Ayuda

Baltasar de Fuenmayor

Biografía

Fuenmayor, Baltasar de. Marqués de Castel Moncayo (I). ?, c. 1639 – Valladolid, 21.I.1722. Diplomático.

Era hijo de Catalina de Camporredondo y Río, natural de Granada, y de Jerónimo de Fuenmayor, natural de la villa soriana de Ágreda, caballero de Santiago y alcalde de Casa y Corte.

Con apenas seis años, en 1645, recibió cédula para la concesión del hábito de caballero de Santiago, aunque no se le concediese el derecho a vestirlo hasta dos años más tarde.

Sirvió como gentilhombre de la cámara de Felipe IV hasta que comenzó su fructífera carrera diplomática.

Ésta, sin embargo, no principió exitosa, pues su primera misión, acudir como embajador extraordinario, en París, a las exequias de una princesa de Francia para la que fue designado el 24 de abril de 1672, finalmente fue cancelada.

Dos años más tarde, fue enviado a Dinamarca en misión de importancia. El 22 de diciembre de 1674 se le remitió un poder para representar al Rey en la Asamblea de Bremen, convocada para proceder a la repartición de los territorios de aquel ducado.

El 3 de septiembre de 1683 se le nombró ministro plenipotenciario para asistir al Congreso de La Haya y concluir la firma de los tratados de igual nombre.

En tal ocasión y con el fin de negociar un acuerdo con las Provincias Unidas, ante la dureza de las negociaciones, llegaría a amenazar al gobierno de Guillermo de Orange con dejar los Países Bajos a merced de Francia. En la ciudad neerlandesa, un año después, le sorprendió la muerte a su esposa, Teresa Dávila, señora de Blasco Sancho. De esta unión habían nacido cinco hijos: Joaquín y José, caballeros de la Orden de Calatrava; María y Jerónima, que profesaron como comendadoras de Santiago en Santa Cruz de Valladolid, y Manuela de Fuenmayor y Camporredondo, que sucedería en la casa al sobrevivir a sus hermanos varones.

En mayo de 1689 se le ordenó pasar a Flandes para asistir como consejero al entonces gobernador general de aquellos estados, marqués de Castañeda, antes de hacerse cargo de la legación diplomática de Venecia.

Concluida esta segunda misión en la ciudad italiana, se retiró a España donde ejerció como miembro decano del Consejo de Flandes hasta su disolución. Por sus destacados servicios diplomáticos, Carlos II le hizo merced del título de marqués de la villa de Castel Moncayo, el 4 de julio de 1694.

Falleció ya octogenario.

 

Bibl.: L. Ballesteros Robles, Diccionario Biográfico Matritense, Madrid, Imprenta Municipal, 1912, pág. 225; J. P. Alzina, Embajadores de España en los Países Bajos, Madrid, Ministerio de Asuntos Exteriores, 2004.

 

Santiago Martínez Hernández