Ayuda

Antonio Rodriguez de Hita

Biografía

Rodríguez de Hita, Antonio. Valverde (Madrid), c. 1724 – Madrid, 21.II.1787. Maestro de capilla, compositor y teórico.

Fue infante de coro en el Colegio de Alcalá y en 1738, con apenas trece años, ya había alcanzado el puesto de segundo organista. Dos años después lograba el cargo de maestro de capilla de la Colegial de Alcalá.

La siguiente etapa de Rodríguez de Hita se centra en la Catedral de Palencia. En 1743 había quedado vacante la plaza de maestro por fallecimiento de Francisco Pascual, quien la había ejercido entre 1723 y 1743. Antes de emitir edictos convocando a oposición, el Cabildo intentó contratar sin éxito a Francisco Hernández Illana, maestro de la Catedral de Burgos.

El 29 de enero de 1744 se publicaron los edictos de convocatoria y uno de los pretendientes que se interesaron por el puesto fue Antonio Rodríguez de Hita, además de Diego Vázquez Sarmiento, maestro de la iglesia de Astorga, Agustín Gómez, organista de la Catedral de Zamora, Juan de Encabo, maestro de la Colegiata de Soria, Adrián González, maestro de Osma, e Isidro Ligero, organista de la Colegial de Toro. El resultado de esta oposición fue el siguiente: “Por haberse concluido los edictos y ejercicios que los cuatro opositores al magisterio de capilla, examinados por el organista mayor de esta santa iglesia, D. Antonio Urzaiz, hicieron, el cabildo cerró aquello y aprobó, nemine discrepante, éstos; yen fuerza del sentir, y dictamen, que de los ejercicios dio el organista en la sala, en la que entró con permiso del cabildo, votó sobre todos cuatro en las cajas pequeñas, en las que salieron a competir D. Adrián González, maestro de capilla de la santa iglesia de Osma y D, Antonio Rodríguez de Hita, maestro de la insigne Magistral de Alcalá, el que en segundo escrutinio, por mayor número de votos salió electo maestro de capilla de esta Santa iglesia”.

Durante los años palentinos, la actividad de Antonio Rodríguez de Hita fue extraordinaria. Contó con la ayuda del organista Manuel Tajueco, que había sustituido a Antonio Urzaiz en 1746. En 1747 se ordenó presbítero y un año después se le castigó por una falta grave no especificada pero que debía estar relacionada con el cumplimiento de sus funciones. En 1757 Hita se encontraba en Madrid por lo que el asunto fue tratado en una sesión del Cabildo, ya que llevaba ausente mucho tiempo sin haber solicitado permiso. El compositor contestó desde Madrid: “Con fecha en Madrid de cinco del que sigue, se recibió carta de D. Antonio Rodríguez, racionero titular y maestro de capilla en esta santa iglesia, en la que refiriendo hallarse vacante el magisterio de la Real Capilla de las Descalzas, manifiesta que siendo del agrado del Cabildo, y no en otra forma, hará oposición a ella, quien teniendo presente haber reservado para el primero pleno el tratar sobre la ausencia del referido D. Antonio Rodríguez suspendió para dicho día el determinar sobre el contexto de su carta”.

No debió de ganar la plaza y continuó en Palencia hasta 1765, cuando escribió desde Madrid que había obtenido la maestría de la Encarnación: “Recibióse una de Madrid de D. Antonio Rodríguez participando cómo el Rey Nuestro Señor Dios le guarde, le había nombrado su capellán con el magisterio de capilla en el Real de la Encarnación, y se acordó se le responda con estimación a su atenta carta”.

En la Junta General del 24 de abril de 1766 fue nombrado contador, junto a José Jordán, de la Congregación de la Soledad, mientras que en la celebrada el 6 de mayo de 1782 pasó a ocupar el cargo de asistente. Tras veintidós años de magisterio, Antonio Rodríguez de Hita falleció en 1787, tal como recoge la Tabla y Libro de Depossitos del Monasterio: “En 21 días del mes de febrero del año de 1787.

