Ayuda

Joaquín Christou y Garantin de Villaroeg

Biografía

Christou y Garatin de Villaroeg, Joaquín. Santander (Cantabria), 6.X.1815 – Ceuta, 29.IV.1870.

Ingresó a los dieciocho años como voluntario en la Milicia Nacional de Caballería de su ciudad de nacimiento, interviniendo enseguida en operaciones contra los carlistas en la provincia de Santander.

En 1837 pasó al Ejército del Norte, encontrándose en la toma de los fuertes de Hernani, Irún y Fuenterrabía.

Al año siguiente combatió en Medianas y Bortedo, ganando por su actuación el empleo de subteniente de Infantería, con el que pasó destinado al Regimiento de Almansa.

En 1838 se enfrentó a los carlistas en Ramales, Alceda y Ontaneda, Guardamino y en la toma de la torre atrincherada de Quintana, del 16 al 21 de octubre, mereciendo su actuación la Cruz de San Fernando de 1.ª clase.

Al año siguiente combatió en las alturas de Ampuero y en la toma del puente de Udalla, ganando el ascenso a teniente por méritos de guerra. Se halló entre 21 de abril y 13 de mayo en la toma de los fuertes de Ramales y Guardamino, durante la cual resultó herido de bala en ambas piernas; seguidamente se enfrentó a los carlistas en el puente de Sodupe y ganó una segunda Cruz de San Fernando de 1.ª clase en las acciones contra la línea de parapetos, fuertes avanzados y castillo de Santa Lucía de Tafalla, del 20 al 23 de agosto.

En 1840 combatió en Aragón y Cataluña a las órdenes del general Espartero, asistiendo a los sitios y toma de Segura, Castellote y Morella, por lo que ganó en ese mismo año la Cruz de 2.ª clase, laureada, en juicio contradictorio, y el empleo de capitán por su heroica actuación el 2 de julio en la acción del Algerri (Lérida), en la que habiendo recibido la orden de llevar unos pliegos con instrucciones para el brigadier Zurbano y hallándose de camino en el pueblo de Algerri, fue sorprendido y atacado por cuatro enemigos que, en lucha cuerpo a cuerpo, le causaron dos heridas de bayoneta, tres de bala de fusil y múltiples contusiones, a pesar de lo cual consiguió llevar los documentos a su destino.

En los años siguientes prestó servicios de guarnición en Cataluña, Bilbao y Burgos, siendo en 1842 trasladado al Regimiento de África, al año siguiente al de Soria y en 1844 al de Isabel II.

En 1849 fue destinado al batallón de Cazadores de Chiclana, marchando en ese mismo año con su compañía a los Estados Pontificios; regresó al año siguiente y pasó en el mes de diciembre al colegio de Infantería como profesor.

Ascendido a segundo comandante por elección en 1851, continuó en el colegio del Arma, hasta que en 1852 fue trasladado al batallón de Cazadores de Alba de Tormes, guarneciendo con él la plaza de Barcelona.

Se adhirió en 1854 al alzamiento de Vicálvaro y, tras ser premiado con el ascenso a primer comandante, se le dio el mando del 2.º batallón del Regimiento de Guadalajara. En 1855 contribuyó a la pacificación de Cataluña y, al año siguiente, a la sofocación del movimiento revolucionario de Barcelona, por lo que fue recompensado con el ascenso a teniente coronel por méritos de guerra.

Los años 1857 y 1858 los pasó en situación de reemplazo y viajando por el extranjero. En 1859 se le mandó al Regimiento de San Fernando; posteriormente fue puesto al frente del batallón provincial de Málaga y más tarde al del batallón de Cazadores de Simancas, con el que tomó parte en la Guerra de África, ganando el empleo de coronel por méritos de guerra en la acción del Boquete de Anyera. Al año siguiente mandó una media brigada en la acción de Cabo Negro y en las siguientes hasta la toma de Tetuán, siendo recompensado por su actuación con tres menciones honoríficas.

Al término de la guerra se le dio el mando del Regimiento de la Princesa y fue nombrado gobernador militar de Tetuán y secretario general civil interino de dicho territorio, cargos en los que cesó en enero de 1861 por encontrarse enfermo. Se trasladó a Barcelona con su unidad. En los años siguientes guarneció esta plaza y las de Lérida y Mahón.

En 1865 se le dio el mando del Regimiento Fijo de Ceuta, en el que continuó al año siguiente tras haber sido promovido a brigadier. En 1867 fue nombrado comandante militar del Campo de Gibraltar, y al año siguiente pasó a ejercer el mismo cargo en Ceuta, donde falleció a consecuencia de una caída del caballo que montaba.

 

Fuentes y bibl.: Archivo General Militar (Segovia), Secc. 1.ª, leg. CH-196.

J. L. Isabel Sánchez, Caballeros de la Real y Militar Orden de San Fernando. Infantería, t. I, Madrid, Ministerio de Defensa, 2001.

 

José Luis Isabel Sánchez