales de este año fue nombrado oficial del Ministerio de la Gobernación, pero renunció al cargo por ser incompatible con el de diputado en Cortes. En 1847 regresó al Congreso elegido por el distrito de la ciudad de la Alhambra, permaneciendo hasta 1850, siendo reelegido por el distrito granadino de Ugíjar (1851-1852), volviendo a representar a la capital en 1853. Dilatada estancia en la Cámara Baja, en la que se mantuvo muy combativo contra los gobiernos moderados, desarrollando una ingente labor parlamentaria.

Precisamente, fue durante la Revolución de 1854, que supuso la expulsión del poder del moderantismo, cuando alcanzó el mayor protagonismo en la vida pública nacional, al ser nombrado ministro de Fomento (del 18 al 19 de julio) del fugaz Gabinete presidido por Ángel de Saavedra, duque de Rivas, formado en el marco de los disturbios populares ocurridos en Madrid tras el inicial fracaso del pronunciamiento de La Vicalvarada y la publicación del Manifiesto de Manzanares, en el que se alentaba la movilización del pueblo de Madrid en apoyo de los sublevados, provocando un levantamiento revolucionario y la consiguiente inestabilidad política, sucediéndose del 17 al 18 de julio tres gobiernos nombrados por la Corona y, presididos por el conde de San Luis, el general Fernando Fernández de Córdova y el duque de Rivas. El gobierno de coalición de este último, integrado por progresistas y moderados opuestos al defenestrado conde de San Luis, se mostró incapaz de controlar la situación, dada su debilidad ante la sublevación popular madrileña y la formación de un gobierno paralelo de los progresistas, la denominada: Junta de Salvación, Armamento y Defensa de Madrid, presidida por el general San Miguel. El 19 de julio, como única salida a esta grave situación, Isabel II decidió nombrar al afamado general y líder progresista Baldomero Espartero, duque de la Victoria, presidente del consejo de ministros, retrasándose su llegada a la capital de España desde Zaragoza donde se encontraba hasta el día 20, gobernando de forma interina el Gabinete del duque de Rivas hasta ese momento.

Entre 1854 y 1856 fue diputado en Cortes por la circunscripción de Granada y, tras un breve paréntesis, en 1858 volvió a la actividad parlamentaria, pero esta vez como senador vitalicio.

 

Fuentes y bibl.: Archivo del Senado, Exps. personales, HIS-0381-01; Archivo del Congreso de los Diputados, Serie documentación electoral, 13 n.º 27, 14 n.º 36, 16 n.º 8, 19 n.º 8, 20 n.º 28, 21 n.º 36, 25 n.º 1, 25 n.º 16, 31 n.º 2, 33 n.º 14 y 37 n.º 25.

Sembl anzas de los 340 diputados a Cortes que han figurado en la legislatura de 1849-1850, Madrid, Imprenta de Gabriel Gil, 1850, pág. 179; Marqués de Miraflores, Memorias del reinado de Isabel II, t. III, Madrid, Ediciones Atlas, 1964, págs. 26-50, Biblioteca de Autores Españoles, vol. CLXXIV; J. R. Urquijo Goitia, La Revolución de 1854 en Madrid, Madrid, Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), 1984; J. M. Cuenca y S. Miranda, El poder y sus hombres. ¿Por quiénes hemos sido gobernados los españoles? (1705-1998), Madrid, Actas, 1998, págs. 766-769; J. R. Urquijo Goitia, Gobiernos y ministros españoles (1808-2000), Madrid, CSIC, 2001, pág. 302.

 

Francisco Miguel Espino Jiménez