Murió nuestro hermano don Antonio Rodríguez de Hita, capellán titular y Maestro de Capilla de esta Real Casa. Se enterró el día 22 por la tarde (después de haberle cantado la vigilia y responso en la Yglesia) en nuestra bóveda en la sepultura n.º 9 con el oficio de sepultura; hubo instrumentos a este entierro por convite que en nombre de la capilla hizo el más antiguo, según la costumbre con los Maestros de Capilla. El día 23 del mismo mes de febrero se le cantó la misa de cuerpo presente; y el día 27 del dicho mes y año se le hicieron las honras, todo con la solemnidad que acostumbra nuestra venerable Congregación. Vivía en Costanilla de Santo Domingo, casa de Santo Domingo, n.º 3, Parroquia de San Martín”.

A pesar de ser eclesiástico, el ambiente madrileño permitió a Hita conocer la música teatral de su tiempo. En Madrid se relacionó con los círculos artísticos e intelectuales, como lo prueba el hecho de su colaboración con uno de los más importantes literatos del momento, don Ramón de la Cruz, con quien escribió varias zarzuelas.

Su obra teórica constituye asimismo uno de las aportaciones más interesantes al campo de la investigación y pensamiento musicales. En 1757 publicaba una obra bajo el título de Diapasón instructivo, consonancias físicas y morales. Documentos a los Profesores de Música, a la que sigue un segundo capítulo titulado Consejos que a sus discípulos da Don Antonio Rodríguez de Hita [...] sobre el verdadero conocimiento de la música antigua y la moderna [...]. Gracias a su relación con Tomás de Iriarte, de quien fue profesor, Rodríguez de Hita estuvo al corriente del pensamiento musical europeo.

 

Obras de ~: Gran parte del corpus musical se encuentra en el Monasterio de Montserrat; ver F. Bonastre “Rodríguez de Hita, Antonio”, en E. Casares Rodicio (dir. y coord.), Diccionario de la Música Española e Hispanoamericana, vol. IX, Madrid, Sociedad General de Autores y Editores (SGAE), págs. 292-293.

Escritos: Diapasón instructivo, consonancias físicas y morales. Documentos a los Profesores de Música, Madrid, Viuda de Juan Muñoz, 1757.

 

Bibl.: E. Cotarelo y Mori, Don Ramón de la Cruz, Madrid, Imprenta de José Perales y Martínez, 1899; G. Castrillo, “Estudio sobre D. Antonio Rodríguez de Hita y su época (Musicología española)”, en Publicaciones de la Institución Tello Téllez de Meneses, Revista de Musicología. n.º 4 (1950), págs. 1-62; J. Subirá, “Repertorio teatral madrileño y resplandor transitorio de la zarzuela (años 1767-1771)”, en Boletín de la Real Academia Española, XXXIX (1959); M. Querol Gavaldá, Antonio Radríguez de Hita. Canciones para 2 oboes y fagot, Barcelona, Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), 1973; F. J. León Tello, La teoría española de la música en los siglos XVII Y XVIII, Madrid, CSIC, 1974; A. Martín Moreno, El P. Feijoo y las ideologías musicales del XVIII en España, Orense, Instituto de Estudios Orensanos, 1976; F. Bonastre, “Estudio de la obra teórica y práctica del compositor Antonio Rodríguez de Hita”, en Revista de Musicología, II (1979), págs. 47-86; M. D. Aguirre, El magisterio de Antonio Rodríguez de Hita en Palencia. Su pensamiento musical, Palencia, Diputación, 1983; A. Martín Moreno, Historia de la música española 4. Siglo XVIII, Madrid, Alianza Editorial, 1985; P. Capdepón, La música en el monasterio de la Encarnación (siglo xviii), Madrid, Alpuerto y Fundación Caja Madrid, 1997; Antonio Rodríguez de Hita: Las labradoras de Murcia, Madrid, Instituto Complutense de Ciencias Musicales, 1998; F. Bonastre, “Rodríguez de Hita, Antonio”, en Diccionario de la Música Española e Hispanoamericana, op. cit.; Antonio Rodríguez de Hita: La Briseida, Madrid, Instituto Complutense de Ciencias Musicales, 2005.

 

Paulino Capdepón Verdú