Ayuda

Juan Bartolomé Havelle

Biografía

Havelle (o Howell, o Wall), Juan Bartolomé. Francia, p. m. s. XVIII – Montevideo (Uruguay), 4.II.1783. Teniente coronel e ingeniero en Jefe.

De origen francés, entró en Portugal, junto con varios ingenieros británicos, como un inglés más, por lo que cambió su apellido por el de Howell. Trabajó en las fortificaciones de Oporto y de Lisboa y, posteriormente, en la demarcación de límites entre las posesiones portuguesas y españolas en América. A tal fin, embarcaba en Lisboa, con destino a Río de Janeiro, donde llegaba en septiembre de 1751. En la citada capital, permaneció diez años, trabajando en el refuerzo de sus fortificaciones.

En agosto de 1762, fue enviado Havelle a la Colonia del Sacramento para dirigir los trabajos de fortificación de esta plaza. Allí lo encontró enfermo don Pedro de Cevallos al apoderarse de la Colonia en noviembre de 1762, en el marco de la Guerra de los Siete Años. Cevallos oyó de boca de Havelle que estaba decidido a abandonar el servicio de Portugal, por no sentirse a gusto y también por estar imposibilitado de tomar armas contra España, en virtud de las condiciones de la capitulación. Al tanto de los méritos que ornaban al distinguido técnico, Cevallos le propuso que, en lo sucesivo, pasase al servicio de España, con el grado de teniente coronel y el pago de una cantidad para indemnizar la pérdida de los bienes que había dejado en Río de Janeiro. A su vez, Cevallos le exigió a Havelle la entrega de los planos de las fortalezas de la costa brasileña y una descripción de Río de Janeiro, redactada en francés.

Para cumplir sus nuevos cometidos, se trasladaba a Buenos Aires, donde construyó la “Alameda” bonaerense, al parecer más hermosa que la de Santiago de Chile y dedicado a trabajos de defensa de la ciudad y costa sur del río de La Plata. Trabajó en esta ciudad hasta 1770, y en abril de ese último año fue designado para formar parte de la expedición Madariaga, destinada a desalojar a los ingleses de las Malvinas. Posteriormente, Havelle pasó a Montevideo, desde donde debían salir los barcos, y partió el 11 de mayo con la escuadra (cuatro fragatas y un jabeque) que atacaban a los ingleses en Puerto Egmont (Malvinas), hasta que lograron su rendición.

A mediados de julio estaba de regreso en Montevideo después del éxito de la operación. Para asegurar la defensa de Montevideo, una Junta de ingenieros constituida por Juan Bartolomé Havelle y José Antonio de Borja y presidida por el gobernador de Montevideo, don José Joaquín de Viana, proyectó una mal llamada “línea de circunvalación”, formada por una línea de cortinas y redientes de tierra, reforzada por dos estacadas que cerraba la gola o acceso a la península. El plano de esta fortificación provisional fue remitido por Vértiz a España en marzo de 1771.

El proyecto de defensa para Montevideo, propuesto por la Junta de ingenieros, comprendía también al puerto y consistía en el establecimiento de una línea de navíos acodados para evitar un ataque de revés a la ciudad desde el mar.

También en Montevideo, Havelle (o Howell) requerido para que inspeccionara el convento e iglesia de San Francisco, que amenazaba ruina, en el año 1770, emitía un dictamen el 25 de octubre de 1770 indicando remedios para evitar su ruina, preconizando la construcción de un muro “de dos varas de grueso, abriendo el cimiento de tres o cuatro varas”, aunque la calle quedara más estrecha.

En 1772, Havelle estaba a cargo de la fortificación de Santa Teresa en Angostura (de planta pentagonal con cinco baluartes); también fue encargado de las defensas de Maldonado y proyectó un fuerte de cuatro baluartes para la isla de Gorriti (que hasta entonces se llamaba de Maldonado) y dos baterías de nueve cañones en la Aguada y en Punta del Este. En 1773 se hizo cargo de las obras del cuartel de Maldonado, más tarde llamado de Dragones. En 1777, fue ascendido a ingeniero en segundo.

Protegido de Cevallos, que apreciaba su mérito profesional, Havelle consiguió al fin que se le otorgara en recompensa por sus trabajos el grado de teniente coronel que constituía una de sus aspiraciones cuando se incorporó al ejército español.

Además de su obra principal, la fortaleza de Santa Teresa que perdura restaurada y de varios planos anónimos que se le atribuyen, se puede señalar la Carta Geográfica de la Costa septentrional del Río de la Plata hasta la Isla de Santa Catalina, levantada por Havelle en 1763 y conservada en el Archivo Histórico Nacional de Madrid.

En 1779 se daba licencia al brigadier D. Ricardo Aylmer para regresar a España “por estar mui achacoso”, recayendo el mando de Ingenieros en Havelle, quien falleció en Montevideo el 4 de febrero de 1783, de acuerdo a lo registrado en el libro de defunciones de la catedral de Montevideo.

 

Fuentes y bibl.: R. Gutiérrez, Arquitectura colonial. Teoría y praxis, Resistencia, 1979; R. L. Trias, Uruguay. Defensas y Comunicaciones en el período hispano, Madrid, Ministerio de Obras Públicas y Urbanismo, 1989; A. S. J. de Paula, “El Real Cuerpo de Ingenieros Militares y la cultura artística en el sur de América”, en Seminario de Crítica del Instituto de Arte americano e investigaciones estéticas, 56 (1995); J. A. Calderón Quijano, Las Fortificaciones Españolas en América y Filipinas, Madrid, Mapfre, 1996; C. Laorden Ramos, Obra Civil en Ultramar del Real Cuerpo de Ingenieros, Madrid, Ministerio de Defensa, 2008, 2 vols.; C. B. Delfante, Los piratas del Lord Clive, Club de Autores, 2013; J. Marchena, “Llevar la guerra al otro lado del mundo: Reforma e Ilustración en las guerras de España contra Portugal. La gran expedición militar al Brasil y al Río de la Plata de 1776”, en M. Baudot Monroy (ed.), El Estado en guerra. Expediciones navales españolas en el siglo XVIII, Madrid, Polifemo, 2014, págs. 195-260; Departamento de Estudios Históricos del Estado Mayor del Ejército, “Los ingenieros militares del período colonial Siglos XVII y XVIII”, s.l., s.f.; “Juan Bartolomé Havelle, un ingeniero francés entre dos fidelidades opuestas”, en A. Careaga (coord.), Las vidas detrás de las piedras. Algunos ingenieros militares en la banda oriental, Al pie de las Murallas - Asociación de amigos de las Fortificaciones, s.l., s.f., pág. 6.

 

Juan Carrillo de Albornoz y Galbeño

Relación con otros personajes del DBE

Biografías que citan a este personaje

Personajes citados en esta biografía

Personajes similares